back to top

43 victorias diarias de todo veinteañero

Era el mejor de los tiempos, era el peor de los tiempos.

publicado

1. Cuando estás haciendo scroll en Facebook y NO aparece ninguna foto de un bebé de gente que en realidad no soportas pero que iban a tu instituto.

2. Cuando estás haciendo scroll en Facebook y NO aparece ninguna foto de una boda de tus compañeros de instituto.

3. Cuando vas a una cita de Tinder y la otra persona es igual que en su foto de perfil.

4. O mejor, cuando vas a una cita de Tinder y la otra persona es MÁS GUAPA que en su foto de perfil.

5. Ese momento de felicidad inmediata (y pasajera) cuando haces match con alguien en Tinder nada más swipear a la derecha.

6. Cuando quieres stalkear a tu amor platónico en Facebook y le encuentras a la primera.

7. Cuando quieres stalkear a tu amor platónico en Instagram y su cuenta no tiene candadito.

8. Cuando tienes la cantidad de ropa interior exacta para toda la semana y no necesitas poner la lavadora.

9. Cuando te llevas a alguien a tu casa y tu compañero de piso no está.

10. Cuando te llevas a alguien a tu casa y tu compañero de piso la ha limpiado entera sin que se lo pidieras.

11. Cuando vuelves a casa por vacaciones y tu madre se ofrece a hacerte la colada.

12. Cuando vuelves a casa por vacaciones y tu madre no te despierta a una hora intempestiva por primera vez en tu vida.

13. Cuando te despiertas después de una noche de fiesta y solo tienes UN POQUITO de resaca.

14. Cuando alguien te cancela un plan al que te daba muchísima pereza ir en realidad.

15. O cuando tú cancelas un plan y te quedas en casa viendo Netflix sin cargo de conciencia.

16. Cuando consigues un descuento usando tu carnet universitario aunque te hayas graduado hace cuatro años.

17. Cuando las instrucciones de un mueble de IKEA tienen sentido a la primera.

18. Cuando consigues más de 50 likes en Instagram.

19. Cuando intentas averiguar cómo se hace la declaración de la renta y entiendes una o dos cosas antes de pensar que ya lidiará con eso tu YO del futuro.

20. Cuando la planta que compraste en IKEA vive más de tres meses.

21. Cuando preparas cena para ti y consigues que no tengan que venir los bomberos.

22. Cuando alguien te deja su contraseña de Netflix.

23. Cuando alguien te presta su tarjeta del Basic Fit.

24. Cuando te acuerdas de llevar la bolsa del gimnasio a trabajar y puedes ir directamente después de tu jornada laboral.

25. Cuando la persona que te gusta te escribe primero.

26. Cuando la persona que te gusta te responde dentro de un marco temporal bastante razonable.

27. Cuando por alguna razón especial hay comida gratis en el trabajo y no tienes que hacerte la cena.

28. Cuando alguien del trabajo cumple años y lleva pasteles y puedes perder una hora de tiempo mirando a tus compañeros y sonriendo mientras comes.

29. Cuando piensas que se te ha acabado el papel higiénico pero abres un armario y todavía quedan dos rollos.

30. Cuando abres la nevera y encuentras sobras del día anterior para cenar.

31. Cuando tus padres están de visita y pagan en todos los restaurantes.

32. Cuando tu teléfono se queda sin batería JUSTO cuando estás entrando por la puerta de casa.

33. O cuando recuerdas que no has cargado el móvil justo cuando estás saliendo de casa pero la batería está al 94%.

34. Cuando tus padres intentar usar emojis y es la cosa más adorable del universo.

35. Cuando tus padres tienen dudas informáticas como "¿Qué es Snapchat?" y te sientes todopoderoso y benevolente al explicárselo durante quince minutos sin perder la paciencia.

36. Cuando la persona que te gusta te manda una foto de sus vacaciones que NO HA SUBIDO A INSTAGRAM.

37. Cuando alguien con pintas muy guays empieza a seguirte en Instagram.

38. Cuando entras en un bar y están poniendo TU CANCIÓN.

39. Cuando alcanzas el nivel perfecto de pedo que hace que vayas bolinga pero no tengas ganas de vomitar.

40. Cuando la proporción de gente en un bar es simplemente perfecta porque no está ni muy saturado como para no poder pedir ni muy tranquilo como para querer irte.

41. Cuando te llega una notificación de que alguien te ha etiquetado en una foto en Facebook y descubres que no pareces un orco.

42. Cuando tu jefe está de viaje y puedes dedicarte a la vida contemplativa en la oficina.

43. Y por supuesto, cuando tienes el clásico ataque de pánico de "¡¿QUÉ ESTOY HACIENDO CON MI VIDA?!" y luego te relajas porque te das cuenta de que tienes mucha vida por delante.

Síguenos en redes sociales:

Patrocinado

Every. Tasty. Video. EVER. The new Tasty app is here!

Dismiss