back to top

Los 9 tipos de resacas que todos hemos enfrentado.

Realmente no deberías experimentar estos síntomas más de dos veces a la semana.

publicado

Causa: 4-6 vasos de vino.

Síntomas: náusea ligera, lentitud física y mental.

Esta variedad de resaca es el resultado de "una bebida rápida después del trabajo' que se alargó un poco más de lo que pensabas. Como el resfriado común, no es debilitante, pero hace que tu rendimiento en las labores cotidianas sea un 30% mas difícil y fastidioso.

Causas: Exceso de consumo en el ambiente equivocado

Síntomas: paranoia, detestarte a tí mismo.

Este tipo de resaca significa que la primera cosa que hiciste el día siguiente fue masticar tu propio puño. Esto normalmente pasa después de una fiesta con los del trabajo, familia, o un encuentro con un ex - cualquier situación en la que deberías haber tenido un mejor comportamiento que lo usual. No puedes recordar que fue lo que dijiste o hiciste, pero muy dentro de tí sabes que fue algo malo y ahora te estas pudriendo de adentro para afuera.

Causa: Licores fuertes como el Vodka.

Síntomas: perder la memoria totalmente.

La paradoja de las resacas, un desmayo total puede ser visto como una bendición o una maldición. Con cero recuerdos de tu noche, podría ser que evitaste recordar el sermón que le diste al guardia de seguridad acerca del feminismo mientras vomitabas en tú zapato. Por otro lado, puede ser que hayas gastado una fortuna teniendo muchas charlas 'importantes' con tus amigos que preferirías nunca haber tenido. Sea lo que sea nunca sabrás que pasó.

Causa: cualquier trago en exceso (particularmente Guiness)

Síntomas: dolor de cabeza, vómitos y diarrea.

Si te levantas con un dolor físico, significa que tu estómago, cabeza o intestinos están recibiendo las consecuencias de tu auto-abuso, lo que puede hacer que los viajes al baño sean una ruleta rusa. De todas las resacas, esta es la única que hace que salir de la casa sea totalmente imposible.

Causa: no dormir lo suficiente.

Síntomas: felicidad excesiva, seguida por un bajón terrible.

A veces te levantas después de una sesión pesada y te sientes maravilloso... Tan maravilloso que te chocas con cualquier cosa, hablando sin parar y riéndote contigo mismo en la calle. No te engañes. El zumbido que sientes es porque sigues borracho, y sobre el precipicio de este falso amanecer te espera una resaca garantizada a arruinarte el día.

Causa: exceso y una pésima noche.

Síntomas: depresión, pesimismo, y melancolía

Con la mayoría de las resacas - no importando cuan severas - aguantas las consecuencias, porque muy en el fondo sabes que no te arrepientes. ¿Porqué estarías planeando el siguiente fin de semana si no hubiese sido así? La crisis existencial es diferente. Además de gastar mucho dinero y arruinar el siguiente día, también fracasaste porque no la pasaste bien - eso hace que pongas en duda no solo tomar, sino también la forma y curso de tu existencia.

Causa: mucho vino tinto o whisky.

Síntomas: irritación extrema, pérdida de la paciencia, visiones violentas.

Tu compañero haragán, tu colega hablador, la mujer vieja que te pasó empujando en el bus: en medio del odio, todas estas personas y otras más se merecen una golpiza en las costillas. Pero sabes que al final del dia el idiota que pensó que sería 'una magnifica idea' abrir una botella de Scotch a las 2 a.m. fuiste tú.

Causa: tequila, absinthe, Jagerbombs, cualquier cosa elaborada en un baño.

Síntomas: todo.

Muchas personas creen que han experimentado el Apocalipsis. Pero como enamorarse o ser pateado por un caballo, cuando pasa, realmente lo sabes, y de repente todas tus demás resacas son puestas en perspectiva. Generalmente incorporando por lo menos tres de las anteriores - el Apocalipsis únicamente es justificable si es tu cumpleaños, reunión de hombres/mujeres, o si el mundo va a ser destruido totalmente por un meteorito.

Causa: desconocida.

Síntomas: felicidad, paz, suficiencia.

La resaca equivalente a encontrar un billete de $20 en el piso, el 'perdón' se da una o dos veces al año - si tienes suerte. Por medio de una combinación de factores químicos y psicológicos tan complicado que ni tu ni un equipo de científicos podrían ingeniarlo a propósito, te levantas después de emborracharte y te sientes... bien. No tienes dolor de cabeza, no tienes ansiedad, no tienes ningún problema. El único efecto secundario negativo de esta resaca es que sientes una necesidad de presumir este milagro a cualquier persona que conozcas por el resto del día.

Every. Tasty. Video. EVER. The new Tasty app is here!

Dismiss