back to top

Esta es la razón por la que hacer una limpieza con jugos es una mala idea

No existe eso de limpiar tu cuerpo con jugo.

publicado

Cuando te sientes hinchado/a, cansado/a, y lleno/a de comida y bebida de las fiestas, te gustaría no sentirte más de esa manera.

Especialmente porque es como medio imposible ignorar todos los mensajes que nos rodean en año nuevo de que es momento de perder esos kilos de más y comenzar la dieta. Entonces, cuando ves cómo se promueven las limpiezas con jugos — que pueden ayudar a librarte de esas "toxinas" que ingeriste y quizás perder algo de peso —pueden parecer una buena idea.

Para obtener más información sobre los efectos físicos y emocionales de las limpiezas, hablamos con la Dra. Holly Lofton, directora del Programa de Manejo de Peso Médico del Centro Médico Langone de NYU; el dietista matriculado Brian St. Pierre, director de nutrición de rendimiento en Precision Nutrition; y Christy Harrison, dietista matriculada y asesora de dieta intuitiva. Hay que tener en cuenta que no hay una definición universal real de una limpieza: algunas son un par de días de jugos de frutas y vegetales, otras son más largas e incluyen agua caliente con limón y pimienta roja, y otras son solo de sopas. En este artículo, hablamos sobre limpiezas con jugos de frutas o verduras, en general.

1. Dato curioso: tu cuerpo tiene mecanismos integrados que mantienen todo limpio y ordenado, moviéndose de forma adecuada.

giphy.com / Via giphy.com

Existen varios órganos, el hígado, los riñones, el bazo, los pulmones e incluso tu piel, cuyo trabajo es eliminar toxinas de tu cuerpo, dice St. Pierre. Harrison añade que a menos que tengas una enfermedad poco común, estos órganos están haciendo su trabajo sin que tengas que hacer nada. ¿Sabes como, generalmente, tu corazón bombea sangre sin que tengas que decírselo? Es lo mismo con todo tu aparato digestivo. Descompone todo lo que consumes en nutrientes que tu cuerpo necesita, absorbe lo bueno y envía los desechos a donde deben ir, todo sin que tengas que hacer ni una sola cosa.

2. De hecho, puedes imaginar que tu sistema digestivo, hígado y riñones, son una planta de tratamiento de desechos. Su trabajo es literalmente hacer lo que una depuración o desintoxicación dicen hacer: tratar y desechar la basura.

giphy.com

Harrison explica: "Ellos [tus órganos] no son como los filtros del fregadero que se tapan con desperdicios y deben limpiarse; son más como una planta de tratamiento de aguas residuales que usa químicos para neutralizar y desechar los componentes dañinos".

3. Además: no, tu sistema no necesita un "descanso", incluso después de la temporada navideña con alimentos más abundantes y pesados de lo normal.

Twitter: @ShalaneFlanagan

Podría parecer que has hecho pasar a tu cuerpo por un castigo de ponche de huevo y galletas de Navidad, pero, de nuevo, ahí es donde intervienen tus órganos, y no necesitan descansar antes de hacer su trabajo. "Claro, podrías ANSIAR genuinamente algunos alimentos más simples por un tiempo (o no), pero no necesitas hacer nada de forma deliberada para 'restablecer' tus órganos", dice Harrison.

Publicidad

4. Y puedes regresar a tu estado normal de sentirte mejor simplemente regresando a tu alimentación cotidiana, distinta a la de los días festivos.

@fitmencook / Via instagram.com

La mejor forma de empezar a sentirte como tú nuevamente es simplemente volver (o empezar) a comer una dieta equilibrada de alimentos integrales y mínimamente procesados en su mayoría (y desde luego tener un sueño de calidad, mantener vigilados tus niveles de estrés y hacer algún tipo de ejercicio). Estos son algunos consejos para volver a tu estado normal después de las fiestas — y por cierto, restringir calorías no se recomienda.

5. Las depuraciones no son lo mejor para tu salud mental o tu relación con la comida.

@teresakfit / Via instagram.com

En el mejor de los casos, dice Harrison, las depuraciones con hambre y privación pueden inducirte a comer hasta el punto de sentir malestar una vez que haya terminado la depuración. Aún peor, "pueden desencadenar una mala alimentación y trastornos alimenticios en las personas que están en riesgo", lo cual señala que potencialmente se trata de dos terceras partes de las mujeres en EE. UU., de acuerdo con un estudio de más de 4,000 mujeres en 2009.

"Como otras formas de alimentación restrictiva, las depuraciones pueden hacerte ignorar las señales de hambre de tu cuerpo, lo que ocasiona que se salgan de control, y a fin de cuentas creen más ansiedad en torno a la comida", comenta. Así que si en general tienes problemas con tu relación con la comida, es probable que las depuraciones solo lo empeoren, en lugar de ofrecer algún tipo de "restablecimiento".

Si nada de esto te convence, considera el hecho de que las depuraciones también pueden no funcionar cuando se trata de los resultados que prometen.

6. A diferencia de muchas de las cosas que hacemos a/con nuestros cuerpos en nombre de la salud, las depuraciones con jugos nunca han sido estudiadas en realidad.

Destroyed By Science / Via Facebook: destroyedbyscience

Como señala una reseña del Diario de Nutrición Humana y Dietas de 2015, "no se han realizado pruebas aleatorias controladas para evaluar la efectividad de las dietas desintoxicantes comerciales en los humanos". Sin una investigación rigurosa, no sabemos con seguridad realmente cuáles son los beneficios y riesgos de las depuraciones.

Publicidad

7. Claro, perderás peso al hacer una depuración, pero el peso perdido es principalmente agua y heces, junto con algo de músculo.

reddit.com

Sí, es posible que pierdas peso durante una depuración, pero no porque los jugos de frutas o verduras sean un elixir mágico para perder peso. Perderás peso porque es más probable que consumas muchas menos calorías que aquellas que necesita tu cuerpo. Y el peso que estás perdiendo, dice Lofton, será principalmente tres cosas: agua (después de consumir muchos líquidos dulces, el cuerpo desecha agua), heces (más sobre eso en un momento), y, porque prácticamente no estás consumiendo proteínas, músculo.

Perder agua y heces, obviamente son formas muy temporales de adelgazar, una vez que vuelvas a tu dieta normal de comida sólida y a una ingesta de calorías que esté cerca (o más allá) de las necesidades de tu cuerpo, es probable que recuperarás ese peso. Y perder músculo no es algo bueno; como BuzzFeed Health informó anteriormente, mantener masa muscular es mejor para tu salud general al igual que para tu metabolismo.

8. Si una pérdida de peso duradera es lo que buscas, las depuraciones con jugos son una forma especialmente deficiente de hacerlo.

@CherylCheryl94 / Via Twitter: @CherylCheryl94

St. Pierre dice que las depuraciones no ayudan a cambiar tus costumbres alimentarias en el largo plazo. Por ejemplo, en una depuración no puedes practicar el comer despacio, escuchar las señales de hambre de tu cuerpo, o aprender a comer una dieta equilibradas en grasas, proteínas y carbohidratos. Estos cambios mentales y de comportamiento son lo que se traduce en una pérdida de peso a largo plazo y sustentable.

9. Si bebes solo jugo de frutas, estás consumiendo mucha azúcar.

Merc67 / Getty Images

En una depuración con jugos, tu cuerpo experimentará fluctuaciones en el azúcar sanguíneo que es probable que sean más extremas de lo que experimenta cotidianamente durante la alimentación regular, dice Lofton. Eso se debe a que no estás consumiendo fibra o macronutrientes, como grasa, que harían más lenta su digestión y absorción. Cuando tu cuerpo tiene que procesar un montón de azúcar a la vez, tu páncreas libera insulina para procesar el azúcar que ha sido introducido a tu torrente sanguíneo. Esta respuesta de insulina puede ocasionar que tu azúcar en la sangre baje demasiado, lo que puede hacerte sentir aturdido, mareado y fatigado, especialmente si eres alguien que es particularmente sensible a los cambios en el azúcar sanguíneo. De hecho, la gente con hipoglicemia o quienes son proclives a desmayarse deben evitar definitivamente las depuraciones con jugos, dice Lofton.

"Las depuraciones también pueden tener efectos nocivos en tus niveles de azúcar sanguíneo y electrolitos, lo que las convierte en riesgosas para personas con diabetes, problemas del corazón, enfermedades renales u otros padecimientos médicos subyacentes", añade Harrison.

10. Por cierto, las depuraciones pueden ocasionar todo tipo de diarreas y, de nuevo, no porque estén ayudando a tu cuerpo a quedar libre de ~toxinas~.

Twitter: @_PR_Fail_

Básicamente, según Lofton, el estómago y el intestino solo pueden absorber cierta cantidad de azúcar. Si el sistema intestinal está lleno de líquido o de una gran cantidad de azúcar (como la que se encuentra en los jugos de fruta y algunos vegetales) y sin nada que ralentice la digestión y absorción, como la fibra (que es retirada de las frutas y verduras a extraer su jugo) o grasa, básicamente le estás pidiendo a tu sistema digestivo que procese una enorme cantidad de carbohidratos, más de los que puede realmente. Así que el azúcar permanece en el sistema intestinal, y junto con un influjo de agua, ocasiona una enorme cantidad de deposiciones.

Conclusión: La diarrea no indica que le estés dando a tus órganos y tu cuerpo un dulce alivio de las toxinas. Indica que tu sistema digestivo está haciendo todo lo que puede para procesar todo el jugo que estás consumiendo.

Publicidad

11. Si ahora tienes dudas sobre la depuración, y te gustaría liberarte de las restricciones en lo que comes, considera en hacer que 2018 sea el año en que abandones las dietas por completo.

@immaeatthat / Via instagram.com

Tal vez no llames dieta a lo que haces: tal vez solo sea "vigilar lo que comes" o evitar ciertos alimentos (por razones distintas a la salud, alergias o intolerancias) o "comer limpio". Todos estos quedan dentro de las dietas, dice Harrison. Y hacer dieta puede ser un sube y baja frustrante y desmoralizante. Considera dejar eso para pasar a una alimentación intuitiva.

12. Y si eso suena imposible, considera buscar ayuda.

imgur.com

"Si dejar las dietas y comer de forma intuitiva es algo difícil para ti, busca ayuda profesional, y si tienes antecedentes de trastornos alimenticios, busca a un asesor de alimentación intuitiva quien también sea un nutriólogo registrado especializado en trastornos alimenticios", dice Harrison.

La Asociación Nacional de Trastornos Alimenticios (NEDA) de los Estados Unidos cuenta con recursos para ayudar, apoyar y dar tratamiento, al igual que una línea de ayuda.

Este post fue traducido del inglés.