Ir directo al contenido

    15 alternativas bastante LOCAS a la incineración de tu cuerpo tras tu muerte

    No te despidas del mundanal ruido sin haber planeado qué hacer con tu saco de huesos.

    Seguramente ya hayas oído hablar de la muerte. Viene implacable a por todos nosotros.

    @griflikeafox / Via instagram.com

    Porque como BuzzFeed Health ya ha informado, hay mucho que planear para gestionar la muerte de un ser querido (o la tuya propia). Parte del plan es tener claro qué vas a querer que suceda con tu cuerpo una vez muerto. Por ello, a continuación recogemos algunas opciones bastante originales. De este modo, no te pillará por sorpresa el momento de decidir a lo que venga después de la vida.

    1. Convertirse en diamante.

    giphy.com

    Con diferentes opciones a nivel de precio y acabado, LifeGem extrae el carbono de una parte de tus cenizas. Posteriormente lo calienta y lo prensa para transformarlo en diamante. Una vez completado el proceso, le dan la forma que hayas solicitado previamente y luego envían el diamante logrado a uno de tus seres queridos. El precio varía en función del remate y el tipo de diamante que desees. ¡Algunas opciones alcanzan la friolera de los 25 000 $!

    2. Donar tu cuerpo a la investigación criminal.

    UT Forensic Anthropology Center / Via youtube.com

    Las granjas de cadáveres, también llamadas laboratorios de antropología forense al aire libre, son espacios donde los investigadores estudian la descomposición del cuerpo humano. Estos lugares ayudan a los investigadores a avanzar en aspectos que ayudan posteriormente a las fuerzas y cuerpos de seguridad del estado. Ejemplo de ello es el poder establecer pautas temporales que permiten saber el tiempo que lleva muerta una persona incluso en casos como encontrar el cuerpo envuelto en plástico y enterrado rodeado de unas condiciones climatológicas muy específicas. También se utilizan para entrenar a perros y personal de rescate a la hora de encontrar desaparecidos o restos humanos. Actualmente, en Estados Unidos hay siete (puedes ver seis de ellas aquí).

    3. Enterrarte con un traje hecho a base de hongos y convertir tu cuerpo en abono para la tierra.

    coeio.com

    Para aquellos que sufren por el impacto ambiental que provoca un incineramiento (así como el embalsamamiento común), existe la posibilidad de enterrarse en un traje biodegradable hecho a base de «hongos y otros microorganismos» que deja cero residuos y ayuda a la descomposición. Puedes obtener el traje por unos 1500 $ y ser enterrado en un ataúd biodegradable o sin él, directamente a la intemperie.

    4. Plantarte y convertirte en árbol.

    Simonskafar / Getty Images

    Usar el BioUrn de Living Urn es muy sencillo. Basta con que tus seres queridos elijan un lugar rebosante de sol y caven un hoyo lo suficientemente grande como para que en él quepa el BioUrn (que contiene tus restos cremados). Se introduce el BioUrn en el hoyo, se añade un agente de crecimiento específico, tierra y virutas de madera. A continuación se baja la plántula que hayas elegido en la urna. Ya está: un arbolito crecerá a partir de la urna biodegradable.

    5. Conviértete en parte del hábitat oceánico.

    eternalreefs.com

    Eternal Reefs mezcla tus cenizas con una pieza de hormigón respetable con el medio ambiente para luego hundirla en el océano en aras de que forme parte de la estructura oceánica y se incorpore al día a día del hábitat oceánico. El precio oscila entre los 3000 $ y los 7500$ y las zonas en las que puedes realizarlo abarcan la costa este y las costas del golfo de Estados Unidos.

    6. Ser incinerado en una instalación que recicla la energía no usada de sus cremaciones para convertirla en electricidad.

    Silkwayrain / Getty Images

    Los crematorios en Inglaterra y Suecia aíslan el calor generado por el gas natural utilizado en el proceso de incineración (y que de otro modo se volatilizaría) para generar electricidad. Dando vida a la red eléctrica incluso después de muerto... No está mal.

    7. Donar tu cuerpo a algún programa de educación médica.

    Yanc / Getty Images

    Donar tu cuerpo a la ciencia es una gran idea si quieres contribuir a que los estudiantes logren ser mejores médicos, dentistas, enfermeros y fisioterapeutas. Además, los investigadores médicos recurren a los cadáveres para practicar procedimientos quirúrgicos entre los que se incluyen la reconstrucción de zonas con quemaduras o los problemas articulatorios.

    Puedes donar tu cuerpo a cualquier universidad afiliada a programas de este tipo o a una institución privada.

    8. Rellenar tu cuerpo de plástico (por la ciencia).

    http://@body.worlds / Via instagram.com

    Durante la plastinación, el agua y las grasas del cuerpo se sustituyen por plásticos. Esto evita que tu cuerpo se descomponga y se preserve. Hasta puede tocarse sin problema. La anatomía plastificada es útil para los estudiantes de medicina, odontología y veterinaria (aunque puedes encontrarte cuerpos plastificados en exposiciones tipo BodyWorlds). Puedes donar tu cuerpo para la plastinación al Instituto de Plastinación (ifP) de Heidelberg, Alemania.

    9. Conviértete en fuegos artificiales y deja que un deslumbrante espectáculo de luces te lleve a los cielos.

    Dovapi / Getty Images

    Heavenly Stars Fireworks es una compañía británica que mezcla tus cenizas con la pólvora de los fuegos artificiales para que puedan esparcirse por el cielo mediante un inolvidable espectáculo de luces y estruendosos estallidos. La opción más barata es la Remembrance Display Package. Cuesta unos 632 $ e incluye «las explosiones más refinadas a más de 30 metros de altura entre las que están los picos de oro, los huevos de dragón y las ráfagas de crisantemos rojos y azules».

    10. Prensa tus cenizas en un vinilo reproducible con audio de tu preferencia.

    youtube.com / Via giphy.com

    Por unos 3800 $, la compañía británica And Vinyly prensaría tus cenizas en un disco reproducible de 24 minutos (12 por cada lado) de música o cualquier otro sonido (incluso silencio). Se entrega con la fecha de nacimiento y deceso en la portada. También puedes pagar algo más si lo quieres con una fotografía.

    11. Conviértete en una escultura de cristal, un accesorio o una pieza de joyería.

    Rocter / Getty Images

    Tus cenizas pueden formar parte de alguna pieza artística a base de vidrio y hecha a mano gracias a Art From Ashes. No solo puedes elegir esculturas, sino elementos de joyería u accesorios como piedras preciosas, collares, colgantes, pulseras, caireles, pisapapeles y más. En algunos productos se pueden ver tus cenizas mientras que en otros están tan mezcladas que no se llegan a apreciar.

    12. Lanzarte al espacio.

    giphy.com / Via giphy.com

    Una parte de tus cenizas puede lanzarse al espacio y regresar a la tierra (1295 $), lanzarse para que permanezca en la órbita de la tierra (4995 $), en la órbita de la luna (12 500 $) o para que viaje por el espacio (12 500 $). Celestis reserva un lugar para tus cenizas en los «vuelos espaciales conmemorativos» programados y permite a tus seres queridos que asistan al lanzamiento y realicen un seguimiento de tus restos.

    13. Descansa en una urna con tu forma o la de alguno de tus ídolos.

    cremationsolutions.com

    Si te gustan las figuras de acción, puedes escoger entre una gran variedad de ellas de 30 cm de altura (doctor, karateka, militar, enfermera, Superman, Indiana Jones...). Estas figuras albergarán tus cenizas y tendrán tu rostro. El precio es de 250 $ y a cargo de Cremation Solutions. En cuanto a las urnas personalizadas, puedes elegir entre la pequeña por 600 $ y la de tamaño completo por 2600 $. Gracias a la impresión 3D, el guardián de tus cenizas se diseña a tu elección.

    14. Ascender a los cielos sutilmente gracias a un globo biodegradable.

    Idrisii / Getty Images

    No hay mucho que explicar: tus cenizas se introducen en un globo que se hincha con helio. Posteriormente, la Eternal Ascent Society suelta el globo donde tú o tu ser querido decida. Se eleva más de 9000 metros donde se congela y estalla para esparcir tus cenizas. El coste del servicio va de los 995 $ a los 2500 $.

    15. Criogenizarte (¡y con suerte revivir en el futuro!).

    New Line Cinema / Via giphy.com

    «La criogenización es como un ambulancia que te lleva al hospital del futuro que esperamos tener», sentencia la página web de Cryonics Institute (CI). CI se encarga de conservar tu cuerpo (todo legal) congelado con la esperanza de que en el futuro pueda revivirse gracias a avances médicos y tecnológicos que permitan revertir tan luctuoso estado. Hay una cuota anual de membresía de 120 $. Por otro lado, ser congelado y cuidado (hasta que sea momento de revivir) te costará unos 28 000 $.

    Puedes leer más acerca de la criogenización y por qué CI cree que algún día funcionará aquí.

    Este artículo ha sido traducido del inglés.

    BuzzFeed Daily

    Keep up with the latest daily buzz with the BuzzFeed Daily newsletter!

    Newsletter signup form