back to top

8 Realidades importantes respecto a siempre dar demasiado en una relación

¿Siempre listo para los PDO? (Problemas de otros).

publicado

¿Conoces esa sensación de cuando has dado demasiado de ti? — tu tiempo, apoyo, energía y quizás hasta tu dinero — y la otra persona simplemente toma y toma... y entonces sigue tomando.

Warner Bros. / Via giphy.com

¿Es como si nunca aprendieran de sus errores? ¿Tienes sospechas de que no podrían manejar el día a día de las cosas sin tenerte cerca? ¿Como sin importar todo el tiempo y esfuerzo que pones en ayudarlos, siempre necesitan más ayuda?

Sí, conoces como se siente. Vamos a hablar de eso: De dónde proviene, por qué sucede y cómo dejar de dar tanto de ti mismo que no queda suficiente para ti. Porque no está en tu cabeza, pero eso no quiere decir que es inevitable.

Para esta historia, BuzzFeed Life habló con Shawn Meghan Burn, Ph.D., profesora de psicología en el California Polytechnic State University y autora del próximo libro Unhealthy Helping: A Psychological Guide for Overcoming Codependence, Enabling, and Other Dysfunctional Giving.

Esto es lo que deberías saber.

1. Ayudar y cuidar son parte importante de cualquier relación. Pero algunas formas de ayudar son más saludables que otras.

NBC / Via giphy.com

Hay ocasiones en las que en realidad necesitamos ayuda para superar algo difícil por lo que buscamos la ayuda de alguien — tal vez un hombro en el cual llorar, un préstamo para pagar la renta, necesitamos usar un auto o algún otro favor. En una relación donde ambas personas dan y reciben por igual, hay una interdependencia mutua y saludable.

Pero algunas relaciones están construidas sobre la base de una ayuda no saludable, donde una persona lo da todo, mientras la otra sólo recibe, dice Burn. Esta dinámica de ayuda no saludable es un síntoma clásico de las relaciones codependientes.

2. Las formas de ayudar poco saludables en una relación generalmente involucran dos roles:

Publicidad

3. Cualquier tipo de relación puede ser potencialmente codependiente — relaciones románticas, familiares y amistades.

instagram.com

Tal vez tu madre cuenta contigo para todo y temes que si no estás para ayudarla perderá la cabeza. O tal vez tu pareja sigue necesitando que le pagues hasta la más pequeña cosa en su vida, o estaría en la calle. O quizás tienes un amigo que no es capaz de mantener su vida bajo control y siempre te pide ayuda para salir de un apuro.

No importa quién sea. El hecho de que parece suceder una y otra vez es sólo una indicación de que podrías estar atrapado en una situación no saludable de ayuda codependiente.

4. Existen muchas señales de que puedes ser el ayudador en una de estas relaciones de cooperación poco saludable. Por ejemplo:

instagram.com

• Ayudar no se siente como algo amable que hace, se siente como tu responsabilidad.

Sentir que es como tu trabajo — y sólo tuyo — el "arreglar" a alguien en signo de codependencia.

Eres el cuidador permanente.

En las relaciones codependientes, una persona se hace cargo de todo el cuidado, la otra persona sólo recibe y la relación gira en torno a esta dinámica.

Estás convencido de que estarían perdidos sin ti.

Demuestras tu amor y afecto haciendo favores.

Hay un millón de maneras de demostrarle a alguientu cariño pero para un ayudador no saludable hay sólo una: seguir dando de sí.

• Te sientes exhausto por todo el esfuerzo que pones en dar.

Los ayudantes codependientes "proveen apoyo por encima de sus capacidades financieras o físicas", dice Burn.

• Pasas tanto tiempo resolviendo los problemas de otras personas que tiendes a descuidar los propios.

Burn explica que la emoción que sientes al resolver los problemas de otros te hace querer seguir ayudándolos más y más, una y otra vez. Desafortunadamente, explica Burn, esto te deja sin tiempo ni energía para atender tus propias necesidades. Como resultado, tus propias necesidades no son satisfechas.

A

5. Y ser el cuidador en una relación codependiente también puede hacerte sentir bastante mal respecto a ti mismo, siendo honestos.

instagram.com

Estás seguro de que lo único bueno de ti es lo que puedes hacer por la gente.

Muchas de las personas codependientes tienen la autoestima baja, dice Burn, y no están convencidas de que alguien quiera estar en una relación con ellos a menos que den todo de sí.

• Cualquier sentimiento de satisfacción que puedas tener siempre proviene de hacer más de lo necesario por los demás.

Nunca te sientes más cerca de alguien que cuando los estás salvando o sacando de un apuro.

• Parece que estás ayudando a alguien a librarse de problemas que se ha causado a sí mismo, lo que puede hacerte sentir muy confundido, frustrado, molesto y sin energía.

Los ayudantes disfuncionales y las personas que no pueden resolver sus propios problemas hacen un gran (/no tan buen) equipo. ¿Por qué? Porque una persona que no puede resolver sus propios problemas le da al ayudante codependiente a alguien que podrá verter su amor, esfuerzo, tiempo,dinero y energía indefinidamente.

• Parece que mientras más ayudas, menos pueden ayudarse a sí mismos. Y esto puede hacer que te sientas como que se aprovechan de ti.

Los ayudantes codependientes frecuentemente se sienten frustrados y heridos porque proveen de asistencia una y otra vez sólo para ver que la persona a la que ayudan no usa esos recursos de manera sabia y siempre requiere de más ayuda, dice Burn.

Publicidad

6. Y a pesar de que eso te hace sentir como basura, puede que te encuentres en este tipo de relaciones de manera bastante frecuente.

instagram.com

Eso es porque, hasta cierto punto, puede que estés atraído hacia personas que necesitan ayuda, dice Burn. Porque no sólo eres bueno para ayudar sino que la validación de saber que eres responsable de recoger las piezas de una persona otra vez en su sitio, de ser el héroe de alguien, te da un sentido de propósito y de satisfacción que puede ser difícil de conseguir de otra forma.

7. Puedes desaprender las formas de ayudar poco saludables y puedes aprender a establecer límites saludables en tus relaciones. La clave es la combinación de comprender el por qué ayudar te hace sentir tan bien y el ajustar tu perspectiva.

instagram.com

Burn dice que si vemos las formas de ayudar poco saludables como un comportamiento que puede ser cambiado en vez de pensar que es como somos), puedes aprender a reconocer cuándo estás ayudando de una forma poco saludable e incluso a identificar a un "tomador". Partiendo de aquí y añadiendo a esto autocuidado, terapia y práctica, los ayudadores poco saludables pueden romper el hábito..

8. Burn envió a BuzzFeed Life un correo con las diferentes formas en que los ayudadores poco saludables pueden comenzar a aprender acerca de sus hábitos codependientes y cómo romperlos. Aquí están sus sugerencias:

• Únete a un grupo de apoyo

"Algunas personas se benefician de los grupos de apoyo para codependencia y si su codependencia consiste en ser facilitador de un alcohólico/adicto, pueden beneficiarse de grupos de apoyos Al-Anon (como AA para personas en relaciones con adictos/alcohólicos), dice Burn.

• Busca orientación

La terapia puede ayudarte a entender y resolver problemas bajo la superficie que pueden contribuir a tu codependencia, dice Burn. Puede enseñarte a encontrar otras maneras que satisfagan tu necesidad de sentirte validado o necesitado y puede ayudarte a descubrir cómo salir de relaciones unidireccionales no saludables, de ser necesario. Además: "Puede que sea necesario que [tú] explores si [tu] comportamiento es parte de un patrón familiar no saludable y cómo [tú] puedes detenerlo", dice Burn.

• Intenta terapia cognitiva-conductual (CBT)

CBT "ayuda a enfrentar el pensamiento inadaptado que lleva a ayudar y dar de una forma no saludable", dice Burn. Se trata de reconocer patrones en el pensamiento y comportamiento y descubrir cómo cambiar tu comportamiento de maneras específicas, de forma que obtengas resultados diferentes y puedas romper el ciclo, un paso a la vez.

• Edúcate respecto a la auto-ayuda

Burn recomienda dos libros: Your Perfect Right, el cual puede ayudar con la asertividad y el establecimiento de límites, y Ten Days to Self-Esteem, un libro de auto-ayuda que puede ayudarte a aprender trucos que aumentarán tu auto-confianza.