back to top

Muchos refugiados buscan a sus familiares perdidos a través de Facebook

BuzzFeed News habló con algunos refugiados que tomaron la iniciativa para buscar a sus familiares perdidos en la red social.

publicado

"Por favor, necesito información sobre esta niña.

Su nombre es Mena Falah Hasan, tiene 9 años. El bote en el que estaba colisionó con un ferry el domingo 20 de septiembre, mientras navegaba aguas turcas en dirección a Grecia.

¿Alguien puede ayudarnos?"

Dos semanas atrás, Mohammed Al-Amr subió este mensaje a una página de Facebook sobre refugiados perdidos para saber más sobre Mena, su sobrina de nueve años que aparece en la foto. Mena era una refugiada Palestina de Baghdad, Irak. El 20 de septiembre cruzaba en bote el mar Egeo desde Turquía para llegar a la isla de Lesbos en Grecia , una ruta elegida por miles de refugiados para huir a Europa desde sus países en guerra. Falah, su padre, debió escapar a Suecia con Tabaruk y Mena, sus hijas, su madre y su hermana. La madre de Mena permaneció en Baghdad con la esperanza de encontrarla viva.

Este mensaje es uno de los cientos que se publican en la página de Facebook Search and Find Refugees (busca y encuentra refugiados). En la página aparecen rostros de hombres, mujeres, niños y familias enteras que están desaparecidas. Junto a sus fotos hay descripciones, nombres, edades, y la fecha de la última vez que se las vio en camino a Europa occidental.

Con el crecimiento de la crisis de refugiados durante el verano, Facebook se convirtió en un canal de comunicación clave para que la gente comparta información sobre sus seres queridos extraviados. Hoy en día decenas de miles de personas utilizan grupos y páginas con publicaciones constantes que comparten fotos y videos miles de veces.

"Mena y otras personas viajaron en un bote de goma junto a otros 46 refugiados", dijo Al-Amr a BuzzFeed News. "Su bote chocó con un ferry antes de llegar a la isla. Se hundió y dejó refugiados muertos, vivos y perdidos. Uno de los sobrevivientes es el padre de Mena, herido por el choque. Días después, encontró los cuerpos sin vida de Tabaruk, su hija, y el de su hermana. Los enterró en Turquía, mientras Mena y la Madre de Al-Amr siguen perdidas".

Los mensajes los publican personas que buscan a los seres queridos que perdieron mientras huían a otros países. Las actualizaciones de las páginas de Facebook son breves, pero emotivas: las escriben padres buscando a sus hijos, hermanos buscando hermanos, mujeres que buscan a sus padres. A veces, voluntarios de los países que reciben refugiados publican mensajes en su nombre, y comparten su información de contacto en caso de que alguien reconozca a la persona perdida.

"Jafri de Pakistán, de 19 años, busca a su hermano Muhammad. Los separó la policía en Kelebia. Jafri viajó al campo de refugiados en Debrecen, Hungría, en Julio. Durante el viaje les robaron y llegaron a Hungría sin teléfonos ni dinero. Desde entonces, no sabe nada de su hermano".
"Khaled, de 50 años, es de Siria y busca a su familia desesperadamente: Naylem, de 40 años, y sus tres hijos, Maya (12), Omar (8) y Obadia (6). Los separaron en Röszke, en la frontera. Él cree que los llevaron a Viena".

Lo que está en claro es la voluntad de ayudar a los refugiados, tanto de los europeos como de otros refugiados. En cada publicación, usuarios de Facebook preocupados preguntan por otras maneras de ayudar, además de compartir las fotos. Muchos comentan que les gustaría poder hacer más, pero creen que el gesto pequeño de compartir una imagen también ayuda. "Compartí esto en árabe", escribió un usuario bajo una foto de dos hermanos. "¿Qué más puedo hacer?"

En momentos desesperados, las personas se aferran a cualquier recurso que pueda ayudarlos; e internet resulta una elección obvia para quienes intentan refugiarse en Europa. Antes de huir de sus hogares, muchos se aseguran de tener su teléfono: puede ser la única vía de comunicación que los lleve a una vida mejor y más segura. Con los teléfonos pueden compartir números, intercambiar información de Facebook y WhatsApp y seguirse mutuamente en Twitter; son conexiones que los ayudarán durante el camino.

Las familias de refugiados que buscan a sus seres queridos en Facebook saben que sus posibilidades de éxito son escasas; pero luego de pasar semanas, meses o años como objetivos de bombardeos, de ser llevados de un país a otro, y de sufrir para encontrar un nuevo hogar, el optimismo de que un extraño en Facebook pueda reunir a su familia los ayuda a seguir adelante.

"Buscamos a una mujer llamada Zenap, de 23 años, y a su hijo Ferit, de cuatro años. Su plan era viajar a Alemania a través de Hungría y Austria. Luego de separarse, su esposo tuvo una conversación telefónica con Zenap, y le dijo que está en Austria con su hijo. Luego de eso se cortó la comunicación y desde entonces no ha podido saber de ellos. ¿Alguien sabe cómo encontrar a su familia?"

Facebook se autodenomina como un sitio para que personas de todo el mundo se conecten entre sí de un modo fácil y seguro. "Cada persona que se une mejora Facebook, añade una presencia al sitio para que amigos y familia puedan conectarse y sentirse más cerca", dijo la compañía en 2009. En marzo de este año, el número de usuarios se disparó exponencialmente, y alcanzó 1.44 billones de usuarios activos por mes.

Con semejante cantidad de usuarios de Facebook, hasta encontrar gente conocida resulta difícil. Sin embargo, es mucho más difícil utilizar el sitio para rastrear una persona desaparecida. Facebook tiene varias herramientas para ayudar a personas en crisis: por ejemplo, la herramienta que permite que los usuarios se marquen como a salvo si estuvieron en una zona afectada por un desastre natural fue muy popular durante los terremotos de Nepal de este año. Recientemente, la compañía también prometió proveer con acceso a internet a varios campos de refugiados en Europa. Sin embargo, ¿Qué opciones tienen los usuarios de Facebook durante una crisis humanitaria para ayudar a los refugiados a encontrar a sus familiares perdidos?

En los últimos meses, surgieron varios grupos abiertos dedicados a encontrar refugiados perdidos, que permiten que se pueda compartir una gran cantidad de imágenes en todo el mundo. Se convirtieron en una herramienta vital para que los refugiados se conecten entre sí, compartir información local sobre los países que atraviesan o a los que llegan.

Mahmoud dirige "Sirios en Alemania", un grupo de Facebook orientado a mantener y "ayudar a integrar" a los refugiados en el país. Dijo que su grupo (que actualmente cuenta con más de 80.000 miembros) es un "club" para que los ciudadanos Sirios hablen y compartan sus historias, videos y fotos.

"La idea del grupo vino cuando leía noticias en internet sobre refugiados a los que traficantes griegos enviaban en botes a morir", explicó Mahmoud. "No quería que ni ellos ni otras personas fueran víctimas de la explotación.

"Facebook puso a estos refugiados a un click de distancia para comunicarse entre sí. Siempre busco maneras positivas para ayudar al mundo, y espero que el mundo pueda seguirnos ayudando a través de Facebook y otras redes sociales".

"Queridos amigos de Hungría. Este niño fue visto por última vez hace diez días en Hungría. Puede que siga allí. La familia está en Austria y espera desesperadamente que su hijo aparezca. Tienen otros dos hijos. Por favor compartan la imagen, el niño se llama Aeen, tiene dos años y medio. Para esta familia, la guerra aún no terminó. Gracias por compartir".

Publicidad

"Jawde (14) y Selha (8) son dos hermanos de Afganistán que perdieron a sus padres en Macedonia durante la lucha entre los refugiados y la policía. La familia quería viajar a Alemania. El nombre de su padre es Golmsakie. Si alguien escucha que una persona los busca, están en Hungría, y que por favor se comuniquen conmigo".

Estos no fueron los primeros grupos de Facebook dedicados a encontrar refugiados durante crisis humanitarias.

Cuando en diciembre de 2013 estalló el conflicto en Sudán del Sur que obligó a miles de personas a huir a países limítrofes, la Cruz Roja buscó maneras de reunir a las personas que perdieron seres queridos durante la convulsión. La organización de caridad armó un sitio que permite que la gente suba fotos de individuos, y si alguien reconoce a la persona, pueden enviar un mensaje para alertar a la organización.

El sitio y página de Facebook Restoring Family Links publicó más de 1.600 fotos de adultos y niños en campos de refugiados de Gambella, Etiopía y de Juba, Sudán del Sur, y ayudó a que más de cien personas extraviadas se reunieran con sus familias. Desde entonces, la organización de caridad apoyó o produjo otras páginas de Facebook, incluyendo "Buscar y encontrar refugiados" muy popular entre la gente que atraviesa Europa en este momento.

"La separación resulta particularmente difícil para los refugiados que se mueven por Europa", dijo Emily Knox, gerente de desarrollo en el seguimiento internacional de familias para la Cruz Roja inglesa.

"Muchos viajan por rutas peligrosas durante semanas, meses, incluso años", dijo Knox. "No importa el tiempo que pase, siempre querrán saber lo que sucedió con su familia. Nuestros pedidos más comunes para rastrear familiares son de la segunda guerra mundial. Ese es el nivel de gravedad que enfrentarán los refugiados de países como Siria; para ellos, es un esfuerzo que llevará décadas, o toda la vida".

Knox describe la separación como una "pérdida ambigua".

"Cuando alguien muere, la gente sabe lo que sucedió, hay un ritual y un proceso de duelo", agregó. "Pero la gente que es separada no sabe lo que sucedió, están como en un limbo. Son personas que nunca estarán totalmente perdidas".

A casi dos semanas de haber cruzado aguas turcas, Mena Hasan sigue perdida. Su tío no pierde las esperanzas, aunque sabe que las posibilidades de encontrar a Mena son muy bajas.

"Mis recuerdos más felices de ella es su amor de nadar durante las vacaciones de verano, su pasión cuando jugaba videojuegos en mi computadora, y su amor para ayudar a los demás mientras cocinaban. Su madre tiene la esperanza de encontrarla viva. Ahora, su padre la busca en Turquía. Él dijo que quiso compartir su foto en parte para 'mantener viva su memoria', pero también para 'advertir a los padres que viajan con sus hijos que el camino es peligroso'.

"Espero que escribir una publicación y compartir fotos de un niño perdido pueda ayudar a que la gente recapacite sobre viajar a Europa".

Este post fue traducido por Javier Güelfi.