back to top

¿Qué tan consentido fuiste de niño?

Averigua qué tanto te echaron a perder tus papás.

publicado
  1. 1. ¿Fuiste un niño consentido?

    En tu casa hay álbumes enteros de fotos de tu nacimiento.
    Y hay millones de álbumes tuyos de bebé, de niño y de puberto.
    Tenías un Game Boy.
    Y unos cuantos cassettes de tus juegos favoritos.
    Más bien, tenías todos los malditos juegos.
    Tu mamá te llevaba a tus actividades de la tarde y te esperaba afuera.
    Si tenías alguna competencia o recital, tus papás iban a verte.
    Te llevaban flores, o hacían carteles para echarte porras.
    Te contaban un cuento antes de dormir.
    No se iban hasta que estuvieras profundamente dormido.
    Te llevaban al teatro los domingos.
    Te despertaban con “Las Mañanitas” el día de tu cumpleaños.
    Y cada año te hacían una fiesta increíble.
    Si tenías que ir a una fiesta de disfraces, tus papás hacían el disfraz a mano.
    Nunca faltaron a un festival del Día de la Madre/Padre.
    Tuviste un Micro Hornito o una Super Soaker.
    El ratón de los dientes te visitó cada vez que le dejaste una sorpresa abajo de tu almohada.
    Si tenías miedo en la noche, sabías que podías pasarte a su cama.
    Te enseñaron a andar en bici.
    Te enseñaron a patinar.
    Te llevaron a patinar en hielo.
    Te enseñaron a nadar.
    Tenías todas las películas de Disney.
    Te despertaban todas las mañanas para ir a la escuela.
    Te peinaban antes de irte.
    Te preparaban tu lunch.
    Tenías una mochila y una lonchera que te gustaban.
    Te forraban tus cuadernos y tus libros de la escuela.
    Te firmaban tus permisos para ir de excursión con la escuela.
    Tuviste un Furby.
    Bueno, en realidad tuviste más de un Furby.
    Si te dejaba el camión, te llevaban ellos mismos a la escuela.
    Si se te olvidaba tu lunch te lo llevaban a la escuela.
    En el refri habían Danoninos, Yakult, Dannete o gelatinas.
    Tuviste unos Bubblegummers.
    Y unos tenis que se prendían con tus pisadas.
    Alguna vez te pusieron la película de Cri-Cri.
    Te llevaban al parque a pintar vitrales y cerámicas.
    Alguna vez te llevaron a la feria con todos tus amigos.
    Cortaban las orillas de tu sándwich.
    Una vez a la semana te hacían tu comida favorita.
    En tus fiestas de cumpleaños siempre había un mago, un payaso o un show.
    Pasaban por ti al kinder.
    Tenías muchos libros.
    Cuando preguntabas algo complejo, te compraban un libro y con él te resolvían todas tus dudas al respecto.
    Ponían tu cassette favorito en la carretera.
    Te dejaban invitar amigos a comer y a dormir.
    Tenías una pared en la que sí podías dibujar.
    Si necesitabas ayuda en la tarea, se sentaban contigo a explicarte tus dudas.
    Si ibas mal en la escuela, te ayudaban con clases particulares.
    Te llevaban al dentista cada seis meses.
    No tardaron mucho en darse cuenta de que necesitabas lentes/terapia/zapatos ortopédicos/etc.
    Todavía guardan dibujos de cuando eras niño.
    Tu papá te llevó a su trabajo más de una vez.
    Tuviste una mascota.
    Tuviste muchas mascotas.
    Te llevaron a tu primer concierto.
    Tuviste algún juguete Mi Alegría.
    Jugaban contigo.
    Si querías faltar a clases, te cubrían con un justificante.
    Nunca te privaron de una Cajita Feliz ocasional.
    Tuviste todos los juguetes de la película de moda.
    Tenías muchísimos disfraces.
    Si salía un nuevo álbum de estampitas, lo tenías esa misma tarde.
    Santa Claus te traía todo lo que le pedías.
    Y los Reyes Magos.
    Y el Conejo de Pascua.
    Había muchos dulces en tu casa.
    Podías pedir pizza cuando quisieras.
    Tenías tele en tu cuarto.
    Te dejaban dormirte hasta tarde.
    Podrías comer dulces aunque no quisieras probar tu comida.
    Te dejaban ver la tele todo el tiempo que quisieras.
    Nunca te castigaron.
    Tu lunch siempre tenía más surtido que la tiendita de la escuela.
    En tu estuche estaban los tesoros más codiciados de la escuela.
    Tenías el espectro de lápices de colores más completo de la papelería.
    Y también los mejores plumones.
    Fuiste varias veces a La Ciudad de los niños / Piccolo Mondo / los juegos de Mc Donald's.

¿Qué tan consentido fuiste de niño?

Aprendiste de tus padres de la misma manera en la que ellos aprendieron de ti. Crecer juntos fue una gran aventura. Tu educación, en parte autodidacta, te hizo una persona fuerte e independiente.

Presiona acá para ver el GIF Presiona acá para ver el GIF
Disney / Via fuckyeahthelionking.tumblr.com
Take quizzes and chill with the BuzzFeed app.
Get the app

Tus papás te dieron mucho amor, una gran educación y además pensaron en cómo hacerlo sin convertirte en un monstruo mimado. Gracias a eso eres una persona independiente y no necesitas de nadie.

Presiona acá para ver el GIF Presiona acá para ver el GIF
Disney / Via fuckyeahreactions.tumblr.com
Take quizzes and chill with the BuzzFeed app.
Get the app

Tus papás se dedicaron a hacer de tu mundo un lugar mágico y la pasaron increíble juntos. Seguramente tuviste una infancia increíble. Dejar ese mundo fantástico puede ser duro. Recuerda que siempre puedes regresar ahí.

Presiona acá para ver el GIF Presiona acá para ver el GIF
Disney / Via giphy.com
Take quizzes and chill with the BuzzFeed app.
Get the app

¿Qué quieres? ¿Un tigre? ¿Un elefante? ¿Una alfombra mágica? Todo es tuyo. Tus padres hicieron todo lo posible por mantenerte sano y contento. Seguramente conociste y probaste muchísimas cosas antes que todos tus amigos. Eres un consentido, ¿y qué?

Presiona acá para ver el GIF Presiona acá para ver el GIF
Disney / Via giphy.com
Take quizzes and chill with the BuzzFeed app.
Get the app

Every. Tasty. Video. EVER. The new Tasty app is here!

Dismiss