Conoce a los mexicanos que están cambiando al mundo con pizza

Hablamos con Alejandro Souza sobre su Pixza de masa azul.

1. En la calle de Liverpool, en la colonia Juárez de la Ciudad de México, hay un localito que vende pizzas con masa de maíz azul.

2. Fuimos a platicar con Alejandro Souza sobre Pixza que, más que un restaurante, es un proyecto de empoderamiento social.

Raquel Miserachi / BuzzFeed

3. La idea salió en una plática de bar entre amigos.

Alejandro cuenta que estaba con un amigo con el que compartía el gusto por los huaraches de La Marquesa. “Le dije: ¿y si hacemos una pizza de masa azul? Y él me respondió: no sé si se pueda. Hicimos unos rayones en una servilleta y así empezó todo.” Ese amigo, Luis Yáñez, es su socio en el proyecto.

4. “Busqué un pizzero. Comprobamos que la receta era viable, y le dije: ‘haz que suceda.’ Cuando vi que sí estiraba la masa me puse a llorar.”

 

5. Todos los ingredientes son endémicos y se compran a productores locales.

6. Nopales, chapulines, papas con chorizo, rajas, enchiladas, tamales, chiles rellenos…

7. Estas pizzas sólo pueden estar hechas en México.

8. Y a pesar de que la Pixza es una maravilla por sí sola, lo más increíble es lo que pasa después…

9. Por cada cinco rebanadas que venden, Pixza entrega una gratis a personas que lo necesitan.

Raquel Miserachi / BuzzFeed

10. Arriba de la caja hay un contador que indica el número de rebanadas por entregar y las entregadas.

Con cada compra se suma una rebanada al conteo.

11. Si provocas la acumulación de una Pixza por entregar en el conteo, te dan una hoja para que le escribas una nota a quien vaya a recibir una rebanada de tu parte.

Raquel Miserachi / BuzzFeed

12. Una vez a la semana, se entregan esas rebanadas prometidas.

Pixza trabaja con el Instituto de Asistencia e Integración Social, quienes los contactan con la gente de los albergues y los ayudan a organizar la repartición.

13. Con cada rebanada entregan una pulsera azul que marca La Ruta del Cambio.

 

Esta es una manera de registrar la constancia y el compromiso que la gente tiene con el proyecto.

14. La Ruta del Cambio empieza con recibir cinco rebanadas de pizza gratis, y termina en un contrato formal de trabajo.

Por cada cinco rebanadas que recibe una persona, tiene que hacer voluntariado con Pixza. Después de repetir ese mismo proceso para probar su compromiso, les dan un curso de habilidad de vida, un baño, un corte de pelo, un examen médico y un empleo.

15. “Lo importante aquí es dejar de victimizar a la gente. Lo que hacemos es hacer sentir a las personas que sí pueden.” Nos dice Alejandro.

“Lo del voluntariado es un filtro para probar su compromiso. Los que no quieren integrarse, no regresan y ya,” continúa. “El baño, el corte de pelo y el examen médico son para dignificar a las personas, hacer que se sientan bien. Luego la idea es contratarlos aquí o conseguirles un trabajo.”

16. Pixza abrió hace dos meses. Han acumulado 324 rebanadas par regalar, han entregado 211 y ya tienen dos empleados trabajando con ellos gracias a La Ruta del Cambio.

17. Además, tienen una fondeadora de proyectos a la que llaman Horno Social.

Raquel Miserachi / BuzzFeed

18. Ésta consiste en crear una pizza nueva que se venda durante un mes con el único fin de recaudar fondos para algún proyecto de impacto social.

Raquel Miserachi / BuzzFeed

Cualquier persona, empresa o ONG que tenga una idea para mejorar la calidad de vida de los mexicanos, sólo tiene que llenar este formato y Pixza les da una posibilidad de juntar dinero para realizarlo.

19. Necesitamos más Pixza en este mundo.

20. Pero sobre todo, necesitamos más gente como Luis y Alejandro en México.

21. Síguenos por acá:

View this embed ›

Check out more articles on BuzzFeed.com!

 
  Tu reacción
 

Reacciones

Buzzing ahora