back to top

Esto es lo que realmente ocurrió en Charlottesville, EU

Sí, puedes culpar a los nazis.

publicado

Los incidentes violentos en Charlottesville, Virginia, ocurridos el sábado, dejaron un saldo de decenas de heridos y una joven muerta.

Chip Somodevilla / Getty Images

Pero, ¿fue esto un ataque de extremistas racistas a estadounidenses inocentes e indignados? ¿Fue un choque entre "muchas partes", como dijo el Presidente Donald Trump? ¿Fue la amenaza derechista desproporcionada? ¿Fue subestimada la violencia de los "anti facistas" con capucha negra? Aquí te damos algunas respuestas.

Los manifestantes de derecha estaban preparados para la violencia.

Chip Somodevilla / Getty Images

Iban desde racistas de la vieja línea como el Ku Klux Klan (KKK) hasta los que llevaban camisas de polo en lugar de capuchas y que tratan de calificarse a sí mismos "alt-right". No había ambigüedad sobre su causa: exigen que la nación se vuelva más blanca, y están envalentonados por una administración de la Casa Blanca donde el presidente grita "América primero".

Publicidad

Ciudadanos de todo tipo salieron a manifestarse en contra de los grupos racistas, neo-nazis y conservadores.

Chip Somodevilla / Getty Images

Había auto-identificados "antifascistas"; los activistas de Black Lives Matter -"Las vidas negras importan"- de todo el país; líderes religiosos, incluyendo alrededor de 100 ministros cristianos que llevaban sus collares clericales; furiosos residentes de Charlottesville; y liberales. Un puñado de "antifascistas" llevaba ropa negra -camisa negra, pantalón negro, pasamontañas negro- para ocultar sus identidades a la policía, aunque la mayoría no lo hizo.

El gobernador de Virginia dijo que el armamento de los grupos de extrema derecha era mejor que el de la policía estatal.

Andrew Caballero-reynolds / AFP / Getty Images

La mayoría de los grupos supremacistas blancos y nazis llegaron armados como si fueran una fuerza paramilitar -llevaban escudos, equipo de protección, palos, y sí, un montón de armas, utilizando las leyes de armas de fuego sueltas de Virginia-. Utilizaron maniobras defensivas militarizadas, gritando órdenes el uno al otro para "avanzar" o "retirarse". Parecía que habían practicado para esto. Los opositores, en cambio, prefirieron establecer bases en otros parques con agua, café, comida, primeros auxilios y comodidad.

Un acto de terrorismo con un coche que arrolló a una multitud.

Paul J. Richards / AFP / Getty Images

Y es claro que los neonazis fueron a pelear. Y luego su ataque con el coche que arrolló a decenas de personas y dejó una chica muerta, su lucha callejera contra los antifacistas escaló a un nivel mucho más mortífero de lo que se había visto anteriormente. El día se volvió más sangriento y peligroso hasta las 1:45 p.m., cuando un joven identificado por la policía como James Alex Fields, de 20 años, chocó su Dodge Charger contra una multitud de manifestantes antirracistas. El hombre lesionó a 19 personas y mató a una, Heather Heyer, en el acto de terrorismo.

El retiro de una estatua, la clave del conflicto.

Chip Somodevilla / Getty Images

El líder nacionalista Jason Kessler fue quien preparó el escenario para el sangriento día. Desde meses atrás anunció que se uniría a la derecha para protestar en contra del retiro de una estatua de Robert E. Lee, un general confederado y conservador de la Guerra Civil de EU, del parque Emancipation en el centro de Charlottesville, Virginia. La noche del viernes 11 de agosto, los supremacistas blancos se reunieron para marchar a través de la Universidad de Virginia. Los manifestantes portaban antorchas y estaban cantando el lema nazi "sangre y tierra" y el mantra del KKK, "No nos reemplazarán".

Quienes defienden la estatua son grupos neo-nazis, del KKK y otros de extrema derecha.

Andrew Caballero-reynolds / AFP / Getty Images

Entre los grupos de extrema derecha estaban Identity Evropa, un grupo de supremacía blanca que defiende la herencia europea pura, junto con más grupos de odio de la vieja escuela como el Partido de los Trabajadores Tradicionalistas afiliados al KKK y el Movimiento Nacional Socialista, una organización neo-nazi que sostenía su estandarte adornado, que claramente evoca una esvástica.

Trump condena actos de violencia "de todos los lados" y recibe críticas.

Jonathan Ernst / Reuters

El presidente de EU ha sido criticado por su suave y ambiguo tono en contra de los actos de violencia impulsados por los grupos de extrema derecha. Después de que hizo sus declaraciones, la Casa Blanca condenó los acto de violencia impulsados por los supremacistas blancos y otros grupos de extrema derecha.

Contact Rafael Cabrera at rafael.cabrera@buzzfeed.com.

Blake Montgomery is a reporter for BuzzFeed News and is based in San Francisco.

Contact Blake Montgomery at blake.montgomery@buzzfeed.com.

Got a confidential tip? Submit it here.

Patrocinado