Ir directo al contenido

    A este perro no le podría aterrorizar algo más ridículo

    Pista: es verde y cae de los árboles.

    Hace poco, Leonardo el Boxer encontró a su rival esperándolo vilmente en la repisa de la ventana.

    Vea este vídeo en Youtube

    youtube.com

    El valiente cachorro ladraba enérgicamente al misterioso objeto, pero en vano.

    ¿Qué era este crujiente demonio? Solo la más vil y malvada de las hojas.

    Pero Leonardo no se iba a dar por vencido sin luchar y, finalmente, llevó a la hoja a su inevitable fin.

    Y como todos los vencedores después de una dura pelea, tomó a su presa y... se la tragó. ¡Te la ganaste, Leonardo!