back to top

Oficiales estadounidenses usaron un avión espía secreto para atrapar líderes del narco en México

El cuerpo de alguaciles de los Estados Unidos y el gobierno mexicano se negaron a declarar sobre sus esfuerzos en conjunto para capturar a líderes narcos. Sin embargo, BuzzFeed News vio a un avión espía estadounidense sobrevolando la zona en la que se realizaría una famosa captura en Sinaloa.

publicado

A las 7:50 a.m. del 1º de Mayo, la infantería mexicana detuvo un vehículo con un jugador clave en la sangrienta guerra por el control del cártel de drogas de Sinaloa. Se trataba de David López, guardaespaldas principal de Dámaso López o “El licenciado”, quien fue la mano derecha Joaquín Guzmán, “El Chapo”, líder anterior del cártel. El guardaespaldas colapsó y murió poco tiempo después, mientras era trasladado a la oficina del fiscal federal. Su jefe fue capturado en la Ciudad de México al día siguiente.

El reporte sobre la captura del guardaespaldas en Eldorado, Sinaloa, que las autoridades mexicanas (por medio de una solicitud de información pública) dieron a BuzzFeed News, omitió un detalle importante.

El 28 de abril, y de nuevo durante la mañana de la captura, un pequeño avión Cessna voló encima de Eldorado, una ciudad de menos de 25,000 habitantes.

El avión era operado por el servicio de alguaciles de Estados Unidos, y pertenece a una pequeña flota de aviones espías utilizados para perseguir a fugitivos mediante la intervención de sus teléfonos móviles.

Desde 2008, Estados Unidos invirtió casi 2.5 mil millones de dólares para ayudar a México en su lucha contra el crimen organizado. Pero la constitución mexicana limita la intervención de agentes extranjeros en las fuerzas policiales locales. Y a la hora de capturar a los líderes narco más buscados, el gobierno mexicano prefiere posicionarse como único responsable.

El rol de Estados Unidos en la política de “decapitación” del gobierno mexicano — usar fuerzas militares de élite para capturar o matar a jefes de los carteles — es controversial en ambos países. La estrategia puede incrementar la violencia en la guerra narco de México; cada vez que se quita a un líder de la escena, las facciones rivales pelean entre sí para tomar su lugar. Los críticos del presidente Enrique Peña Nieto culpan a sus políticas de seguridad por un incremento alarmante de la violencia: Junio fue el mes más mortífero en 20 años.

Hay reportes de prensa basados en fuentes anónimas que sugieren que los alguaciles estadounidenses están mucho más involucrados en las operaciones militares contra el narcotráfico que lo que se admite. Sin embargo, ha sido difícil conseguir pruebas definitivas sobre el rol de los alguaciles en las operaciones.

Un avión de los alguaciles participó del operativo que terminó en una importante detención en México.
Publicidad

BuzzFeed News analizó datos de vuelo y documentos enviados a la administración aérea federal de los Estados Unidos (FAA en inglés) e identificó la aeronave operada por los alguaciles y la compañía que utilizaron para cubrir sus rastros. Esto confirma por primera vez que un avión de este tipo participó del operativo que terminó en una importante detención en México.

BuzzFeed News realizó un pedido de información libre a la armada de México (que incluye a la marina), y respondieron que no encontraron registros que muestren intervenciones de autoridades estadounidenses en operaciones o búsquedas posteriores a 2012, año en que Peña Nieto asumió la presidencia. Esto incluyó la captura del guardaespaldas de El Licenciado.

El gobierno mexicano no dio respuestas específicas, pero declaró que conduce todos sus operativos de seguridad en estricto apego a la legislación y la normatividad vigentes. El cuerpo de alguaciles de los Estados Unidos se rehusó a declarar sobre su rol en la captura del guardaespaldas.

“El cuerpo de alguaciles tiene una larga historia de cooperación con las fuerzas de seguridad de México y ofrece entrenamiento en seguridad judicial, protección de testigos e investigaciones de fugitivos”, afirmaron en una declaración para BuzzFeed News. “La agencia trabaja rutinariamente con colegas de fuerzas de seguridad internacionales para aprehender fugitivos en el extranjero”.

Str / AFP / Getty Images

Dámaso López — the former right-hand man of Joaquín “El Chapo" Guzmán — es escoltado por autoridades mexicanas después de su detención en la Ciudad de México.

El cuerpo de alguaciles de Estados Unidos (USMS) es la agencia de seguridad federal más antigua del país, famosa por mantener el orden durante el salvaje oeste. Hoy en día es una oficina de alta tecnología y dispone de una pequeña flota de aviones livianos utilizados para atrapar a fugitivos de la justicia.

El Wall Street Journal informó en 2014 que estos aviones tienen dispositivos similares a las torres de telefonía móvil que permiten que los oficiales rastreen los teléfonos de fugitivos. Esto causó cierta controversia, ya que estos dispositivos se conectan temporalmente a teléfonos de miles de personas inocentes y registran sus códigos de identificación únicos.

Analizando datos de Flightradar24, un sitio que rastrea vuelos, BuzzFeed News identificó una aeronave registrada por una compañía llamada Early Detection Alarm Systems que solía dar vueltas en círculo similares a los aviones espía del FBI. La compañía no parecía tener otra documentación oficial más allá de los registros de las aeronaves, y tenían una oficina de UPS en Springs, Texas como dirección de contacto. Los documentos enviados a la FAA revelaron que esta compañía es una fachada del servicio de alguaciles.

Estos patrones de vuelo circulares como el que ocurrió sobre Eldorado se parecen a los que sucedieron antes de otro importante arresto en los Estados Unidos unos meses atrás. El rastro bajo estas líneas muestra una circulación intensa el 17 de enero de 2017 alrededor de Carver Shores en Orlando, Florida. Esa tarde la policía estatal y local junto al cuerpo de alguaciles entraron en una casa abandonada del barrio y arrestaron a Markeith Loyd, presunto asesino de policías. Loyd estaba en la lista de “15 personas más buscadas” de los alguaciles, y era buscado por el asesinato de su novia embarazada en diciembre de 2016, agravado por el homicidio de Debra Clayton, una oficial de policía de Orlando que intentó apresarlo en la playa de estacionamiento de un Walmart el 9 de enero de 2017.

Según Heath Hardman, un abogado que operó dispositivos similares para la infantería estadounidense, estos registros coinciden en el uso de una torre de telefonía móvil falsa desde el aire.

“Me parece que el patrón en forma de cuadrado se usaba para buscar en un área particular y asegurar cobertura”, dijo por email a BuzzFeed News. “Es probable que las áreas circulares, que por lo general son más pequeñas, indiquen que el teléfono del objetivo fue registrado y que se determinó una ubicación tentativa”.

Publicidad

Los documentos de la FAA que indican cambios en los aviones de los alguaciles, enviados para verificar que estuvieran en condiciones para volar, describen equipamiento para detectar coordenadas de GPS o un monitor de ondas de radio ubicados en los vehículos de los sospechosos.

Los aviones también llevan cámaras de vigilancia que pueden grabar video convencional o infrarrojo.

Los alguaciles se negaron a declarar sobre las capacidades de sus aviones. “El servicio de alguaciles no puede confirmar ni negar el uso específico de equipamientos y técnicas utilizados en el desarrollo de sus misiones” declaró la agencia.


El avión con tecnología más avanzada que identificamos parece ser el mismo que voló sobre Sinaloa. Carga un dispositivo que puede transmitir video y otros datos en tiempo real a otros miembros de una red conectada por señal de radio. Con este equipo, la aeronave puede hacer las veces de “Wi-Fi en el cielo”, y asistir a la persecución de un fugitivo ofreciendo vigilancia aérea a los agentes en tierra.

El avión apareció en Sinaloa por primera vez el 14 de abril y comenzó una serie de vuelos durante la semana siguiente, durante los que se dirigió tierra adentro y desapareció de los radares de Flightradar24 al acercarse a las colinas de la provincia de Durango, una gran zona de producción de heroína. El avión volvió a Texas desde su base temporal en Baja California Sur, antes de volver el 27 de abril. Una segunda serie de vuelos se enfocó en Eldorado, al tiempo de la captura de David López.

Mientras recrudece la violencia en varias partes de México, las facciones del cártel de Sinaloa luchan por el control luego del arresto de El Chapo en 2016 convirtiendo a este estado en uno de los más sangrientos del país. Seis meses atrás, El Chapo escapó de una cárcel mexicana y ahora espera su juicio en una prisión federal de los Estados Unidos.

Una facción era dirigida por El Licenciado, apodado así porque estudió derecho en la universidad. Conocido por ser un ex oficial de prisión y organizar un escape previo del Chapo, en 2013 El Licenciado fue acusado de tráfico de droga y lavado de dinero por un jurado federal de Virginia. Los fiscales sospechan que sus bienes llegan a los 280 millones de dólares.

El Licenciado siempre mantuvo un perfil bajo, a diferencia de sus rivales por el control del cártel como Iván Archivaldo Guzmán y Jesús Alfredo Guzmán, los hijos de El Chapo. Criados entre lujos, estos “narcos junior” convirtieron a la capital de Culiacán en un circuito de carreras para sus autos de alto rendimiento. El choque generacional con el guarda de El Licenciado condujo a una oleada de violencia. En abril, días antes de que los alguaciles comenzaran sus vuelos sobre Sinaloa, un reporte informó que tiraron tres cadáveres desde un avión en Eldorado. Y el 30 de junio 17 personas armadas fueron muertas en la ciudad aledaña de Mazatlán, durante un enfrentamiento con las fuerzas de seguridad.


Según dijeron las autoridades en una conferencia de prensa, la captura de El Licenciado en Ciudad de México fue “el resultado de un trabajo de investigación llevado a cabo por las instituciones de seguridad del estado mexicano”. Peña Nieto felicitó a su gabinete de seguridad en Twitter, y destacó especialmente a su ministro de defensa.

Reconozco al Gabinete de Seguridad, en especial a la @SEDENAmx, por la detención de otro objetivo clave en el combate a la delincuencia.

Sin embargo, las circunstancias específicas de la captura siguen envueltas en un halo de misterio. Algunos reportes sugieren que El Licenciado fue traicionado por un hacker que había contratado para desacreditar a los hijos de El Chapo en redes sociales. No queda claro si la captura del guardaespaldas en Eldorado facilitó información que finalmente ayudó a localizar a su jefe.

Una semana después de la captura de El Licenciado, un grupo de miembros de la oposición del congreso mexicano exigieron que el gobierno divulgue más información sobre la captura. "El contexto de la detención ha estado caracterizado por información incompleta y por datos insuficientes," dijo el punto de acuerdo. "Uno de los aspectos que llama la atención de analistas y del suscrito es el nivel de involucramiento de las autoridades de los Estados Unidos de Norteamérica."

La participación de un avión espía estadounidense en la captura del jefe de seguridad de El Licenciado que puede haber compartido información con autoridades mexicanas genera interrogantes difíciles para los oficiales de ambos países.

El tráfico de inteligencia desde los Estados Unidos en la guerra narco tuvo antecedentes trágicos. En junio, ProPublica reveló que la masacre de 2011 en la que murieron hasta 300 personas en Allende (a 40 millas al suroeste de Eagle Pass Texas) sucedió luego de un operativo en el que se entregaron a la DEA los códigos de identificación de los teléfonos móviles de dos líderes del cártel de los Zetas. Se informó que la DEA compartió esa información con una facción intervenida de la policía federal mexicana. Al saberse comprometidos, los Zetas respondieron con furia contra Allende, lugar sospechado de albergar soplones.

Luego de que en junio pasado se descubriera que el gobierno espiaba periodistas, abogados y activistas anticorrupción poniendo software espía en sus teléfonos móviles, la vigilancia electrónica en México se convirtió en un tema muy sensible.

La oficina de Peña Nieto no respondió preguntas específicas sobre la operación en la que participaron alguaciles, pero sí dio una declaración general.

“Los detalles de las estrategias y operaciones que realizan las instituciones que conforman el Gabinete de Seguridad, son reservados con el objetivo de no comprometer la efectividad de las mismas y la integridad de los elementos que las realizan” dice. “Todas las acciones, incluyendo las que se dan bajo esquemas de cooperación internacional, se llevan a cabo con estricto apego a la legislación y normatividad vigentes en la materia.” ●


Reportes adicionales de Christian Stork.


Publicidad


Publicidad

Peter Aldhous is a Science Reporter for BuzzFeed News and is based in San Francisco. His secure PGP fingerprint is 225F B2AF 4B8E 6E3D B1EA 7F9A B96E BF7D 9CB2 9B16

Contact Peter Aldhous at peter.aldhous@buzzfeed.com.

Karla Zabludovsky is the Mexico bureau chief and Latin America correspondent for BuzzFeed News and is based in Mexico City.

Contact Karla Zabludovsky at karla.zabludovsky@buzzfeed.com.

Got a confidential tip? Submit it here.