back to top

22 cosas que nadie te dice sobre el embarazo

¿De dónde han salido todas estas pecas?

publicado

1. En los primeros días del embarazo, estás embarazada y no embarazada al mismo tiempo.

Los médicos calculan el embarazo a partir del primer día del último periodo de la madre. Así que, si estás embarazada, durante al menos los primeros días de tu embarazo oficial, no lo estabas en absoluto.
Rede Globo

Los médicos calculan el embarazo a partir del primer día del último periodo de la madre. Así que, si estás embarazada, durante al menos los primeros días de tu embarazo oficial, no lo estabas en absoluto.

2. El embarazo puede provocar que tengas sueños eróticos hiperrealistas.

Debido a un estimulante cóctel de hormonas y el sueño interrumpido, los sueños durante el embarazo pueden ser extraños, intensos y un poco eróticos.
Getty Images / BuzzFeed

Debido a un estimulante cóctel de hormonas y el sueño interrumpido, los sueños durante el embarazo pueden ser extraños, intensos y un poco eróticos.

3. Y las pecas.

Podrían salirte pecas nuevas, manchas de pigmentación o incluso aureolas oscuras alrededor de los pezones.
Getty Images

Podrían salirte pecas nuevas, manchas de pigmentación o incluso aureolas oscuras alrededor de los pezones.

4. Tu nariz puede trabajar horas extra.

ABC

De repente, lo hueles todo: contenedores de basura y pescaderías a kilómetros de distancia. A cambio, también te darás cuenta de si una persona lleva muchísimo perfume.

5. Hasta que de repente deja de funcionar.

Por otra parte, existe una especie de rinitis de embarazo en la que el volumen de sangre adicional en tu cuerpo provoca que tus tejidos nasales se inflamen y te dificulten respirar.
Warner Bros.

Por otra parte, existe una especie de rinitis de embarazo en la que el volumen de sangre adicional en tu cuerpo provoca que tus tejidos nasales se inflamen y te dificulten respirar.

6. Puede que confundas el primer trimestre con la gripe.

Bumper

Cansancio. Náuseas. Malestar estomacal. Dolor de cabeza. Son solo algunos de los placeres de los primeros tres meses de embarazo.

7. Llegado un punto ya no cabrás en la ropa normal y la de maternidad te irá grande.

Paramount

No podrás embutirte en tus vaqueros favoritos y los de maternidad se te resbalarán.

8. Tus antojos pueden carecer de sentido.

instagram.com / Via Creative Commons

Quieres pizza. Necesitas pizza. Compras pizza. De repente, el mero pensamiento de pizza te hace vomitar. La vida cotidiana de la embarazada.

9. Puede que segregues tanta saliva que no sepas qué hacer con ella.

Warner Bros. Television

No se sabe realmente qué provoca el exceso de salivación durante el embarazo, solo que les ocurre con mayor frecuencia a aquellas mujeres que sufren de acidez y náuseas matutinas. ¡Ah! Y hablando de náuseas matutinas...

10. Puede que vomites mientras te cepillas los dientes.

youtube.com

Algunas mujeres sienten que su reflejo de vomitar se vuelve especialmente sensible, de modo que incluso un cepillo de dientes puede desencadenarlo.

11. Y puede que te sangren las encías.

Las hormonas del embarazo pueden provocar gingivitis pasajera y encías sensibles.
commons.wikimedia.org / Via Creative Commons

Las hormonas del embarazo pueden provocar gingivitis pasajera y encías sensibles.

12. Puede que tengas demasiado frío...

Walt Disney Studios

Algunas mujeres sienten un frío anómalo cuando están embarazadas, sobre todo durante el primer trimestre.

13. ... y después demasiado calor.

Paramount Pictures

Los cambios hormonales aumentan el suministro de sangre a la piel, haciendo que te sientas más acalorada y sudorosa que habitualmente.

14. Tu comportamiento sexual podría cambiar. Y cambiar de nuevo. Y volver a cambiar.

Podrías sentir demasiadas náuseas como para tener relaciones durante los primeros tres meses. En el segundo trimestre, tu libido podría volverse muy «sana». En el tercer trimestre, la logística del sexo podría estar fuera de tu alcance, dado que en este momento básicamente sois Miley Cyrus y la bola de demolición del vídeo «Wrecking Ball».
Sarah Aspler / BuzzFeed

Podrías sentir demasiadas náuseas como para tener relaciones durante los primeros tres meses. En el segundo trimestre, tu libido podría volverse muy «sana». En el tercer trimestre, la logística del sexo podría estar fuera de tu alcance, dado que en este momento básicamente sois Miley Cyrus y la bola de demolición del vídeo «Wrecking Ball».

15. Puede que tus piernas cobren vida de noche.

Universal Studios

El síndrome de las piernas inquietas, una sensación de que te clavan agujas en las piernas que te hace moverlas constantemente, es común durante el embarazo.

16. Realmente echarás de menos dormir boca abajo.

Sobre todo en el tercer trimestre, cuando necesitas tres almohadas y una especie de grúa para acostarte.
Loryn Brantz / BuzzFeed

Sobre todo en el tercer trimestre, cuando necesitas tres almohadas y una especie de grúa para acostarte.

17. Está bien que no quieras que todo el mundo te toque la barriga.

20th Television

Por alguna razón, hay gente que piensa que las barrigas de las embarazadas son de propiedad pública. O que dan suerte. O vete tú a saber. Te puedes permitir sentirte exactamente igual cuando alguien se te acerca corriendo para tocar tu cuerpo de embarazada que cuando no lo estás.

18. Empezarás a contar por semanas, no por meses.

Paramount

Está bien. Al fin y al cabo tu médico también lo hará. Y es divertido decirle a la gente que llevas 196 días de embarazo y dejar que hagan cálculos.

19. Tu ecografía podría asustarte.

No te preocupes, es simplemente como son las ecografías. Mi bebé parecía un sonriente payaso diabólico en la ecografía y ahora es bastante salao.
imgur.com

No te preocupes, es simplemente como son las ecografías. Mi bebé parecía un sonriente payaso diabólico en la ecografía y ahora es bastante salao.

20. Al principio, la terminología del embarazo podría desconcertarte.

Metro-Goldwyn Mayer

21. Sentir cómo se mueve el bebé será raro...

Una mezcla entre tener un pez dentro o a Alien.
Flickr: 152191659@N03 / Creative Commons

Una mezcla entre tener un pez dentro o a Alien.

22. ...y después maravilloso.

Una vez que te acostumbres al serpenteo, todo empieza a volverse real. Hay un pequeño ser vivo en tu interior. De repente, no podrás esperar a conocerlo.
Getty Images

Una vez que te acostumbres al serpenteo, todo empieza a volverse real. Hay un pequeño ser vivo en tu interior. De repente, no podrás esperar a conocerlo.

Este artículo ha sido traducido del inglés.