18 actores que pusieron en riesgo su físico por dar vida a sus personajes

    Todo sea por el reconocimiento de Hollywood

    Advertencia sobre el contenido: esta entrada menciona el suicidio y contiene descripciones que pueden resultar desencadenantes para quienes hayan sufrido un trastorno alimentario.

    A veces, el compromiso de un actor con la interpretación de un papel es algo digno de admiración, pero a veces se pasa de la raya por algún motivo.

    Estas son 18 ocasiones en las que los actores alteraron o dañaron permanentemente sus cuerpos para interpretar un papel en el cine o la televisión de la mejor manera posible.

    1. JoJo Siwa ha hablado de la pérdida de cabello que sufrió como resultado de su participación en Dance Moms. La bailarina y cantante apareció en el programa desde 2014 hasta 2016, y durante ese tiempo desarrolló un "sarpullido por estrés" que le "picaba".

    "Dañé todos los folículos pilosos que había", dijo JoJo mientras mostraba su calva en un reciente TikTok. "Así que ahora llevo su amor conmigo", continuó.

    2. Para interpretar a Bane en Batman: El caballero de la noche asciende, Tom Hardy entrenaba cuatro veces al día para sumar más de 30 libras de músculo a su cuerpo, lo que hizo que algunas de sus "articulaciones chasqueen aunque no deberían hacerlo".

    El actor habló con The Daily Beast y dijo que "probablemente había dañado demasiado [su] cuerpo" al ponerse en forma para el papel, así como para Warrior.

    3. Para algunas de sus películas, Christian Bale ha adelgazado y engordado rápidamente, lo que le ha hecho sentir que la "muerte le está mirando a la cara".

    Christian bajó a solo 54 kilos para interpretar a un insomne en El maquinista. Ese mismo año, ganó 45 kilos para interpretar a Batman. De hecho, acabó ganando tanto músculo que no le cabía el Bat-Traje, así que tuvo que volver a adelgazar.

    4. El año pasado, Jessica Chastain admitió que interpretar a la televangelista Tammy Faye Bakker —famosa por la cantidad de maquillaje que llevaba— le había dejado la piel tirante.

    "Creo que seguro que me ha hecho un daño permanente en la piel", dijo a LA Times. La ganadora del Óscar, de 45 años, contó que pasaba hasta siete horas y media en la silla de maquillaje, y que sentía que las pesadas capas de maquillaje la habían hecho envejecer prematuramente.

    5. Durante el rodaje de Deadpool 2, Zazie Beetz se quemó con un casquillo perdido durante una escena de tiroteo especialmente complicada, un accidente que le dejó una cicatriz en el pecho.

    Aunque entrenó durante dos meses —lo que incluía ejercicios de cardio, pesas y artes marciales mixtas-, Zazie se sintió perjudicada por su traje de cuero, que describió como "tremendamente poco práctico".

    6. Ariana Grande reveló en una ocasión que los años en los que se decoloró el pelo y se tiñó de rojo para sus papeles en Victorious y Sam & Cat le dejaron el pelo con un aspecto "absolutamente estridente y ridículo" cuando lo llevaba suelto, de ahí que se haya hecho una coleta alta.

    La cantante y actriz compartió que había probado pelucas y trenzas en una entrada de Facebook, pero que le parecían "ridículas". Continuó explicando que llevar el pelo en una coleta con extensiones la hacía sentir más "cómoda".

    7. Del mismo modo, Zendaya sufrió un terrible daño en el pelo tras protagonizar Shake It Up. La estrella de Spider-Man reveló que aparecer en la serie le destrozó el pelo, y que no estaba segura de si alguna vez volvería a la normalidad.

    "El peinado con calor me destrozó el pelo", dijo a la revista People. "Solo tenía 14 años, y no sabía cómo protegerme el pelo, así que tardé más de dos años en que volviera a crecer, ¡lo que fue un auténtico asco!".

    8. En el set de Operación Cóndor, Jackie Chan realizó una acrobacia que le hizo necesitar una operación cerebral. En una entrevista con Parade, describió cómo una acrobacia —algo por lo que Jackie es conocido— le provocó una lesión permanente.

    "En realidad fue una simple acrobacia, saltar desde una pendiente. Pero me lesioné gravemente y me sometieron a una operación en el cerebro... Todavía tengo una placa de metal en la cabeza y siento la hendidura del impacto".

    9. Jared Leto ha expresado que ganar más de 30 kilos para la película indie Chapter 27 le provocó gota y le dejó en silla de ruedas, ya que no podía ir andando al set.

    "Fue muy doloroso", dijo a LA Times. "Mi cuerpo estaba en shock por el peso que gané. Tardé cerca de un año en volver a algo que pareciera medio normal. No sé si alguna vez volveré a donde estaba físicamente".

    10. En 2005, George Clooney sufrió una grave lesión de espalda en el rodaje de Syriana que le hizo "expulsar líquido cefalorraquídeo por la nariz".

    En una entrevista con Rolling Stone, el actor contó lo grave que fue la lesión y lo desesperado que le hizo sentir, revelando que incluso pensó en acabar con su vida.

    11. La reina de las artes marciales Michelle Yeoh dijo a USA Today que una vez se desgarró el ligamento cruzado anterior de la rodilla tras un "aterrizaje desafortunado" en el plató de Crouching Tiger, Hidden Dragon. Recibió fisioterapia durante meses, pero siente que su lesión la ha cambiado de forma permanente.

    "Estaba haciendo una patada de salto hacia delante que he hecho miles de veces, pero tuve un aterrizaje desafortunado... Mi rodilla se rindió". Yeoh recordó que quería seguir, pero su "pierna seguía girando hacia la derecha".

    12. Angelina Jolie se hizo una cicatriz permanente en la cara durante el rodaje de Salt en 2010. En la película tenía que luchar y saltar desde edificios, y durante una escena se hizo una pequeña herida con consecuencias duraderas.

    Al parecer, se trataba de una escena "increíblemente" fácil en la que Angelina tenía que lanzarse a través de una puerta mientras disparaba una pistola, pero acabó chocando con un trozo de plató. "Sangré y ahora tengo una pequeña cicatriz", reveló la actriz en un festival de la Comic-Con en San Diego.

    13. ¡Daniel Craig ha pasado por ello interpretando a 007! Al actor le encanta hacer sus propias acrobacias, y reveló que durante el rodaje de Casino Royale se rompió los dos dientes delanteros. Años más tarde, durante Quantum of Solace, ¡también perdió la punta de uno de los dedos!

    Daniel perdió los dientes durante una escena de lucha con unos extras en Praga; rápidamente le fue a ver un dentista que se los sustituyó. Se cortó un dedo en el set de su siguiente película de Bond, lo que provocó una interrupción inmediata del rodaje mientras el equipo buscaba la parte superior del dígito del actor.

    14. El Mago de Oz pasó a la infamia por el modo en que maltrataron al reparto en el set. Al poco de comenzar el rodaje, Buddy Ebsen —el actor original del Hombre de Hojalata— fue hospitalizado con graves dificultades respiratorias debido al polvo de aluminio presente en el maquillaje que llevaba.

    Buddy Ebsen looks stumped as he works on a crossword puzzle lying on the floor

    Buddy tuvo que abandonar el papel y fue sustituido por Jack Haley, con el que utilizaron una pasta de aluminio más segura, aunque le provocó una infección ocular.

    Buddy Ebsen seen in this picture relaxing outside

    15. Además, Ray Bolger, que interpretó al Espantapájaros en El Mago de Oz, acabó con unas líneas permanentes en la cara causadas por la máscara protésica de goma que le pegaban cada mañana antes del rodaje.

    Supuestamente, la máscara que llevaba Ray no era porosa, lo que significaba que no podía sudar y a veces tenía la sensación de "asfixiarse". Cuando finalmente se quitó la máscara para siempre, el actor tenía cicatrices alrededor de la boca y la barbilla que le duraron más de un año.

    16. En el rodaje de la película de 1996 Star Trek: Primer Contacto, en una maniobra en la que participaba Alfre Woodard, una explosión les hizo perder el equilibrio a ella y a su coprotagonista, James Cromwell. ¡Alfre se lesionó el brazo y aún hoy tiene las cicatrices!

    "Hubo una gran explosión que ensayamos durante unas cinco horas", dijo el actor a Collider. "Cuando ocurrió, la explosión fue tan intensa que nos dejó sin aliento... Me sangraban los brazos y toda la piel había desaparecido... Ese es el recuerdo que tengo del Primer Contacto".

    17. Fue más un accidente que un "exceso de compromiso" o una mala dirección, pero Bruce Willis acabó perdiendo dos tercios de la audición en el oído izquierdo durante el rodaje de Duro de matar.

    La hija de Bruce, Rumer Willis, ha llegado a decir que su padre actor puede parecer maleducado cuando aparece en los programas de entrevistas, pero en realidad le cuesta oír las preguntas la mayoría de las veces.

    18. Y, por último, Tom Hanks cree que su diagnóstico de diabetes de tipo 2 podría deberse en parte a que ha engordado y adelgazado una y otra vez para sus papeles, incluidos los de Náufrago, Philadelphia y Un equipo muy especial.

    El actor habló en una ocasión en una rueda de prensa y admitió que tenía una predisposición genética a la diabetes, pero también que creía que ganar y perder peso "puede haber tenido algo que ver porque comes mucha comida nociva y no haces ejercicio cuando engordas".

    ¿Se nos ha escapado alguien que conozcas? ¡Anúncialo en los comentarios que aparecen a continuación!

    Este post fue traducido del inglés.