"Yo No sé ni a quién culpar, si a la necesidad o a quién"

    Durante el funeral de Misael Contreras Pérez, sus familiares aseguraron que no hubo apoyo del gobierno para los gastos funerarios. La cifra de muertos se eleva a 85.

    Angel Gutiérrez para Buzzfeed News México.

    TLAHUELILPAN, HGO.- La tarde del viernes, cuando Misael se enteró de la fuga de combustible, decidió ir a llenar un garrafón de 50 litros para poder mover la carne que vendía, ya que los días previos se había visto afectado por el desabasto de hidrocarburo.

    “Tenía que hacer un colononón, entonces se le hizo fácil ir por un garrafón de 50 litros–, dijo Alejandro, su hermano mayor.

    En su funeral prendieron el cazo de carnitas que Misael, de 25 años, habría preparado y vendido este domingo por la mañana en la cochera de su casa. Sus utensilios para cocinar estaban intactos.

    Gracias a los tatuajes que tenía en el pecho y en el brazo derecho, Alejandro Delgado Pérez pudo reconocer el cuerpo de su hermano, Misael Contreras Pérez, de entre decenas de cadáveres que quedaron en la milpa tras la explosión de gasolina ocurrida la tarde del viernes 18 de enero.

    Al joven de 27 años todavía no le “cae el veinte” de haber tenido que buscar a su hermano durante la madrugada del sábado por todo el pueblo, para encontrarlo sin vida sobre el pasto. Lo describió como "un madrazo muy fuerte".

    Ángel Gutiérrez para Buzzfeed News México.

    Alejandro Delgado Pérez

    Misael se llevó al ducto a otro de sus hermanos, Hugo, un joven de 16 años que también resultó quemado y fue trasladado a la Ciudad de México en un helicóptero. Actualmente, encuentra “muy grave” por las quemaduras.

    –La mitad de gente nos fuimos para allá arriba, (la zona de la explosión), llegamos no pegando pero sí hablando recio. Entré y dije ‘ahorita lo tengo que encontrar’, vi un cuerpo y dije ‘es él’, aunque quedó bien quemado– contó mientras detallaba un tatuaje de púas, otro de la virgen de Guadalupe con unas rosas y otro más del rostro de su bebé.

    Misael era vecino de la colonia San Primitivo, la urbanización más cercana al lugar de la explosión. De hecho, varios de los muertos pertenecían a este lugar. En el velorio, al que acudieron familiares y conocidos, Alejandro recordó a otros dos vecinos fallecidos; un ganadero y un taquero.

    Ángel Gutiérrez para Buzzfeed News México.

    Contrario al discurso oficial de que el gobierno se haría cargo de los gastos funerarios, él firmó un pagaré de 33 mil pesos en la Funeraria El Ángel, de Tula.

    Al respecto, una de sus cuñadas, que está al tanto de los comentarios e insultos que en redes sociales han realizado contra la gente por estar ordeñando un ducto de forma ilegal, responsabiliza al Estado por el desabasto de gasolina de los últimos días.

    –Nosotros sabemos que murieron por responsabilidad de ellos mismos, por falta de precaución y de no mirar que era un riesgo muy grande, mucha gente habla de que ‘¡huachicoleros y ahora hay que indemnizarlos cuando estaban de rateros!’, yo no creo eso, creo que el desabasto de gasolina llevó a mucha gente a estar en ese lugar– opinó Magaly Díaz.

    Ángel Gutiérrez para Buzzfeed News México

    La ordeña ilegal de gasolina sí era común en Tlalhuelilpan ante los ojos de Alejandro; no obstante, afirmó que no se permitía que nadie ajeno a los grupos de huachicoleros lo hiciera.

    –Sí ordeñaban aquí anteriormente pero con seguridad se podría decir; con sus mangueras. Fugas no había habido, y tenía sus dueños. Yo no sé ni a quién culpar, si a la necesidad o a quién–, dijo el hombre.

    Ángel Gutiérrez para Buzzfeed News México

    Misael Contreras Pérez fue despedido con una misa de cuerpo presente en la iglesia de San Francisco de Asís junto a César Jiménez Brito y Mario Reyes. Los tres suman parte de las 85 víctimas fatales que dejó la explosión de gasolina en una toma ilegal en Tlahuelilpan, Hidalgo.



    Got a confidential tip? Submit it here