Esta es la historia de Mariela Vanessa, la estudiante desaparecida de la UNAM

    "Nos ha destrozado el corazón, los primeros días ni podíamos probar bocado, mi mamá vomitaba y ni poder dormir".

    Mariela Vanessa Díaz Valverde es una joven de 21 años que estudia el segundo semestre de Lengua y Literaturas Hispánicas en la Facultad de Filosofía y Letras de la UNAM. Desapareció la mañana del 27 de abril, luego de que salió de su casa en la colonia Fuego Nuevo, en Iztapalapa.

    Su hermana Gaby, estudiante de 25 años de la Facultad de Arquitectura en la FES Aragón, la describe como una joven tímida a la que le gusta leer, ver series y escuchar metal y k-pop.

    La desaparición de la joven ha destrozado a la familia, y la falta de apoyo de las autoridades ha generado que ellos mismos decidan buscarla por sus propias vías.

    "Nos ha destrozado el corazón, los primeros días ni podíamos probar bocado, mi mamá vomitaba y ni poder dormir. Uno tiene en la mente: ¿habrá comido hoy Mariela? En dónde esta pasando la noche? Tenemos que partirnos en mil pedazos para estar en una y en otra parte. Mis padres no pueden dejar el trabajo pero de igual forma no se puede dejar de estar al pendiente en la búsqueda de mi hermana. Hay días que han sido agotadores, que salimos a buscar por nuestra cuenta también", confesó.

    Cortesía

    “Ella deseaba terminar su carrera y escribir guiones para teatro, cuentos. Apenas comenzaba y ya tenía entusiasmo por poder hacer algunas ediciones. Tiene muy pocos amigos, siempre fue reservada. Nunca conoció lo que era salir a una fiesta por la noche, casi ni salía”, contó a Buzzfeed News México.

    Aunque han pasado más de 10 días desde su desaparición y la familia no ha dejado de pedir que les notifique cualquier actualización, Gaby asegura que fue apenas ayer, 7 de mayo, que el Centro de Apoyo a Personas Extraviadas y Ausentes (CAPEA) les respondió que la investigación y búsqueda de su hermana continúa pero sin resultados.

    “No han revisado cámaras, ni se ha obtenido nada de la computadora de mi hermana que proporcionamos para posibles pistas. Cosas que nosotros hemos exigido que nos apoyen, porque de ellos no sale nada”, dijo Gaby, quien no ha podido ir a la escuela desde que su hermana desapareció.

    Dentro de las exigencias de la familia de Mariela Vanessa a las autoridades está que rastreen su celular, ya que hasta un día después de su desaparición a las 6 de la tarde seguía dando señal.

    Cortesía

    “Se limitaron a decirnos ‘ay, es buena señal, no se preocupen’ y nadie hizo nada ningún rastreo. Ayer solicitamos una sábana (registro) de llamadas, pero nos responden que no se puede porque ‘ya está apagado el celular’ y la sábana no la pueden solicitar a Telcel y que hay cláusulas donde indica que esto no es posible si no hay pruebas de que esté vinculado con un delito”.

    Quiere decir que las autoridades no están investigando un delito, afirma la hermana, dicen que “no descartan nada, o sea si se fue por su voluntad o algo”.

    El 7 de mayo la familia de Mariela Vanessa protestó en Ciudad Universitaria para pedir el apoyo de la UNAM en el caso. Sin embargo, Gaby afirmó que desde el 30 de mayo la facultad tenía conocimiento del tema y “sólo se limitaron a recibir la denuncia sin brindar ningún otro tipo de apoyo”.

    “Hasta ayer que fue la protesta, y presentamos una carta, fue que se comprometieron a apoyarnos. Cuando desde hace una semana fuimos a solicitar un abogado para que nos diera asesoría y acompañamiento y nos mandaban de un lugar a otro y pues no nos dieron nada”, expuso.

    La Facultad de Filosofía y Letras publicó hace unas horas un comunicado en el que expresa su solidaridad y exige la aparición de la alumna; sin embargo, el comunicado no está firmado por ninguna autoridad universitaria.

    UNAM

    "Sentir su ausencia de esa forma en la que paso es la muerte en vida", expresó.


    Got a confidential tip? Submit it here