Este joven pidió un Uber en la Condesa, lo drogaron y despertó golpeado en el Estado de México y sin sus cosas

    De un viaje que debió durar 15 minutos, pasó 10 horas sin saber nada, después de tomar agua de una botella ofrecida por el chofer y cuando despertó le habían robado 45 mil pesos y tenía una muñeca rota.

    Facebook

    Andrés Graff

    La madrugada del sábado 28 de julio Andrés salió de un bar en la Condesa en la Ciudad de México y pidió un Uber para irse a su casa en la colonia Modelo Pensil a cinco kilómetro de distancia. Dos cuadras después de haberse subido al auto el chofer le ofreció una botella de agua y la aceptó.

    Andrés perdió el conocimiento y cuando despertó se dio cuenta que había sido secuestrado por diez horas, tenía golpes por todo el cuerpo, una muñeca fracturada, ya no tenía su cartera ni su celular y supo que estaba en Tultitlán, Estado de México, a 30 kilómetros de distancia del punto de origen.

    “Mentiría si dijera que chequé el carro, pero el conductor dijo ‘Hola, Andrés’ y yo dije ‘ah, ok’”, contó el joven a Buzzfeed News México.

    Cuando despertó tirado en el Estado de México eran alrededor de las 11 horas del sábado, lo primero que pensó fue que necesitaba comunicarse con su novio para que fuera por él, así que le pidió su celular a una persona que pasaba.

    Cortesía Andrés Graff

    Una vez en la Cruz Roja le dijeron que necesitaba una cirugía de muñeca y que "rivotril y clonazepam" era lo que lo había dormido; en el bar él se tomó dos tragos de ron con refresco y dos cervezas. Los médicos le informaron, además, que todos los golpes que se encontraban de lado izquierdo del cuerpo, así que Andrés supone que lo aventaron del carro en marcha.

    “Estoy tranquilo de que haya sido un susto turbo culero pero que estoy vivo, de que sea nada más la muñeca, y que me hayan encontrado y que alguien me ayudó a contactar a mi gente, me siento agradecido con los mensajes a partir de mi tweet. Estoy nervioso por saber que estuve diez horas perdido y no sé que pudo haber pasado, asustado de que pueda volver a pasar”, explicó.

    Andrés se trasladó a un hospital privado de la Ciudad de México para que le practicaran la cirugía y es donde actualmente se encuentra en recuperación. Además de haber sido secuestrado, el joven de 33 años perdió cerca de 45 mil pesos en cargos que se hicieron a sus tarjetas.

    “Me puse en contacto ayer que ya tuve mi computadora con la gente de Uber, ellos ya tienen la información de mi examen (toxicológico), la primer acta de denuncia ante el Ministerio Público que hice automáticamente en cuanto entré al hospital y de los cargos no reconocidos”, agregó.

    Buzzfeed News México buscó la postura de Uber México ante estos hechos y la respuesta del departamento de comunicación únicamente fue que ya estaban en contacto con Andrés.

    "Este tipo de denuncias nos las tomamos con mucha seriedad. Tal como menciona Andrés en este tweet, estamos ya en contacto con él", expresaron.

    El joven que se dedica a administrar plataformas digitales narró su historia a través de Twitter y cientos de usuarios la compartieron y abrieron el debate de por qué la aplicación de taxis bloquea los perfiles de víctimas que pasan por situaciones como la de él.

    Ayer por la madrugada tomé un @Uber_MEX camino a mi casa. Me drogaron, me retuvieron durante horas, robaron mis pertenencias y me fueron a tirar al Edomex.

    Andrés no sabe qué fue lo que pasó en esas 10 horas y no puede acceder a la aplicación porque lo dieron de baja. “Ellos argumentan que es por seguridad que me dieron de baja en el momento en el que yo hice la primera denuncia. No puedo saber qué pasó con el viaje, no cuento con la información, lo que dice la aplicación es que el viaje estaba cancelado, se me hace raro porque sí me subí al Uber”, dijo.


    Actualización 15:50 horas: Uber México envió a Buzzfeed News México una ampliación a su postura sobre lo ocurrido con Andrés Graff.

    “Respecto a los hechos reportados por Andrés Graff el día domingo 29 de julio, confirmamos que de acuerdo a la información que tenemos, el usuario no abordó el vehículo solicitado a través de la app de Uber en el día y hora señalados.

    El socio conductor asignado canceló el viaje minutos después de que Andrés no se hiciera presente. Incluso, inició un nuevo viaje de forma inmediata, completándolo sin inconveniente.

    Desde que tuvimos noticia de este lamentable suceso, activamos nuestros protocolos de respuesta, que incluyen desactivar las cuentas de las personas involucradas de manera preventiva, de forma que no puedan ser utilizadas para fines distintos a los debidos. Igualmente, hemos estado en contacto con Andrés para conocer su estado, recabar información y, posteriormente, reactivar su cuenta una vez que validamos lo anterior.

    Esta información ya ha sido compartida con Andrés. De cualquier forma, reiteramos nuestra disposición para colaborar con las autoridades en las investigaciones, en caso de ser requerido.”

    Actualización 16:10 horas: Ante el comunicado por parte de la aplicación de taxis, Andrés Graff respondió que, en efecto, le notificaron que el auto que abordó no pertenecía a Uber, pero cuestiona que entonces cómo es que la persona que lo secuestró tenía su nombre, hora y ubicación exacta.

    "¿Cómo consiguió esta información? ¿Fue la aplicación hackeada? ¿El conductor que canceló el viaje esta coludido con que me secuestró y abandonó? ¿Están mis datos y los de todos los usuarios de UBER seguros?", expresó el joven.

    "Si bien no es responsabilidad de la plataforma monitorear automóviles que no están registrados con ellos; si son responsables de mi información, que en este caso fue usada para cometer un hecho ilícito que puso en riesgo mi integridad, patrimonio y salud", agregó.

    *El título original de este artículo era: "Este joven tomó un Uber en la Condesa, lo drogaron y despertó golpeado en el Estado de México y sin sus cosas". Se precisó conforme a lo dicho por ambas partes.

    Got a confidential tip? Submit it here