El gobierno de EU no quiere hablar de la operación Rápido y Furioso en el juicio del Chapo

    Sin notificar a México, EU permitió la venta ilícita de armas mediante esta operación. Una de esas armas fue encontrada en un domicilio de Guzmán Loera en 2016.

    Elizabeth Williams / AP

    La fiscalía que acusa a Joaquín Guzmán Loera se niega a que el presunto capo declare en el juicio sobre una enorme operación de tráfico de armas llamada "Rápido y furioso", puesta en marcha por el gobierno norteamericano.

    Este miércoles, el juez Brian Cogan decidió impedir que Guzmán Loera, alias "El Chapo", haga referencia a dicha operación emprendida por la Oficina de Alcohol, Tabaco, Armas de Fuego y Explosivos (ATF por sus siglas en inglés).

    La decisión del juez se dio en respuesta a una moción de la fiscalía para impedir que se toque el tema de "Rápido y furioso" en el juicio, pese a que el propio Departamento de Justicia reconoce que un arma relacionada con esta operación fue encontrada en un domicilio de "El Chapo".

    "La operación es irrelevante para el caso del acusado", argumentó en su resolución el juez Cogan. "La pregunta clave aquí es si el acusado utilizó o tuvo armas para cometer los delitos de narcotráfico que se le imputan. Si poseía o usó las armas, no importa cómo las obtuvo".

    Eduardo Verdugo / AP

    Cogan consideró que este tema podría confundir al jurado, pues daría pie a ideas preconcebidas que éste tuviera sobre "Rápido y furioso", el operativo que fue puesto en marcha por la ATF entre 2006 y 2011 sin notificar al gobierno mexicano.

    La operación consistió en permitir la venta ilegal de armas para introducirlas a México y poder rastrearlas. No obstante, el gobierno estadounidense perdió el rastro de aproximadamente 2 mil de estos artefactos.

    Dos de estas armas introducidas ilegalmente fueron encontradas en 2010 en la escena del homicidio de Brian Terry, un agente fronterizo que fue asesinado a balazos por un grupo de criminales mexicanos en la frontera.

    En marzo de 2016, el Departamento de Justicia confirmó que un fusil calibre 0.50 hallado en uno de los escondites de "El Chapo" fue introducido a México gracias a "Rápido y furioso".

    Desde diciembre del año pasado, la defensa de Guzmán Loera ha intentado incluir en su estrategia legal la operación emprendida por la ATF. Pero, ahora, en los primeros días de 2019, el juez Cogan resolvió impedir que se hable del tema durante el juicio.

    "El riesgo de confundir los asuntos del juicio, de llevar al jurado a conclusiones erróneas y de perjudicar al gobierno supera sustancialmente el valor probatorio, si es que existe, de la operación 'Rápido y furioso'", sentenció el juez.

    Un estudio de la Universidad de San Diego estima que cada año cruzan 253 mil armas de fuego de manera ilícita de Estados Unidos hacia México. La organización American Friends Service Comitee calcula que estas armas fueron utilizadas en la mitad de los homicidios cometidos en el país de 2013 a 2016.


    Contact Maurizio Montes de Oca at maurizio.mdo@buzzfeed.com.

    Got a confidential tip? Submit it here