Enrique pasó 5 años preso por un secuestro que no cometió, hoy busca castigo para sus torturadores

    “La libertad se va disfrutando poco a poco porque en un primer momento no alcanzas a entender, no te queda claro”.

    Fernando Carranza Garcia.

    Penal de Puente Grande, Jalisco.

    Tras más de 5 años preso, lo que más le asombra a Enrique Guerrero Aviña es sentarse a ver los espacios abiertos. Mantiene muy abiertos los ojos, sonríe. Ya no está más en una celda de ocho metros cuadrados, acusado de secuestrar a los sobrinos de un dirigente empresarial.

    –No ha habido mucho tiempo de ponerse a pensar. Las calles me reciben como un espejo: algo maltrecho, impaciente. Es una sensación paradójica, a veces siento como si no me hubiera ido.

    La noche del 17 de mayo de 2013 Enrique fue interceptado por un grupo de hombres vestidos de civil que dispararon contra su automóvil. Sin una orden de aprehensión a la vista, el joven ajedrecista fue obligado a subir a una camioneta y fue torturado por agentes federales.

    BuzzFeed News México documentó que el joven fue sometido a golpes, humillaciones, amenazas de hacerle daño a su familia y de violación; insultos, posiciones forzadas, privación de los sentidos, de alimento y de baño; tortura sexual, asfixia, simulacro de ejecución y amenazas de ataques con perros.

    Colectivo Enrique Guerrero / Via Facebook: libertadenriqueguerrero

    Enrique Guerrero, filósofo, ajedrecista y defensor de derechos humanos.

    Luego fue recluido en el penal de Puente Grande, en Jalisco. Una vez en la cárcel, la burocracia siguió haciéndole la vida imposible a Enrique, como cuando el Alto Comisionado de Derechos Humanos de la ONU, Jan Jarab, intentó regalarle un libro.

    –Jan Jarab me obsequió un ejemplar de "El castillo", de Franz Kafka, su compatriota. Fue una ardua batalla para que ese libro llegara a mis manos porque el sistema carcelario se empecinó en no entregármelo, entonces Naciones Unidas presionó para que me fuera entregado y para que además no se le arrancara la dedicatoria.

    Después de un largo proceso en el que se involucraron la ONU, Amnistía Internacional, el Grupo de Trabajo sobre Detención Arbitraria (ACNUDH), el comité Enrique Guerrero, entre otros, su liberación le fue notificada en los últimos días de diciembre pasado.

    La buena noticia le llegó a Enrique a través de un actuario judicial en el área de juzgados, donde también se notificó a los otros acusados injustamente en este caso, quienes ejercían el activismo político y se oponían a la reforma educativa del gobierno de Enrique Peña Nieto.

    Comité Enrique Guerrero / Via Facebook: pg

    Enrique Guerrero en su infancia.

    Ahora, a casi tres semanas de su liberación, a Enrique no le resulta sencillo saberse fuera de prisión. "La libertad se va disfrutando poco a poco porque en un primer momento no alcanzas a entender, no te queda claro, es un cambio tan radical de estar en un lugar donde no tienes nada, confinado, a estar en libertad".

    Previo a su arresto, Enrique participaba en un colectivo de derechos humanos llamado Liquidambar. Hoy está seguro de continuar ese camino como defensor. Sin embargo, la carrera que llevaba como ajedrecista profesional no planea continuarla por ahora.

    –Ya estoy un poco viejo y el ajedrez es como todo deporte, es muy celoso, requieres estar más joven para estar en condición competitiva. Tuve la oportunidad de enseñarle a algunos presos la pasión por el ajedrez.

    Luego de la liberación de Enrique, el colectivo Liquidambar buscará posicionar una propuesta para que exista en México un mecanismo institucional que dé seguimiento a las recomendaciones del Grupo de Trabajo sobre Detención Arbitraria (ACNUDH).

    Asimismo, el joven continuará con la denuncia que presentó su defensa ante la Unidad Especializada en Investigación del Delito de Tortura de la PGR para que sus verdugos obtengan una sanción, aunque hasta ahora no ha recibido ninguna notificación sobre este proceso legal.

    El jaque mate que duró 30 horas: historia de una detención arbitraria en México


    Contact Maurizio Montes de Oca at maurizio.mdo@buzzfeed.com.

    Got a confidential tip? Submit it here