Un juez le negó al Chapo su petición de poder abrazar a su esposa durante el juicio

    El próximo 13 de noviembre comenzarán las declaraciones iniciales del juicio contra Guzmán Loera en Nueva York.

    PGR

    Traslado de Guzmán en México en enero de 2017.

    ACTUALIZACIÓN

    El pasado miércoles, BuzzFeed News México publicó una carta en la que la defensa de Joaquín Guzmán Loera pidió al juez Brian M. Cogan que pudiera saludar y abrazar a su esposa antes de iniciar su juicio.

    No obstante, este jueves el juez Cogan decidió negar la solicitud.

    "Después de haber consultado ampliamente con el Servicio de Alguaciles de EEUU, el tribunal está obligado a negarla", dijo el juez Brian M. Cogan en un documento publicado por el Departamento de Justicia este jueves.

    Cogan dijo a la defensa de "El Chapo" que los alguaciles consideran que acceder a esta solicitud sería darle un trato distinto al que reciben otros presos con medidas especiales.

    Asimismo, recordó que dichas medidas (que incluyen la prohibición de tener contacto con su familia) están diseñadas para evitar que Guzmán Loera pueda coordinar cualquier escape desde la prisión o dirija algún ataque contra personas que cooperan con el gobierno en el caso.

    El texto de abajo corresponde a la nota publicada ayer que contiene mayores detalles sobre la petición de "El Chapo".

    Cuartoscuro

    Extradición del supuesto capo en enero de 2017.

    A través de una carta escrita por su defensa, Joaquín, alias "El Chapo", Guzmán pidió que el juez Brian M. Cogan tenga un "gesto humanitario" y le permita abrazar a su esposa, aunque sea por unos breves segundos.

    "Le escribo respetuosamente para pedir que se le permita al señor Guzmán dar un breve y momentáneo saludo a su esposa Emma Coronel Aispuro, que quizás incluya un abrazo", dice el documento firmado por la abogada Mariel Colón Miró.

    La petición sucede a pocos días de que comiencen las declaraciones de apertura en el juicio contra el presunto líder del Cártel de Sinaloa. El pasado lunes, el Departamento de Policía de Nueva York aumentó la seguridad en la Corte Federal de Brooklyn, donde fue seleccionado el jurado.

    Este operativo de seguridad no fue aislado. Una semana antes, un convoy de agentes federales fuertemente armados trasladó a Guzmán Loera a la cárcel de Manhattan tras una audiencia preliminar también en Brooklyn. Durante esos días, las autoridades cerraron el icónico puente de ese distrito para transportarlo.

    Tom Hays / AP

    El comienzo de las declaraciones de apertura en el juicio de Guzmán Loera será el próximo martes 13 de noviembre. Por ello, la defensa del supuesto narcotraficante solicitó al juez Cogan que "El Chapo" y Coronel Aispuro puedan hacer contacto físico.

    En su carta, la abogada Colón Miró sugirió que el abrazo pueda ser abierto, en la Corte e incluso con la barandilla entre ellos. "El proceso entero no debería tomar más que pocos segundos", agregó.

    De acuerdo con el documento, las autoridades han negado que Guzmán Loera mantenga comunicación con su familia para evitar que "cometa, solicite o conspire para cometer una actividad criminal adicional". No obstante, su equipo legal propone que el abrazo se dé en presencia de fiscales y alguaciles para así evitar cualquier tipo incidente.

    "No es razonable inferir que un saludo momentáneo, hecho bajo la supervisión de los alguaciles de los Estados Unidos, presentaría el riesgo de que el señor Guzmán escapara de la Corte o incluso le pasara mensajes a su esposa. Todo el tribunal tiene precauciones de seguridad en el lugar. No hay peligro de que intente escapar", detalla.

    Mary Altaffer / AP

    Emma Coronel con una de sus hijas en la Corte de Brooklyn el 26 de junio de 2018.

    Luego de fugarse de una prisión mexicana por segunda ocasión en julio de 2015, Guzmán Loera fue recapturado a principios de 2016 y posteriormente extraditado a Estados Unidos casi un año después. Actualmente enfrenta 11 cargos relacionados con el tráfico de estupefacientes.

    El pasado 5 de noviembre, la defensa denunció en el documento dirigido al juez que "El Chapo" no ha tenido ningún tipo de visitas en prisión, a excepción de las legales. Además, aseguró que ha estado confinado en una celda muy pequeña: 23 horas de lunes a viernes y 24 horas los fines de semana.

    Como consecuencia de esto –sostiene su equipo legal– la salud mental y emocional del supuesto narcotraficante se ha deteriorado de manera preocupante. "Es bien sabido que el aislamiento tiene un efecto negativo en la cordura de una persona".

    Hasta el momento, la abogada Colón Miró no ha respondido preguntas de BuzzFeed News México y aún no se sabe si la petición fue aprobada por el juez Cogan.

    ACTUALIZACIÓN

    Este jueves al mediodía, la abogada Colón Miró dijo a BuzzFeed News México que por el momento no está autorizada a comentar sobre la petición hecha al juez Cogan.

    Contact Maurizio Montes de Oca at maurizio.mdo@buzzfeed.com.

    Got a confidential tip? Submit it here