12 Errores que estás cometiendo al cocinar huevos

    Dale la bienvenida al omelette perfecto.

    Jenny Chang / BuzzFeed

    1. No estás usando un sartén antiadherente.

    Facebook: buzzfeedtasty

    Los sartenes antiadherentes no son buenos en todos los casos (la distribución de calor no es la mejor) pero definitivamente necesitas una si estás tratando de hacer huevos. Asegúrate de cuidarla bien y de nunca usar utensilios de metal cuando la utilices.

    2. No bates los huevos lo suficiente cuando estás haciendo omelettes o huevos revueltos.

    Taylor Miller / BuzzFeed

    Primero: ni se te ocurra romper los huevos directamente en la sartén y mezclarlos allí. Para obtener los mejores omelettes y huevos revueltos, bate los huevos hasta que estén completamente homogéneos, sin rayas blancas. Pero no incorpores aire cuando batas, como si hicieras un pastel. Los huevos tienen que quedar homogéneos, pero no espumosos. Si quieres esmerarte, también puedes licuarlos un poco para obtener un resultado perfecto, pero un tenedor sirve si no te da para tanto.

    3. No pones suficiente mantequilla.

    Taylor Miller / BuzzFeed

    Mira, si quieres unos deliciosos y cremosos huevos revueltos u omelettes, debes ser generoso con la mantequilla. No estoy diciendo que uses una barra entera, pero echa un par de cucharadas en la sartén, sin miedo.

    4. El fuego está muy alto.

    Marekl / Getty Images

    La clave para perfeccionar los huevos revueltos y omelettes está en usar fuego moderado/suave. ¡Así que no te apresures! Puede que lleve un poco más de tiempo, pero el resultado será mucho mejor.

    5. No mueves la sartén lo suficiente mientras se cocina tu omelette.

    Facebook: buzzfeedtasty

    Para un omelette perfecto, debes revolver la mezcla de huevo para que no quede una costra café, al mismo tiempo que sacudes el sartén sobre el fuego. Cuando el huevo comience a cuajar, deja que el omelette se cocine sin agitar ni mover la sartén para que termine la cocción. En este momento puedes agregar otros ingredientes, para luego doblar el omelette y servirlo de inmediato.

    6. Cocinas los huevos revueltos demasiado tiempo.

    Gancino / Getty Images

    Saca los huevos revueltos del fuego un poco antes de que estén del todo hechos. El calor residual seguirá cocinándolos hasta que estén bien.

    7. Cuando haces un huevo escalfado, lo rompes directamente sobre la olla con agua en vez de en un recipiente.

    Getty Images

    Romper el huevo en un recipiente asegurará que: 1. La yema no estará abierta y 2. Tienes mucho más control cuando sueltas el huevo en la olla, lo que evita que las claras se esparzan en el agua.

    8. Escalfas los huevos en agua hirviendo a borbotones.

    youtube.com

    Lo mejor es que el agua hierva a fuego lento (como en la foto) pero no a borbotones. Si hierve demasiado, se interrumpirá el proceso y se agitará el huevo. (Aunque si el agua no está hirviendo lo suficiente, el huevo caerá al fondo, que tampoco es lo que buscamos). Encuentra el término medio.

    9. La sartén no está lo suficientemente caliente cuando haces huevos fritos.

    Koldunov / Getty Images

    Cuando rompas el huevo en la sartén, debe estar tan caliente que la clara quede blanca de inmediato y no se extienda demasiado en la sartén.

    10. Usas huevos súper frescos para hacer huevos duros.

    buzzfeed.com

    Quizá pienses que cuando se trata de huevos, cuanto más fresco, mejor. Pero en realidad depende del método de cocción. Para hacer huevos duros, los huevos más viejos son más fáciles de pelar, lo que hace que todo el proceso sea mucho menos complicado. (Recuerda que para escalfar sí necesitas huevos bien frescos.) Y para saber qué tan frescos son tus huevos, busca la fecha Julian en la caja.

    11. No pones los huevos duros en un baño de hielo cuando están listos.

    youtube.com

    Tan pronto como los huevos estén cocidos a tu gusto y los saques de la olla, colócalos en un baño de hielo para detener el proceso de cocción. Si no, ese tiempo de cocción perfecto habrá sido en vano.

    12. Esperas demasiado para pelar los huevos duros.

    Getty Images

    Esto es bastante sencillo: cuanto más esperes para pelar un huevo, más difícil será. Tan pronto como los huevos se hayan enfriado en el baño de hielo, pélalos con agua corriente y saldrán perfectamente lisos. Si quieres guardarlos para más adelante, simplemente guárdalos pelados en el refrigerador, en un recipiente hermético con agua.

    ¿Nos faltó algún error al cocinar huevos? ¡Danos tu mejor consejo para cocinar huevos en los comentarios!

    ¿Quieres recibir contenidos para sentirte cada vez mejor contigo? ¡Suscríbete a nuestro newsletter de Estilo y Bienestar!



    Si no puedes ver la casilla anterior, suscríbete aquí.

    Este post fue traducido del inglés.