Estos han sido los 11 escándalos más inolvidables de la Met Gala

    No supero a estas celebridades sentadas en el piso del baño con sus outfits carísimos de la Met Gala.

    Cada año, el primer lunes de mayo significa algo: es el momento de la Met Gala y... ¡UF! Estoy emocionada.

    Si bien a la gala típicamente se le conoce por la moda, no le falta nada de drama.

    Estos son 11 de los escándalos más salvajes de la Met Gala, desde el vestido de Madonna que enseñaba todo hasta las celebridades a las que les negaron la entrada a la fiesta de Rihanna:

    1. Al dirigirse a una fiesta en el The Standard Hotel de Nueva York luego de la Met Gala de 2014, Beyoncé, Jay-Z y Solange, la hermana de Bey, entraron en un elevador en el cual Solange arañó, pateó y le gritó a Jay-Z, mientras Beyoncé observaba. Tan solo una semana después del incidente se filtró la grabación del ascensor y pronto todo el mundo se estuvo preguntando qué rayos había pasado exactamente.

    El 15 de mayo de 2014, Beyoncé, Solange y Jay-Z emitieron un comunicado conjunto que decía: "Lo más importante es que nuestra familia lo resolvió. Jay y Solange asumen, cada uno, su cuota de responsabilidad por lo que ocurrió. Ambos reconocen su rol en este asunto privado que ha sido ventilado en público. Ambos se han disculpado entre sí y hemos seguido hacia adelante como una familia unida". A pesar del comunicado, los rumores siguieron circulando y muchos creyeron que el arrebato de Solange se debió a que Jay-Z había estado engañando a Beyoncé. Algunos señalaron a Rachel Roy, una diseñadora de modas que era cercana a Jay-Z.

    En los años posteriores, tanto Bey como Jay han hecho mención al incidente a través de sus letras. En 2016, Beyoncé lanzo Lemonade y cantó: "Looking at my watch, he shoulda been home/Today I regret the night I put that ring on (Al mirar mi reloj, ya él debería estar en casa/Hoy me arrepiento de la noche en la que me puse ese anillo)". El álbum también incluyó su infame frase de "Becky with the good hair (Becky con el cabello bonito)". Jay-Z también habló sobre este drama en su álbum 4:44.

    Vea este vídeo en Youtube

    Sony Music / Via youtube.com

    2. En la Met Gala de 2017, ciertas celebridades fueron capturadas fumando en el baño. Estrellas como Bella Hadid, Dakota Johnson y Paris Jackson se tomaron selfies mientras se fumaban un cigarrillo en el baño. Las fotos molestaron enormemente a los donantes y miembros de la junta directiva del Met, quienes se lo expresaron a Anna Wintour, la editora de Vogue y presidenta de la Met Gala. Esta fumada incluso llevó a la Dra. Mary Bassett, la comisionada de salud de Nueva York, a redactar un comunicado regañando a las celebridades por hacer del "cigarrillo un accesorio de moda". Bassett también indicó que fumar violaba las leyes sanitarias de la ciudad, al exponer a los asistentes a la Gala al humo pasivo.

    This photo is like taken at a college party except for the fancy dresses #metgala

    Twitter: @victuuris95

    Para evitar que sucediese el mismo problema en la edición de 2018, Anna Wintour implementó una nueva regla, indicando en la invitación que estaba prohibido fumar en el evento. A todo lo largo del evento se pusieron avisos de "no fumar" y, presuntamente, los guardias de seguridad fueron entrenados para detectar el olor del cigarro. ¡Y sin embargo eso no detuvo a algunas celebridades! En 2019, Cole Sprouse fue captado fumando al fondo de la selfie de un amigo, rompiendo así tanto la regla de no fumar como la de no tomarse selfies.

    3. El atuendo de Madonna en 2016 suscitó una enorme controversia. La cantante eligió un traje Givenchy completamente negro que dejaba su trasero al descubierto. Una vez que el look se hizo público, los fans comenzaron a criticar la cantidad de piel que Madonna mostró y algunas personas dijeron incluso que había "secuestrado" a la alfombra roja con su look "desesperado". La cantante respondió a las críticas de inmediato, haciendo una publicación en Instagram para defender su vestido y diciendo que era una declaración política. "Mi vestido en la Met Gala fue una declaración política y también de modas. El hecho de que la gente en efecto crea que una mujer no tiene derecho a expresar su sexualidad y a ser atrevida después de una cierta edad es prueba de que aún vivimos en una sociedad edadista y sexista".

    4. Me intriga enormemente el plano de asientos de la Met Gala, el cual, supuestamente, tardan meses en completar. En la Met Gala de 2016, Lena Dunham, quien llevó un esmoquin al evento, terminó sentada al lado del receptor de la NFL Odell Beckham Jr. Dunham y luego dijo que este no parecía estar interesado en hablar con ella. “Yo estaba sentada al lado de Odell Beckham Jr., y fue sorprendente porque fue como que me vio y decidió que yo no era el tipo de mujer adecuado para sus estándares”, comentó Lena en una entrevista. "Él estaba como que: 'Eso es un malvavisco. Es un niño. Es un perro'. No fue con mala intención, es solo que parecía estar confundido. La vibra era muy tipo: ¿Me quiero cog... eso? Lleva puesto un... sip, lleva puesto un esmoquin. Mejor sigo viendo mi teléfono'".

    Las declaraciones de Dunham de inmediato causaron controversia en las redes sociales. En los días posteriores, intentó aclarar las cosas, tuiteando: "@OBJ_3 es talentoso, elegante, parecer súper genial y no le provocó hablar conmigo en una fiesta elegante. Mi relato sobre su persona fue, claramente (para mí), sobre mis propias inseguridades como mujer de cuerpo promedio sentada en una mesa llena de supermodelos y atletas. No fue un supuesto sobre quién es él ni una expectativa de atención sexual. Es mi sentido del humor, el cual me ha mantenido con vida durante 30 años". A pesar de la disculpa, Dunham fue blanco de las críticas. Después publicó un comunicado más largo, en el cual expresó que había proyectado sus propias inseguridades en Beckham, aún y cuando ella no sabía nada sobre él.

    .@OBJ_3 is talented, stylish, seems super awesome and wasn't into chatting with me at a fancy party.

    Twitter: @lenadunham

    Cuando le preguntaron si esos comentarios habían tocado alguna fibra sensible, OBJ le dijo al New York Times que no tenía "mucho que decir al respecto".

    5. O sea, ¿quién no quisiera ir a la fiesta de Rihanna después la Met Gala? Pero resulta que es una invitación bastante exclusiva, como lo supo Eddie Redmayne de manera desafortunada en la Met Gala de 2017. Redmayne, su esposa Hannah Bagshawe y el amigo de estos, el actor Tom Sturridge, se presentaron en el after de Rihanna en el 1OAK de Nueva York. Y la seguridad del evento los rebotó no una, sino dos veces, cuando intentaron entrar en repetidas oportunidades al festejo. Parece ser que el trío en cuestión simplemente no pudo entrar por cuestiones de capacidad, por lo que no hay rencores al respecto.

    6. Asistir desnudos, ciertamente, no era la temática de la gala de 2017, pero eso no detuvo a Fyodor Pavlov-Andreevich, un artista ruso, para colarse en la fiesta. A Pavlov-Andreevich lo dejaron en la alfombra roja, totalmente desnudo y encerrado dentro de una caja de vidrio. Y si bien al principio estaba cubierto por una sábana blanca, eventualmente se la quitó, no dejando nada a la imaginación de los presentes. Los testigos indicaron que al artista lo dejaron en un área restringida y por un vehículo sin identificación. Cuando la policía abordó a Pavlov-Andreevich, este se negó a salir, teniendo luego los bomberos que cortar la caja. Pavlov-Andreevich fue arrestado de inmediato bajo cargos de indecencia en público, obstrucción a la administración gubernamental, violación de la propiedad privada y alteración del orden público.

    Fyodor Pavlov-Andreevich / Via vimeo.com

    7. Después de la Met Gala de 2016, Demi Lovato dijo que la pasó tan terriblemente mal que es probable que nunca vuelva a asistir a dicho evento. Todo comenzó cuando Lovato llegó a la alfombra roja con un vestido de Moschino diseñado por Jeremy Scott. Scott también había vestido a Nicki Minaj esa noche, por lo que el trío posó para algunas fotos. Nicki subió una de las fotos a su Instagram y etiquetó a Jeremy, pero no a Demi. Lovato comentó la foto con un emoji de risa, para luego publicar una foto de Nicki lanzándoles una fuerte mirada de reojo y con la leyenda: "Esta foto resume muy bien la que fue mi primera y probablemente última Met 😂😂😂." Tanto Lovato como Minaj borraron luego las fotos.

    En 2018, Demi reflexionó sobre su experiencia en la gala del Met para la Billboard. "Una cierta celebridad se portó de forma totalmente insoportable y no fue nada agradable estar cerca de ella", indicó. "Era todo como una especie de grupito. Recuerdo que sentí tanta incomodidad que quise beber". De hecho, Lovato se retiró temprano de la gala para asistir a una reunión de Alcohólicos Anónimos. "Me cambié la ropa, pero me dejé los diamantes... millones de dólares en diamantes en una reunión de AA. Y sentí una mayor identificación con los indigentes que estaban en esa reunión, pasando por las mismas luchas que yo, que con las demás personas que estaban en la Met Gala".

    8. Varios erraron con sus atuendos para la Met Gala 2015, cuya temática fue "China: A través del espejo". Muchos fueron blanco de las críticas a causa de sus atuendos, los cuales, según algunas personas, promovían los estereotipos raciales. El tocado de Sarah Jessica Parker, creado a la medida por Phillip Treacy, fue señalado por representar el estereotipo de la "mujer dragón" que sexualiza y vuelve villanas a las mujeres chinas. Otras celebridades que enfrentaron críticas por sus atuendos fueron Karolína Kurková y su bata de satén rojo, Dakota Johnson por su cartera en forma de mujer china y Lady Gaga por haberse puesto un kimono japonés para un evento de temática china.

    9. Si hay algo que se pueda decir sobre Anna Wintour, es que es particularmente exigente respecto a las reglas de la Met Gala. Después de la fiesta de 2014, Wintour quedó tan fastidiada con todos los celulares presentes que juró prohibir dicha tecnología en la gala de 2015. Parte de la razón detrás de esta prohibición fue la increíble cantidad de selfies publicadas en las redes sociales desde el exclusivo evento (¡cuyas entradas cuestan más de $30.000 USD cada una!). El comunicado oficial expresó que la prohibición fue para "garantizar la seguridad de los invitados y su disfrute del evento", pero algunas personas opinaron que Anna implementó dicha prohibición porque pensaba que las selfies y los videos de celebridades ebrias en el evento empañaban la atmósfera en general del mismo.

    10. Y si quieres que te inviten alguna vez a la Met Gala, no hagas enfadar a Anna. Tanto Tim Gunn como Rachel Zoe terminaron desterrados después de haber hablado mal de Wintour. En un episodio de Fashion Police en 2016, Tim Gunn dijo que creía haber sido vetado de la gala después de haber dicho que lo más extravagante que ha presenciado en un evento de modas fue haber "visto a Anna Wintour siendo cargada por dos guardaespaldas para bajar por las escaleras. Todo se volvió un caos. Fue una locura. Desde ese entonces hemos tenido una guerra abierta". Por su parte, Rachel Zoe, supuestamente, fue eliminada de la lista de invitados luego de decirle al New York Times que la gente creía que ella era más influyente que Wintour, mencionando que su trabajo como estilista era más importante para la carrera de alguien que salir en Vogue.

    Pero a pesar de que Zoe y Gunn criticaron a Wintour, ella misma dijo que existe una sola persona que está permanentemente vetada de la Met Gala. Durante un juego de "Spill Your Guts or Fill Your Guts" en The Late Late Show With James Corden, Wintour dijo que Donald Trump es la única persona que jamás recibirá una invitación al exclusivo evento.

    Vea este vídeo en Youtube

    The Late Late Show With James Corden / Via youtube.com

    11. Y, por último, como la temática de la Met Gala de 1999 fue "Rock Style", lo lógico era que Liv Tyler, la hija de Steven Tyler, vocalista de Aerosmith, y Stella McCartney, la hija de Paul McCartney de los Beatles, asistiesen a la fiesta juntas. McCartney, decidió elaborar el look de ambas y tomó un par de camisetas sencillas y les escribió "Rock Royalty" encima. Cuando llegaron a la alfombra roja, cayeron en cuenta, que habían malinterpretado seriamente el código de vestimenta del evento. Y si bien fue visto como un tropiezo en ese entonces, McCartney luego le diría a Vogue que le encantaron sus atuendos. "En estos tiempos, a la gente le gusta planificarlo todo en exceso y pensarlo demasiado de manera intencional para obtener la atención de los medios", indicó. "Nosotras no hicimos nada de eso y es lo que resulta tan encantador".

    ¿Se te vienen a la mente algunos otros escándalos de la Met Gala? ¡Cuéntanos en los comentarios!

    Este post fue traducido del inglés.