Updated on 27 de julio de 2018. Posted on 27 de julio de 2018

    Esta es la razón por la que está mal promover la idea de que la sexualidad se puede "cambiar" con terapia

    No hay un solo estudio científico real que compruebe que las "terapias de conversión" funcionan... si no todo lo contrario.

    Después de las declaraciones de Mauricio Clark, la comunidad LGBTTTIQ se levantó para decir que la homosexualidad no puede ser cambiada a base de terapia.

    Las personas LGBTI+ no estamos enfermos,te invitamos a escribir tu nombre,tu cualidad o profesión,tu orientación sexual y #NoEstoyEnfermx https://t.co/zwbueNLd8W

    Utilizando el hashtag #NoEstoyEnfermx.

    Sin embargo, muchas personas seguían opinando que la reacción de la comunidad no tenía sentido.

    Si a Mauricio Clark le dio la gana ya no ser homosexual ¿Por que se emputan? ¿No los mismo homosexuales gritan que pueden hacer lo que quieran con su culo? Bueno pues este decidió clausurarlo, y es muy su pedo

    El sitio LGBT Escándala compartió un mensaje de uno de sus lectores que prueba por qué es tan importante concientizar sobre las terapias de conversión.

    Twitter: @quiquegaldeano

    En él, uno de sus lectores cuenta cómo su mamá creyó que su sexualidad podía cambiar con terapia después de las declaraciones de Clark.

    Desde el 2017, el Conapred se pronunció formalmente en contra de estas terapias y las identificó como una forma de violencia y discriminación.

    El 28 de junio del 2017 nos pronunciamos contra las "terapias de conversión" por ser una forma de violencia y discriminación por motivos de orientación sexual e identidad de género. #LGBT https://t.co/QgY5K9xj9i https://t.co/iX6iMdHDEj

    Los llamados ECOSIG (Esfuerzos para Corregir la Orientación Sexual y la Identidad de Género) violan el derecho al libre desarrollo de la personalidad.

    #NoEstoyEnfermx solo vivo de manera congruente con lo que pienso y siento. Me amo y me respeto por encima de todas las cosas para así hacerlo con los que me rodean. https://t.co/zgt7wlMWYD

    Que tenemos todos, sin importar nuestra expresión de género y preferencia sexual.

    Generalmente, estas terapias son buscadas por familiares de personas de la comunidad LGBTTTIQ que, con argumentos morales o religiosos, quieren "una cura".

    Yiorgosgr / Getty Imagesu

    Según la Organización Mundial de la Salud, la homosexualidad es una variación natural de la sexualidad, por lo que no puede ni debe considerarse como una enfermedad.

    Nadia_bormotova / Getty Images

    Estas terapias de "conversión" no están guiadas por investigaciones científicas o psiquiátricas rigurosas, se basan en ideas (muchas veces religiosas) que violan los derechos humanos.

    Valentinrussanov / Getty Images

    No hay ningún estudio científico riguroso que compruebe su eficacia, lo que sí se sabe es que atentan contra la salud (y a veces, hasta la vida) de los afectados.

    Alexmia / Getty Images

    Lo peor es que muchas de estas terapias incluyen tratos inhumanos, degradantes e, incluso, tortura.

    Nito100 / Getty Images

    Por eso, darles difusión a estos procedimientos es poner en riesgo la vida de la comunidad LGBTTTIQ y violar el derecho que tenemos todos a ser quien queremos ser.

    Carlos Alberto Kunichek / Getty Images

    ¿Quieres recibir contenidos para sentirte cada vez mejor?

    ¡Suscríbete a nuestro newsletter de Estilo y Bienestar!

    Newsletter signup form