Posted on 9 de octubre de 2015

    Así se siente un domingo de cruda y resurrección

    Porque el domingo es el día del señor (de la barbacoa).

    Domingo.

    Terrible domingo.

    Amaneciste con la boca hecha cenicero.

    Quieres una cerveza pero no te puedes levantar de cama.

    Beberías cualquier líquido, pero tu dolor de cabeza te lo impide.

    Sin embargo, esta fuerza celestial es capaz de lograr tu resurrección.

    Estás empezando a tomar un poco de fuerza.

    ¡Es un milagro!

    ¡RESURRECCIÓN!

    Ahora tienes una razón para vivir.

    @RafriasRangel pidió este post en el #MaratónBuzzFeed. Síguenos y te entregamos el tuyo.

    ¿Quieres recibir contenidos para sentirte cada vez mejor?

    ¡Suscríbete a nuestro newsletter de Estilo y Bienestar!

    Newsletter signup form