Dejar el coche y empezar a usar el transporte público en la CDMX es la mejor decisión que he tomado en la vida

    Empezar el día sin prisas ni tráfico hace toda la diferencia.

    Hola, soy Gooz, vivo en la Ciudad de México y todos los días entre lunes y viernes debo transportarme de mi casa en el sur de la ciudad a la guarida de BuzzFeed México localizada en la zona centro.

    Google

    La distancia entre mi casa y la oficina es de 8.5 kilómetros que, en términos de movilidad de la Ciudad, representan unos 60 minutos de recorrido en hora pico de tráfico.

    Si eres chilango como yo, sabrás que llegar de un punto a otro de la Ciudad puede resultar en toda una aventura (de sufrimiento y dolor).

    CDMX te amo pero no eres tu, es el tráfico

    Durante los últimos cuatro años de mi vida hice mis recorridos al trabajo y su respectivo regreso en Uber.

    En un arranque de sensatez, me di cuenta que no solo estaba gastando una millonada en transporte privado todos los días, sino que no estaba ayudando con los problemas de movilidad que se viven en esta Ciudad.

    Por eso decidí explorar alternativas de transporte para mi trayecto (camión, Metrobús, Metro), y así probar si podría beneficiarme y hacer menos horrorosas mis mañanas y tardes.

    Yuri Cortez / AFP / Getty Images

    Los reportes de Tomtom Traffic Index sitúan a la Ciudad de México como la que peor tráfico presenta en el mundo 😭😭😭.

    A continuación les presento los resultados de mi experimento...

    Evalué cada medio de transporte con tres factores:

    * Costo

    * Tiempo de recorrido

    * Y comodidad

    La opinión que les presento tiene que ver con cómo me fue a mí, seguramente hay muchos factores que harán que tu experiencia sea diferente dependiendo de la zona en la que vivas, trabajes y el horario en que hagas uso de los servicios.

    Transporte 1

    Yuri Cortez / AFP / Getty Images

    Costo: Entre $90 y $150 por viaje dependiendo del tráfico.

    Tiempo de recorrido: Entre 60 minutos y 90 minutos dependiendo del tráfico.

    Comodidad: Excelente. Tengo un coche para mí solito que me recoge en la puerta de mi casa.

    Opinión general: Aparte de gastar mucho dinero, el mayor horror de esta opción es el tráfico. Cada día es una ruta diferente, y pocas cosas me ponen más de malas que ver cómo avanza el reloj mientras estoy detenido en la calle.

    Transporte 2

    Yuri Cortez / AFP / Getty Images

    Costo: $13 pesos por viaje ya que debo tomar dos camiones (necesitas cambio exacto para pagar).

    Tiempo de recorrido: Entre 50 minutos y 60 minutos. (Camino cinco minutos de mi casa a la parada, y el resto del trayecto depende del tráfico).

    Comodidad: Muy buena. Las veces que lo ocupé siempre encontré lugar para sentarme, aunque si me hubiera tocado estar de pie, no habría habido mucho inconveniente pues no se llena tanto y y no iba apretado.

    Opinión general: La principal ventaja para usar esta opción es que la parada del camión está en corto de mi casa, solo dos calles. Por el otro lado hay tres grandes desventajas, la primera es que la ruta cubre Avenida Patriotismo y tiene muchas paradas lo que hace muy lento el avance, la segunda es que sigo a expensas del tráfico matutino en Circuito Bicentenario, y la tercera es que el camión me deja en el paradero de Metro Chapultepec y ahí debo caminar a Reforma para tomar un segundo camión que me deje en la oficina, lo que aumenta el tiempo, y el costo.

    En resumen, no es práctico para mí.

    Transporte 3

    Yuri Cortez / AFP / Getty Images

    Costo: $6 pesos por viaje (necesitas una tarjeta recargable que cuesta $16 pesos y que también sirve para el Metro).

    Tiempo de recorrido: 50 minutos. (15 minutos caminando de mi casa a la estación y 35 minutos de recorrido).

    Comodidad: Mala. El servicio se satura mucho y llegué a viajar realmente apretado.

    Opinión general: La que creo es la mayor ventaja del Metrobús es que al tener un carril exclusivo suele no depender del tráfico, por lo que el tiempo de recorrido es casi siempre el mismo (seguramente en alguna ocasión habrá alguna interrupción por un bloqueo). La caminata de 15 minutos a la estación me gustó pues después del desayuno, me sentía muy bien haciendo algo de ejercicio. El servicio es muy eficiente, hay una pantalla en la estación que te indica el tiempo que falta para que pase el siguiente Metrobús y una vez dentro, todo funciona muy bien. Este habría sido mi transporte ganador de no haber sido por el factor de la saturación. Existe mucha demanda por lo que hay momentos en que llegas a estar aplastado entre mucha gente o tienes que dejar pasar muchos Metrobuses antes de poder subirte a uno.

    Transporte 4

    Yuri Cortez / AFP / Getty Images

    Costo: $5 pesos por viaje (puedes acceder con un boleto que compras en la taquilla de cada estación, o utilizar una tarjeta recargable que cuesta $10 pesos y que también funciona para el Metrobús).

    Tiempo de recorrido: 40 minutos. (10 minutos caminando de mi casa a la estación y 30 minutos de recorrido).

    Comodidad: Muy buena. Pude viajar sentado en un par de ocasiones, y cuando no alcanzaba lugar podía venir cómodamente de pie, las estaciones que recorro tienen mucha afluencia de personas pero está muy bien distribuida entre los vagones del tren.

    Opinión general: El Metro es realmente eficiente, rápido y tiene un costo más bajo. La caminata de 10 minutos de casa a la estación me parece adecuada para hacer algo de ejercicio. Debo tomar una correspondencia para hacer un cambio de línea y finalmente llego a mi estación de destino que está a un par de cuadras de la oficina. No le encuentro ningún contra a mi experiencia usando el servicio diariamente por las últimas dos semanas.

    Yuri Cortez / AFP / Getty Images

    Sin duda el Metro resultó ser la mejor opción para mi trayecto, cosa que fue una sorpresa, ya que mi ignorancia sobre su funcionamiento me había llevado a creer que sería la peor opción. Como les dije, el servicio es muy eficiente y rápido. La distancia que debo caminar entre mi casa y la estación me parece muy adecuada. Viajo cómodamente y si he de sonar un poco mamador, me encanta ver tantas personas e imaginar la cantidad de historias que me rodean durante el par de estaciones que recorro. Adicional a todo el dinero que estoy ahorrando ($90 pesos por Uber contra $10 pesos del Metro), me gusta que me estoy evitando mucho estrés que vivía todos los días cuando viajaba en coche. Ver el reloj avanzar mientras estoy detenido en la calle es frustrante y eso provocaba que casi diario llegara corriendo y de malas a la oficina; ahora llego tranquilo y sin enojos.

    ¿Y la bici, apá?

    Yuri Cortez / AFP / Getty Images

    No crean que olvidé que también existe la opción de la bici, pero mi máximo secreto y oso en la vida es que nunca aprendí a andar en una, les prometo que trabajaré en eso este año. Me gusta que en la CDMX tenemos tantas opciones de transporte público y a costos muy accesibles para hacer frente a los problemas de movilidad que un lugar de este tamaño y con esta cantidad de gente enfrenta.

    Gustavo Serrano

    Tus días pueden mejorar mucho con pequeños cambios como este.

    Si no tienes idea de cómo iniciar, checa Google Maps donde podrás consultar las diferentes opciones de transporte público y tiempos de recorrido.

    Google

    O puedes descargar alguna de estas apps: CityMapper, Moovit y ser feliz.

    ¿Quieres recibir contenidos para sentirte cada vez mejor?

    ¡Suscríbete a nuestro newsletter de Estilo y Bienestar!

    Newsletter signup form