22 Problemas de adulto de los que te enteras cuando ya es demasiado tarde

    Tener la clásica plática "no tienes que pedir comida, hay comida en la casa", pero contigo mismo.

    1. Las frutas y verduras expiran más rápido cuando eres tú quien tiene que comprarlas.

    Rqby / Getty Images

    2. $100 pesos de adultos equivalen a $1 de la vida real.

    3. Cada vez que te entra una llamada, no puedes evitar susurrar, "¿qué pedo?"

    Getty Images

    4. Que se te caiga algo que pediste de tomar, es el equivalente a perder un globo de niño, o que se te cayera el helado.

    Jupiterimages / Getty Images

    5. "Quedar" de "salir un día" con tus conocidos, una y otra y otra y otra vez hasta que uno de los dos muera.

    Twitter

    Año 1: "Vamos por unas chelas" "Obvio tú di cuándo".

    Año 15: "Oye, ahora sí vamos por unas chelas" "Sí, neta sí..."

    6. Tener que inventar una buena excusa para cancelar planes, hasta que de plano te dejan de invitar... Y te da tristeza.

    7. Despertarte, invariablemente a las 8/9 de la mañana.

    Twinsterphoto / Getty Images

    No importa qué hayas hecho la noche anterior.

    8. AMAR que te regalen calcetines.

    Sdominick / Getty Images

    Tal vez haya sido un regalo que odiaste cuando eras niño, pero ahora como adulto los consideras oro molido.

    9. Aprender a vivir con un dolor de panza constante, diarrea y/o agruras.

    GenommaLab

    10. Descubrir que en realidad te fascinan los programas de renovación y decoración de interiores.

    Netflix

    "Uff, ese balconcito con unos acabados isabelinos se ve her-mo-so".

    11. Darte cuenta que tienes un súper favorito. Y conoces sus promociones y la diferencia de precios con "la competencia".

    Jackbuu / Getty Images

    12. Gritar "¡Carajo! ¡La ropa!" cuando te acuerdas que la dejaste en la lavadora...

    Andriano_cz / Getty Images

    O peor, que la dejaste secándose arriba pero ahora está lloviendo. Y así es como te conviertes en tu mamá.

    13. Tener la revelación de que ya no tienes "24" o "18"...

    Juanmonino / Getty Images

    14. Espantarte porque alguna de tus amiga está embarazada, solo para luego tranquilizarte porque en realidad sí quiere a ese bebé y no fue una metida de pata.

    Dolgachov / Getty Images

    Chance ya hasta lleva varios años casad@ o emparejad@.

    15. Lidiar con pensamientos obsesivos de cómo le dijiste "mamá" a la Miss una vez en la escuela, JUSTO antes de irte a dormir.

    Twitter

    16. Despertar cansado TODOS Y CADA UNO DE LOS DÍAS DE TU VIDA.

    Metamorworks / Getty Images

    17. Darte cuenta que jamás va a usar el maldito Teorema de Pitágoras, ni saldrá a relucir qué carajos es la pinche mitosis.

    ABC

    "Mitosis es..."

    18. Pero igual descubrir que sin las canciones y las rimas jamás sabrías los planetas o el abecedario.

    Michael Burrell / Getty Images

    19. Comerte el plátano y el aguacate aunque tenga "negrito" porque tú lo pagaste y TE LOS VAS A COMER.

    Jensgade / Getty Images

    20. Tener la clásica plática "no tienes que pedir comida, hay comida en la casa", pero contigo mismo.

    Ideabug / Getty Images

    21. Darte cuenta que sin Google no podrías hacer nada. NA-DA.

    22. Y, más cabrón aún, que todos los adultos que has conocido en tu vida estaban mintiéndose a sí mismos.

    Walt Disney Productions

    ¿Quieres recibir contenidos para sentirte cada vez mejor?

    ¡Suscríbete a nuestro newsletter de Estilo y Bienestar!

    Newsletter signup form