Updated on 22 de abril de 2020. Posted on 22 de abril de 2020

    16 Consejos sexuales que vas a querer saber si te gustan los juegos de roles

    Ni modo, a veces hay que estar dispuesto a verse tonto.

    Los juegos de roles pueden ser divertidos, emocionantes y muy buenos para descubrir diferentes aspectos de tu sexualidad.

    NBC

    Te permite explorar con seguridad tu relación con tus fantasías, con los tabúes, con el poder, con quién eres y qué te excita, al mismo tiempo que te da la oportunidad de experimentar con la fantasía. Ya sabes, eso tan divertido que dejaste de hacer cuando llegaste a cierta edad porque tenías que crecer y madurar, o lo que sea.

    BuzzFeed Health platicó con el doctor Ian Kerner, experto en sexo y fundador de GoodInBed.com, y la educadora sexual Sandra Daugherty, presentadora de Sex Nerd Sandra, para que nos dieran sus mejores consejos para conseguir que los juegos de rol sean increíbles. Esto es lo que nos dijeron al respecto:

    1. Antes que nada, debes saber que no hay una definición determinada de lo que implican los juegos de rol, sino que se trata de lo que tú y tu pareja están haciendo.

    NBC / Via Giphy

    Mucha gente oye "juego de roles" y su mente piensa: "Te pones un disfraz, yo me pongo un disfraz, interpretamos una escena, no podemos salirnos del personaje. Ok", dice Daugherty. Pero esa expectativa es muy alta, y es solo una pequeña parte de lo que pueden ser los juegos de rol.

    Dependiendo de lo que tú y tu pareja quieran, los juegos de rol pueden ser interpretar personajes ("Tú eres el príncipe, yo seré la damisela"). Puede ser disfrazarse y grabar una película sexual. Puede ser jugar con situaciones simples ("Finjamos que estamos en la escuela otra vez y que nuestros papás están abajo"). Puede ser jugar con el dominio y la sumisión. Puede ser jugar con el entorno ("¿Cómo sería si fuéramos alumnos de Hogwarts?"). Puede ser hablar de una fantasía que tienes sin hacerla. En resumen: Puede ser cualquier cosa que te permita explorar diferentes personalidades, actitudes y formas de expresarte sexualmente.

    2. No te pongas a pensar todo el tiempo que debe ser algo loco y sexy: el chiste es que sea divertido ante todo.

    Giphy / Via Giphy

    Claro, mucha gente empieza a interpretar papeles como una forma de "ponerle sabor a su vida sexual" o lo que sea, pero tienes que mantener las expectativas bajas. En vez de eso, empieza pensando que podría ser algo tonto y nuevo para probar con tu pareja. Sobre todo, tienes que estar dispuesto a reírte de ti mismo, porque sí, hay mucho margen de error y no vas a hacer todo perfectamente.

    "El juego debe ser para bien", dice Daugherty. "No tiene que hacer que te excites demasiado. No tiene que ser otra cosa más que jugar por diversión. Te ríes mucho, y cinco minutos después, tienes el mejor sexo de tu vida".

    3. Las instrucciones sencillas funcionan muy bien, así que no es necesario planear nada complicado.

    Lionsgate / Via Giphy

    Si lo tuyo es un extravagante juego de rol con personajes y múltiples actuaciones, por favor, HÁZLO. Pero las cosas pueden ser mucho más fáciles que eso. Básicamente, todo lo que necesitas es una frase para empezar.

    "Puede ser básicamente algo tan simple como 'No has hecho el quehacer' para empezar a jugar con una dinámica", dice Daugherty. "'Shhh, nos van a oír mis papás'. 'No se lo digas a tu esposa'. Una frase y ya está. Y después el resto de tu juego puede ser exactamente lo que haces normalmente, pero además hay una capa añadida de excitación, un poco de sabor extra".

    4. Juega con tu look y con lo que te pones para actuar diferentes personalidades.

    Giphy / Via tipsysam.tumblr.com

    No tienes que comprar disfraces o algo así. Cuando juegas con tu look —tal vez cambiando de peinado o poniéndote una peluca, dejándote crecer algo de vello facial, poniéndote un traje que sea diferente a tu estilo— también terminas sintiéndote diferente.

    "Te ayuda a alejarte de ti mismo y te permite explorar diferentes personalidades", dice Kerner.

    5. O simplemente habla de tus fantasías. Eso podría terminar siendo más excitante que hacerlas.

    Tkay Maidza

    "Puedes hacer increíbles juegos de rol solo hablando", dice Kerner. "Puede que nunca tengas que llegar al punto de ponerte un disfraz o de actuar un personaje para lograr el espíritu y la satisfacción de un personaje o de una situación".

    6. Usa tus series o películas favoritas para inspirarte.

    HBO / Via wifflegif.com

    No serías el primero en excitarse viendo Game of Thrones, dice Kerner. Sea lo que sea que hagan tú y tu pareja, incluye personajes de verdad, dinámicas de relaciones, situaciones y escenarios, todas las cosas con las que tú y tu pareja ya estarán familiarizados sin tener que esforzarse. "Pueden ver un programa juntos y luego seguir con la acción en su cama", dice Kerner, ya sea actuando los personajes o simplemente siguiendo el espíritu de las cosas.

    7. Explora esas parejas comunes y cliché, pero hazlo de formas inesperadas.

    Giphy

    Si vas a inclinarte por la parte del "rol" de los juegos de rol, definitivamente conoces las típicas parejas: alumno-profesor, médico-paciente, jefe-empleado, etc. Son tan populares porque te dan la oportunidad de jugar con seguridad con las dinámicas de poder: pero puedes cambiar la forma de hacerlo.

    Tomemos como ejemplo la de alumno-profesor: "Crees que el profesor tiene poder y el alumno no", dice Daugherty. "Sin embargo, no tiene por qué ser así. Puede ser un alumno que chantajea al profesor, que seduce al profesor, que le hace un favor al profesor o que tranquiliza al profesor porque tiene problemas matrimoniales. Puede ser una relación y desarrollarse de muchísimas maneras diferentes e interesantes".

    Así que usa la imaginación.

    8. Piensa qué partes concretas de una fantasía te resultan especialmente atractivas.

    Saturday Night Live

    "Digamos que diez personas tienen una fantasía de profesor-alumno", dice Daugherty. "Pero a cada persona le excitará un elemento diferente. Uno podría excitarse con castigos corporales, reglas o azotes. A otro podrían gustarle mucho las faldas. A otra persona le puede subir la adrenalina con lo prohibido. A otro podría excitarle que lo avergüencen. A otra persona le podría gustar que le digan cierta palabra, como "castigado". ¡Para otras personas, podría ser estar en el escritorio! Así que el simple hecho de que diez personas tengan la misma fantasía no significa que tú también".

    Por eso, puede ser una buena idea comunicarle a tu pareja lo que te excita de verdad a la hora de interpretar algo; de lo contrario, podrías acabar actuando la fantasía completamente equivocada.

    9. Aprovecha Halloween y otras excusas para disfrazarte de maneras que sabes que los excitarán mutuamente.

    Giphy

    Sé que dijimos que los juegos de rol no tienen por qué consistir en disfrazarse, pero adelante. ¿Cuándo más tendrán la oportunidad de ponerse un disfraz totalmente espectacular y además la ventaja de ir por ahí con él en público y contar los minutos hasta que lleguen a su casa? Halloween es lo mejor, y la oportunidad perfecta para disfrutar de las emociones relacionadas con los juegos de rol de una manera discreta, dice Kerner.

    10. Ve cómo puedes hacer que las cosas que ya haces con tu pareja se parezcan más a un "juego de roles".

    Giphy

    Tal vez ya te guste ponerte las camisas de tu pareja porque te hace sentir cómodo: eso es algo que puedes aprovechar y profundizar, dice Kerner. O tal vez tú y tu pareja ya se dan masajes en la espalda mientras ven la tele antes de acostarse: podrían intensificar tu juego y explorar juntos una fantasía que tenga que ver con un spa. O tal vez practican un deporte juntos, lo cual es la base perfecta para un romance prohibido entre las estrellas de los equipos rivales. Etc, etc, etc.

    11. Canaliza algunas frustraciones de la vida real en tu juego para desahogarte de la mejor manera posible.

    HULU / Via tearthatcherryout.tumblr.com

    Digamos que tienes un día asqueroso en el trabajo porque un compañero se portó como un idiota. Puedes irte a casa y divertirte con eso. "Puedes darle la vuelta al guión", dice Daugherty. "Puedes interpretar una dinámica de jefe-empleado con tu compañero y puedes fingir que estás chantajeando a tu jefe. Puedes ser el jefe. Puedes hacer favores para conseguir un aumento. ¡Lo que sea!" Lo mismo pasa con casi todos las demás molestias cotidianas, desde el barista que arruinó tu pedido hasta el de ventas que juzga a la gente.

    12. Tal vez ve una clase de improvisación.

    TV Land

    No necesariamente para repasar tus habilidades de actuación, sino más bien para adentrarte en el espíritu de los juegos de rol.

    "La improvisación es estúpida y aterradora al principio, pero no pierdes nada", dice Daugherty. "Se trata de un equipo que se apoya mutuamente. Tener estas habilidades es bueno: los juegos sexuales son más saludables cuando ambos están en el mismo equipo y tienen los mismos objetivos. Si sientes que lo arruinas, tu pareja está ahí para ayudarte a tener la iniciativa".

    13. Asegúrate de saber qué es lo que no te hace sentir cómodo en general para que no surja accidentalmente en una situación de juego de roles.

    Giphy / Via millsbizz.tumblr.com

    Es muy importante tener en cuenta las incomodidades generales o lo que no te gusta, ya que cuando juegas con diferentes personajes o situaciones, pueden surgir algunas cosas de forma inesperada, dice Daugherty. Por ejemplo, si no te gusta explorar el dolor, será conveniente que lo sepa tu pareja antes de empezar cualquier tipo de dinámica de poder en cuyo personaje pueda inspirarse para castigarte.

    Listas de "Sí/no/tal vez" como esta podrían ser útiles como punto de partida si no estás seguro de lo que queda fuera de tus límites. Fundamentalmente, es una lista de comportamientos sexuales que puedes adoptar como reflexión propia o con una pareja para indicar lo que estás dispuesto a hacer y lo que no.

    14. En este sentido, considera la posibilidad de establecer algunos parámetros o de tener una palabra segura para parar.

    Brett Eldredge

    Ser espontáneo y seguir la corriente está padre, pero hay ciertos momentos en los que es necesario hablar con tu pareja sobre lo que va a pasar o establecer reglas (como palabras seguras, sobre las que puedes leer aquí). Por ejemplo, si algo exige un castigo, una denigración, una humillación o una falta de consentimiento simulada, deben hablar de los límites y de cómo se comunicarán durante y después, y hablar un poco de lo que podría pasar.

    Además, el simple hecho de que establezcas parámetros por adelantado no significa que el plan no pueda cambiar. "Por ejemplo, tener una palabra de seguridad no es una excusa para no consultar a tu pareja, estar en sintonía con ella y ser consciente de lo que le pasa durante el sexo", dice Kerner.

    Esto se cumple especialmente si te metes en el territorio del BDSM, que puede superponerse en gran medida a los juegos de rol. Más información sobre cómo abordarlo aquí.

    15. Si de verdad no tienes ni idea de por dónde empezar, existen juegos y libros.

    Giphy / Via chroniclebooks.com

    Busca el qué mejor se adapte a sus gustos y necesidades.

    16. Y asegúrate de tomarte tu tiempo y disfrutar.

    Giphy

    "Independientemente de que trabajes de afuera hacia adentro, partiendo de un detalle físico y luego metiéndote en un personaje, o de adentro hacia afuera, partiendo de tu vida fantasiosa y trasladándola gradualmente a algún juego, debes apreciar de verdad cada paso del proceso", dice Kerner. "Cada paso es padre. Conseguir que el juego de roles se materialice por completo puede ser la parte menos interesante. Debes estar abierto a todos los aspectos del proceso. Aprende. Descubre qué es lo que te excita de verdad".

    Este post fue traducido del inglés.

    ¿Quieres recibir contenidos para sentirte cada vez mejor?

    ¡Suscríbete a nuestro newsletter de Estilo y Bienestar!

    Newsletter signup form