back to top

37 Consejos que te ayudarán si no te sientes bien durante las fiestas navideñas

No vivimos en una película navideña. Vivimos en el mundo real, donde existen malos momentos. Sí, incluso en Navidad.

Nicole Ench / BuzzFeed

Es la época más maravillosa

del año... excepto cuando, tú sabes, todo anda mal y no te encuentras bien. Y a pesar de que sentir tristeza/ansiedad/soledad/disgusto/estrés en diciembre es muy común, eso no significa que sea fácil lidiar con dichos sentimientos ni hablar acerca de ellos. Ver fotos perfectas de familias con pijamas navideñas iguales puede sentirse terrible si no puedes o no verás a tus seres queridos este año, o si acabas de sufrir una pérdida importante. Mientras tanto, todas esas listas de "lo mejor del año" pueden doler mucho cuando piensas en cómo fue el tuyo y que... fue un poco horrible. De hecho, tantas cosas acerca de las fiestas parecerían diseñadas para hacerte sentir mal, que francamente, admiramos a cualquier persona que logra mantenerse feliz y animada hasta el siguiente año. Porque, esta es la cuestión: no vivimos en una película navideña. Vivimos en el mundo real, donde existen las familias horribles, las rupturas amorosas, los divorcios, los abortos espontáneos, la muerte, el desempleo, la depresión, la ansiedad, las adicciones, la violencia y otros clásicos malos momentos. Está bien no estar bien durante las fiestas, y es buena idea planear cómo cuidarás de ti mismo. Así que, si esto te está pasando a ti, tenemos algunas ideas que podrían ayudar, aunque sea un poco. Por supuesto que, como hay muchas formas distintas en las que las fiestas pueden ser una porquería, tal vez no todos estos consejos sean buenos para ti. Usa tu instinto para determinar si algo te ayudará o no. Si algo te dice que solo te hará sentir peor, no lo fuerces. En resumen, sé amable y atento contigo mismo y también sé consciente de que te entendemos.

1. Tómate un tiempo para analizar tu relación con días festivos como Navidad y Año Nuevo, y pregúntate cuál será la mejor forma de celebrarlos para ti. Tal vez celebrar ayudaría a levantarte el ánimo. Tal vez prefieras pretender que no existen. Tal vez no tengas ganas de estar cerca de tus conocidos, pero no te importa estar en presencia de extraños. Tal vez odies la noche de Año Nuevo, pero te resulte inspirador el primer día del año. Saber cómo te sientes respecto a las diferentes fiestas y tradiciones te ayudará a organizar un plan que signifique algo para ti.

2. Prepara un plan para las fiestas. Ya sea que quieras trabajar, hacer algo por la comunidad, conectarte con amigos, estar en un hotel elegante completamente solo, u ordenar comida para llevar y tener un maratón de podcasts , es bueno decidir por adelantado para que puedas reservar/comprar/descargar según sea el caso.

3. Decide qué quieres contarles a las personas acerca de lo que te pasa, tus planes para las fiestas, etc. y a quién quieres contarle. Mantener tus cosas en privado está bien. Ser más abierto y compartirlas también está bien.

4. Y planifica con anticipación cómo se lo comunicarás a otras personas, para que no te agarren desprevenido cuando llegue la inevitable pregunta, "¿Qué harás para las fiestas?". A María le gusta decir algo como "Oh, nada emocionante. Solo me quedaré por aquí, tranquilamente. ¿Tú?". (O "No, ¡este año no!" cuando le preguntan si se reunirá con su familia.) Una versión más abierta: "¡Voy a tomarme un tiempo para mí! Probablemente cocine algo, vea una película, me ponga una mascarilla, arme un rompecabezas... Ya sabes, ¡cosas divertidas para hacer solo! Hace años que muero por tener una noche tranquila para mí". Mantén un tono neutral, sé poco claro y aburrido y cambia de tema o cambia la conversación a los planes de la otra persona. La mayoría de la gente no insistirá.

5. ¡Que no te dé vergüenza ni temor admitir que la estás pasando mal! No necesitas dar detalles específicos si no quieres, pero terminar con la farsa de que "¡¡¡Todo está bien!!!", aún si es tan solo un momento, o solo con una persona, puede ser un enorme alivio.

6. Desconéctate de las redes sociales los días festivos. (O... desde ahora hasta el 2 de enero.) No es necesario lastimarte con las fotos de la Navidad aparentemente perfectas de otras personas.

7. Si las fiestas son difíciles para ti porque perdiste a alguien, busca una manera de aprovecharlas para sentirte más cerca de las personas que extrañas. Cocina sus recetas favoritas, ve viejos videos caseros, escríbeles una carta. Continúa con una tradición o simplemente celebra los buenos recuerdos.

8. Sobre ese tema, siente todo lo que tengas que sentir si lo necesitas. Tal vez este año necesitas estar triste o enojado o simplemente sentirte mal, y eso está bien. No intentes reprimirlo.

9. No te sientas mal por no ir a la fiesta de Navidad del trabajo si no quieres ir. Literalmente, está bien.

10. Lo mismo va para las celebraciones de Año Nuevo.

11. Y si tienes que ir, siéntete cómodo con no ser el alma de la fiesta este año. Sé un poco aburrido. ¡Está bien!

No vivimos en una película navideña. Vivimos en el mundo real, donde existen las familias horribles, las rupturas amorosas, los divorcios, los abortos espontáneos, la muerte, el desempleo, la depresión, la ansiedad, las adicciones, la violencia y otros clásicos malos momentos.

12. Si tienes que pasar las fiestas en un lugar en el que no te sientes seguro o cómodo, avísales a tus amigos que tal vez necesites escribirles para ayudarte a estar bien. No todos estarán disponibles durante las fiestas, pero tal vez dejen su teléfono prendido con gusto si les avisas que tal vez necesites de su apoyo.

13. Y si tienes que pasar tiempo con personas que te molestan, te hacen enojar o sentirte mal, pretende que eres un antropólogo. Tal vez te resulten más fáciles los dramas familiares si finges estar estudiando cómo este grupo de personas pasa las fiestas. Es decir, observa con atención, pero manteniendo distancia emocional para que las cosas no te afecten.

14. Platica con otras personas para saber quién más estará cerca durante las fiestas... y qué otra persona podría sentirse mal. Tener a alguien con quien expresar tus sentimientos, o incluso pasar tiempo, podría hacer una gran diferencia.

15. Fija límites, y de verdad respétalos. Si no quieres hablar de tu vida amorosa con la chismosa de tu tía, procura estar preparado para decir "Oh, la verdad es que no pienso en eso en estos momentos" y cambia de tema. Con seguridad. Si no tienes ganas de socializar mucho, confirma que no asistirás a la fiesta y no lo pienses dos veces.

16. Pide ayuda. "Necesito algo de espacio". "Necesito atención". "¿Podrías venir al super conmigo y hacerme compañía mientras preparo la cena?". "Por favor, no me hagas sentir culpable por no asistir a tu fiesta este año".

17. Y si las personas te ofrecen su ayuda, acéptala.

18. Agrega esta lista de cosas que hacer cuando te sientes mal a tus favoritos.

19. Intenta no automedicarte con alcohol. Distraerte podría ser agradable en el momento, pero beber realmente empeora los sentimientos de depresión, soledad, ansiedad, angustia, o cualquier otra cosa que estés enfrentando.

20. Consíguete una pijama cómoda para usar durante el día (o ropa suave). Los días que estés solo en tu casa, planea levantarte, lavarte la cara, los dientes, bañarte (o al menos ponerte ropa interior limpia) y luego ponte esa pijama recién lavada.

21. Sal a caminar o pasear cada que puedas. Un poco de aire fresco y de ver el cielo en invierno podría ayudar a que te sientas mejor (y probablemente no te hará sentir peor). Así que si puedes salir a caminar fácilmente y de forma segura, ¡hazlo! Si no puedes, analiza si hay alguna otra manera de mover el cuerpo o salir al aire libre por un momento.

22. Si tienes suficiente energía, limpia/ordena tu casa para que se sienta tan cómoda, brillante y hogareña como sea posible.

23. Pon unas luces navideñas. En serio, un poco de luz ayuda mucho cuando empieza a oscurecer a las 5 p. m., y puede hacer que una noche triste en casa se sienta un poquito más mágica. ¡Déjalas colgadas todo el invierno si quieres!

24. Deshazte de cosas viejas que no te sirven en este momento o que te duelen. Saca cosas de tu clóset, borra fotos de tu teléfono sin pensarlo dos veces, etc. No necesitas cosas que te depriman.

25. Si tienes mascotas, concéntrate en hacer una gran celebración para ellas.

Tantas cosas acerca de las fiestas parecerían diseñadas para hacerte sentir mal, que francamente, admiramos a cualquier persona que logra mantenerse feliz y animada hasta el siguiente año

26. Piensa en un pequeño ritual para consentirte cada día. Prueba un té diferente cada día, prepárate una cena, completa un crucigrama antes de irte a dormir. Puede ser algo que no tenga nada que ver con las fiestas.

27. De verdad, pasa el mayor tiempo que puedas dándote un baño de burbujas o haciendo cualquier cosa que te relaje.

28. Lee un libro que hayas querido leer desde hace muchísimo tiempo. O un montón de libros. No debes avergonzarte si necesitas escapar un rato porque este mundo simplemente no es bueno para ti en este momento.

29. Compra algunos rompecabezas. Los rompecabezas son una gran forma de pasar el tiempo y olvidar el mundo exterior, y te dan una sensación de satisfacción cuando sientes que todo se está derrumbando.

30. Empieza un hobby creativo que ocupe tus manos.

31. Ve los capítulos navideños de tus series de televisión favoritas.

32. Encuentra una forma de conectarte con la naturaleza. Claro, es más difícil durante los meses fríos, pero incluso algo tan simple como observar aves bonitas en las ramas del árbol afuera de tu ventana puede ser muy relajante.

33. Aleja tu mente del presente y concéntrate en el próximo año. Prepara tu diario tipo "bullet", ve a que te lean el tarot, haz citas con tu médico, piensa en tus metas. 34. Si agradecer tiende a levantarte el ánimo, prueba hacer una lista de todos tus logros —grandes y pequeños— del último año.

35. O, por otro lado, haz una lista de todo lo que quieres dejar atrás en el 2018 y quémala (con precaución).

36. Sé consciente de que está bien abandonar ciertas tradiciones y cosas "imperdibles" de las fiestas. Si este es el año en el que no regalas nada (o no regalas nada particularmente interesante) o no envías tarjetas de Navidad, eso está totalmente bien. ¡Las personas cercanas a ti lo entenderán!

37. Y recuerda que no debes avergonzarte por pedir ayuda.

.

Este post fue traducido del inglés.

Connect with As/Is