24 Datos sobre el Titanic que te van a dejar con cara de confusión y shock

    Uno de los violines con el que tocaron en la cubierta mientras el barco se hundía se vendió por $1,7 millones de dólares.

    1. La construcción del Titanic comenzó en diciembre de 1909. Para cuando estuvo oficialmente listo en 1912, el costo total del barco fue de unos $7,5 millones. En dólares actuales, eso es más de $400 millones.

    The Titanic as it's being built
    Krista Few / Corbis via Getty Images

    2. A bordo del Titanic había al menos 12 perros, la mayoría de los cuales estaban en su perrera de "primera categoría". El carpintero del barco era el responsable de sacar a los perros para que se ejercitaran e hicieran sus necesidades. Debido a que estos perros pertenecían a pasajeros de primera clase, estaban muy bien cuidados. Incluso hubo una exhibición canina programada para el 15 de abril, el mismo día en el que se hundió el barco.

    Three dogs on the deck of the Titanic
    Alamy

    Solo tres perros sobrevivieron a la tragedia (dos pomerania y un pekinés) y solo porque fueron suficientemente pequeños como para ser llevados a escondidas en un bote salvavidas.

    3. Este es Frederick Fleet. Él fue el vigía del Titanic en la noche en que este se hundió y también el primero en ver el iceberg en su ruta, el cual describió como "un objeto negro, saliendo a gran altura sobre el agua, justo al frente". De acuerdo con él, sus primeros intentos de avisar sobre este avistamiento no tuvieron ninguna respuesta. Para cuando sus mensajes fueron finalmente recibidos, tan sólo un minuto antes de golpear el iceberg, ya era demasiado tarde. Esa noche, sentado en un bote salvavidas y mirando al barco hundirse, presuntamente expresó su preocupación de que le echaran la culpa del desastre; y sus temores estaban, de alguna manera, bien fundados: una investigación oficial disputaría el cronograma de eventos que Frederick relató.

    A young Frederick Fleet in a newsboy cap
    Universal History Archive / Universal Images Group via Getty Images

    4. Puede que recuerdes a J. Bruce Ismay por la película Titanic de 1997, pero, de no ser así, te refrescamos la memoria: fue el egoísta dueño del barco y director general de la naviera White Star Line que, ansioso por salir en las portadas de todos los periódicos si el barco llegaba a Nueva York antes de lo programado, presionó al capitán para que acelerara hasta un nivel tan inseguro que lo puso en rumbo de colisión contra un iceberg. Luego, en un acto de cobardía, le quitó el asiento a otro pasajero en un bote salvavidas y se escabulló en la noche mientras más de 1.500 personas morían a causa de un desastre del cual él tuvo responsabilidad directa. Bueno, resulta que nada de eso pasó en realidad.

    J Bruce Ismay in a suit posing for a photo
    Universalimagesgroup / Getty Images

    Todos sabemos que la película Titanic fue una obra de ficción, pero que estas pueden ser un poco desordenadas cuando los personajes se basan en seres humanos reales. No es de sorprender que la hija, el hijo y el nieto de J. Bruce Ismay hayan disputado abiertamente la representación que usaron en la peli. 

    Entonces, ¿cuál fue la verdad sobre Ismay esa noche fatídica? Para empezar, él no tenía poder de mando sobre la tripulación del barco, ya que no estaba a bordo bajo ninguna capacidad oficial; solo estuvo allí como "un pasajero común y corriente". De acuerdo a testigos presenciales y a una investigación oficial, Ismay pasó "al menos una hora" ayudando a subir pasajeros a los botes salvavidas, muchos de los cuales testificarían luego que él, de hecho, les había ayudado. Luego, después de determinar que no quedaban más mujeres ni niños a bordo, tomó la decisión de último minuto de subirse a un bote salvavidas él mismo. Al hacerlo, no tomó el lugar de otro pasajero ni robó ningún asiento para salvarse él, de hecho, muchos botes zarparon antes de llegar a su capacidad total. 

    Ismay, sin embargo, sí tuvo voz y voto respecto a la cantidad de botes salvavidas que llevaba el barco. El Titanic terminó partiendo con tan solo 20 botes salvavidas, ya que los 64 necesarios para llevar cómodamente a todos los pasajeros hubiesen hecho verse al barco "muy abarrotado".

    Luego de la tragedia, J. Bruce Ismay renunció a la naviera White Star Line y vivió el resto de su vida lejos de la mirada pública. Murió el 18 de octubre de 1937. 

    5. Este es Wallace Hartley, el director de la banda del Titanic y el mismo que, de acuerdo con los testigos sobrevivientes, tocó en la cubierta con su quinteto y entre la muchedumbre de pasajeros aterrorizados, mientras el barco se hundía.

    An old timey portrait of Wallace Hartley
    Chronicle / Alamy Stock Photo

    6. Y este es su violín. El cuerpo de Wallace fue hallado flotando en el Atlántico varios días después de la tragedia, con su violín atado a su espalda y guardado a salvo dentro de su estuche. En la parte inferior del instrumento hay una inscripción que dice: "Para Wallace, con motivo de nuestro compromiso. De Maria".

    An old violin on display in a museum
    Afp / AFP via Getty Images

    El violín le fue regresado a Maria, quien seguía siendo su prometida para ese entonces (Wallace murió antes de que pudiesen casarse). Esta luego se lo donó al Ejército de Salvación. En 2006 fue redescubierto en un ático en Gran Bretaña.  Fue vendido por $1,7 millones en 2013.

    7. Y esta es la única carta conocida redactada por Wallace Hartley mientras estuvo a bordo del Titanic, la cual, además, fue escrita usando papel membretado oficial del RMS Titanic.

    An old letter written in cursive being displayed
    Matt Cardy / Getty Images

    En la carta, dirigida a sus padres, se lee:

    "Les escribo solo algunas líneas para decirles que zarpamos bien. Fue todo un poco apresurado pero ya me estoy empezando a asentar un poco.

    Este es un barco de lujo y debería hacerse mucho dinero en él.

    Extraño mucho llegar a casa y hubiese sido lindo haberles visto aunque sea por una hora o dos, pero no pude hacerlo.

    Tenemos una buena banda y los chicos parecen ser muy agradables.

    He tenido que comprar algo de ropa de cama y envié mis cosas para lavar hoy por correo.

    Probablemente llegue a casa el domingo por la mañana. Tenemos fecha para estar aquí el sábado. Me alegra saber que el pie de mi mamá está mejor.

    Con mucho cariño, Wallace".


    Esta carta también fue subastada en 2013 y se vendió por $154.974.

    8. Joseph Philippe Lemercier Laroche fue el único pasajero de raza negra en morir cuando se hundió el Titanic. Además, él y sus dos hijas, Simonne y Louise Laroche, fueron los únicos tres pasajeros negros en todo el barco.

    The Laroche family posing for a portrait
    Zuri Swimmer / Alamy Stock Photo

    Nacido y criado en Haití, Laroche se mudó a Francia a los 15 años de edad para estudiar ingeniería. Allí, conoció a su esposa, Juliette Marie Louise Lafargue, y tuvo dos hijas, Simonne y Louise.  Joseph, quien no pudo encontrar trabajo como ingeniero en París debido al racismo y a los prejuicios de la época, decidió llevar sus conocimientos de vuelta a Haití, en donde se imaginaba que hacían falta muchos ingenieros. Estos factores, junto con el hecho de que Juliette estaba embarazada con su tercer hijo, fueron los que les llevaron a comprar boletos de segunda clase en ese viaje a Nueva York.

    En esas primeras horas de la mañana del 15 de abril, luego de que el Titanic golpeara al iceberg y se empezara a hundir,  Joseph Laroche actuó de forma rápida y decidida. En su camarote, llenó los bolsillos de su abrigo con dinero y joyas, después de lo cual llevó a su familia a la cubierta del barco. Escoltándolas hacia un bote salvavidas abierto, Joseph tomó su chaqueta, envolvió a Juliette con la misma y le dijo: “Toma esto, lo vas a necesitar. Yo tomaré otro bote. Que Dios te acompañe. Te veré en Nueva York". Esas fueron las últimas palabras que le dijo a su familia.

    9. El primer oficial William Murdoch fue otra de las personas reales que terminaron siendo retratadas negativamente en el exitoso film de 1997: fue el miembro de la tripulación que aceptó un soborno de parte de un pasajero para que le consiguiera un puesto en un bote salvavidas y que luego le dispararía a otro pasajero que estaba en estado de pánico, asesinándolo, antes de dispararse él mismo. De acuerdo a los testigos sobrevivientes, Murdoch efectivamente trabajó sin descanso para salvar al barco y, cuando quedó claro que el mismo no tendría salvación, intentó cargar tantos botes salvavidas con pasajeros como pudo. En Escocia, lugar de origen de Murdoch, se le celebra como a un héroe por su conducta en esa noche trágica y caótica.

    Murdoch in his uniform
    Pa Images / PA Images via Getty Images

    Varios sobrevivientes dicen haber visto a un miembro de la tripulación dispararse a sí mismo, pero no hay manera de determinar la identidad de dicha persona, si bien, sobre la base de la información disponible, parece poco probable que haya sido Murdoch. Los residentes de Dalbeattie, Escocia, el pueblo natal de Murdoch, en conjunto con su sobrino, han exigido una disculpa formal de parte de James Cameron. 

    10. Este reloj de bolsillo fue recuperado del cuerpo de un camarero llamado Sidney Sedunary. Se detuvo exactamente a la 1:50 a. m., poco más de dos horas después de que el Titanic hiciera contacto con el iceberg y media hora antes de que desapareciera bajo la superficie del océano. Junto con este reloj, Sedunary llevaba también consigo una llave que se usaba para abrir un armario que contenía chalecos salvavidas. La última vez que le vieron con vida estaba entregando chalecos de estos a los pasajeros de tercera clase en la cubierta inferior.

    A very old pocket watch that's semi-rusted
    Matt Cardy / Getty Images

    11. Había ocho pasajeros chinos a bordo del Titanic al momento de su partida desde Southampton, Inglaterra. Seis lograron sobrevivir a la tragedia. Fang Lang, uno de los sobrevivientes, casi murió congelado mientras se aferraba a una puerta flotante en las heladas aguas, esperando ser rescatado. Eventualmente fue recogido por el único bote salvavidas que se regresó a buscar sobrevivientes, un momento que fue recreado en una de las escenas borradas del film de 1997, Titanic.

    A 3rd class ticket listing eight names
    The Six

    Los nombres de los ocho pasajeros se conmemoran en este boleto de tercera clase. Se cree que estos hombres eran marineros experimentados y que viajaban cruzando el Atlántico en búsqueda de trabajo en el Caribe. 

    12. Para los seis sobrevivientes (Ling Hee, Fang Lang, Lee Bing, Ah Lam, Chang Chip y Chung Foo) el hundimiento del Titanic tan solo marcaría el comienzo de sus dificultades. La racista Ley de Exclusión China, la cual prohibía el ingreso de trabajadores chinos a Estados Unidos, se encontraba en plena vigencia en 1912 (y no sería derogada sino hasta 1943), por lo que, a su llegada a Nueva York, fueron llevados directamente a Ellis Island para ser procesados, inmediatamente rechazados y ser enviados a Cuba. A manera de contexto, a todos los demás pasajeros sobrevivientes del Titanic se les permitió saltarse el trámite de Ellis Island.

    Ling Hee, Fang Lang, Lee Bing, and Ah Lam
    The Six

    También fueron juzgados por la cobertura racista de los medios que se refirieron a ellos como "criaturas" y que los describieron como cobardes; varios diarios divulgaron mentiras sobre cómo se subieron a los botes salvavidas primero que nadie: uno los acusó de haberse escondido debajo de los asientos, mientras que otro diario indicó que se habían vestido de mujeres para engañar a la tripulación y que les dieran acceso prioritario. 

    Si te interesa saber más sobre las historias de estos hombres y sobre cómo fueron borrados de la historia, deberías ver el aclamado documental The Six. Acá puedes ver el tráiler.

    La foto de arriba muestra, de izquierda a derecha, a Ling Hee, Fang Lang, Lee Bing y Ah Lam.

    13. Se cree que esta fotografía de un iceberg fue tomada el 16 de abril de 1912, desde la cubierta del SS Prinz Adalbert. Si bien el Titanic se hundió en las primeras horas del día anterior, nadie a bordo de este crucero sabía sobre la tragedia, a pesar de su proximidad con el lugar donde ocurrió. Los pasajeros del Prinz Adalbert habían dicho que este iceberg en particular (mostrado abajo) tenía una gran mancha de pintura roja, por lo que, presintiendo su importancia, le tomaron una foto. Pero solo hay un problema: este NO fue el iceberg que hundió al Titanic.

    An iceberg
    Historic Collection / Alamy Stock Photo

    Durante décadas, esta fotografía circuló bajo el supuesto de que mostraba al infame iceberg que hundió al barco que no se podía hundir. Sin embargo, en años recientes, algunos investigadores han decidido averiguar más sobre la validez de esas afirmaciones y, en última instancia, se determinó que, debido a que el SS Prinz Adalbert se encontraba viajando hacia el norte del sitio de la colisión y que el iceberg del Titanic debería haberse movido en la dirección opuesta, este de la foto no podría ser ese iceberg específico. Esa "mancha de pintura" que vieron los pasajeros probablemente fue una ilusión óptica causada por el reflejo del sol en la superficie del iceberg, o quizá algo completamente distinto. 

    14. Esta fotografía fue tomada desde la cubierta del SS Carpathia, el cual viajó directamente hacia el lugar de la colisión dos horas después de que el Titanic se hundiese para buscar sobrevivientes. Y si bien nunca podremos saberlo con certeza, es mucho más probable que este haya sido el iceberg responsable de la tragedia.

    An iceberg in the distance
    Photo 12 / Universal Images Group via Getty Images

    15. Esta es otra foto, tomada desde el Carpathia, esta vez de un bote salvavidas acercándose al barco de rescate. El Titanic no contaba con suficientes botes salvavidas a bordo, y muchos de estos zarparon a media capacidad (y a veces a menos de la mitad de su capacidad). Muchos pasajeros creyeron que era más seguro permanecer a bordo del barco que se hundía que subirse a un bote salvavidas, bajo la presunción equivocada de que el Titanic, a pesar de estar gravamente dañado, permanecería a flote muchas horas más.

    A lifeboat filled with survivors
    Krista Few / Corbis via Getty Images

    16. Richard Norris Williams fue un sobreviviente del Titanic que pasaría a convertirse en un campeón de Wimbledon y en un medallista de oro olímpico: todo gracias a que se negó con firmeza a dejarse amputar las piernas cuando estuvo a bordo del Carpathia después de pasar seis horas en las aguas heladas.

    Richard Williams playing tennis
    George Rinhart / Corbis via Getty Images

    17. Y durante los siguientes 73 años, el Titanic estuvo perdido hasta que, a principios de la década de 1980, un oficial retirado de la Armada y profesor de oceanografía, llamado Robert Ballard, anunció que comenzaría la búsqueda del naufragio, el cual localizó con éxito en 1985.

    Robert Ballard holding up a book of the Titanic
    Bettmann / Bettmann Archive / Getty Images

    No fue sino hasta algunos años después que Ballard reveló el verdadero propósito de esta expedición: la Armada le había pedido que ubicara dos submarinos nucleares desaparecidos, el USS Thresher y el USS Scorpion, y que pretendiera estar buscando al Titanic como fachada de su misión ultrasecreta. La Armada nunca esperó que Ballard efectivamente encontrara al Titanic, ni tampoco le interesaba el resultado de esa búsqueda, sea cual fuere, pero lo cierto es que terminó encontrando las tres embarcaciones.

    18. Durante una exploración del naufragio del Titanic en 1986, se vieron estos platos; se cree que el gabinete que los contenía, hecho de madera, quedó asentado en ese sitio y luego se descompuso:

    A dimly lit shot of stacks of dishes on the ocean floor
    - / AFP via Getty Images

    19. Algunos de estos platos fueron recuperados y mostrados en una exhibición llamada Titanic: The Artifact Exhibition, en 2010. Estos son esos mismos platos, los cuales lucen casi completamente nuevos:

    Sparkling dishes arranged for viewing in a musuem
    REUTERS / Alamy Stock Photo

    20. El naufragio del Titanic está desapareciendo rápidamente y los investigadores creen que en unos 20 a 30 años se habrá desvanecido por completo. ¿La culpable? En 2010, un análisis detallado de ciertas muestras recolectadas con antelación detectó la presencia de una nueva especie de bacteria que se alimenta con herrumbre, acertadamente nombrada Halomonas titanicae y la cual se está dando un banquete con el icónico barco. En 2019, el naufragio fue visitado por primera vez en 14 años y los cuartos de los oficiales habían colapsado por completo.

    The wreck of the Titanic sitting on the ocean floor
    Ralph White / Getty Images

    21. Así se ve en la actualidad una de las hélices del Titanic, tal como yace en el lecho marino y la cual también desaparecerá pronto:

    A propeller on the ocean floor
    Krista Few / Getty Images

    22. No existen fotografías de la icónica gran escalera del Titanic. Si has visto alguna foto que afirme ser de la gran escalera del Titanic, es muy probable que sea en realidad del RMS Olympic, la nave gemela del Titanic.

    An illustration of the grand staircase
    Roger Viollet / Roger Viollet via Getty Images

    23. Así se veía la gran escalera real del Titanic en 2001. Esta es una captura de Ghosts of the Abyss, el documental de James Cameron:

    The grand staircase underwater, rusted out and unrecognizable
    Buena Vista Pictures

    24. Actualmente se encuentra en construcción, en China, una réplica a tamaño real del Titanic. Una vez completada, funcionará como parque temático.

    The Titanic replica under construction
    Noel Celis / AFP via Getty Images

    Este post fue traducido del inglés.