back to top

18 Señales de que tu gato es tu dueño y no al revés

Por ejemplo, dejas de hacer cosas por horas porque el gato se sentó en ti y sientes feo moverlo.

publicado

1. Él decide cuándo te va a dejar trabajar y cuándo no.

Si vives con un gato, esto te ha pasado al menos 1745 veces.
Twitter: @sharoncasort

Si vives con un gato, esto te ha pasado al menos 1745 veces.

2. A veces, te deja dormir en SU cama.

Sí, ya sabemos que tú la compraste, pero sabes que sólo te pertenece una esquinita.
Twitter: @aprilclaws

Sí, ya sabemos que tú la compraste, pero sabes que sólo te pertenece una esquinita.

3. No importa qué tanto te esfuerces, nunca será fácil complacerlo.

"¿Me compraste un regalo de miles de pesos? Ok, me da igual, a mí solo me importa la caja".
Twitter: @eranlicu

"¿Me compraste un regalo de miles de pesos? Ok, me da igual, a mí solo me importa la caja".

4. La casa que comparten se convirtió en un espacio adaptado para su felicidad.

Tus cosas están guardaditas en un clóset porque las suyas se adueñaron de todos los espacios.
Twitter: @VashtaNeradaCat

Tus cosas están guardaditas en un clóset porque las suyas se adueñaron de todos los espacios.

5. Vives en medio de una nube densa de pelo de gato.

Lo llevas en la ropa, en la mochila, en los zapatos, en los muebles, cobijas, todo. :(
Twitter: @Celia_Lastres

Lo llevas en la ropa, en la mochila, en los zapatos, en los muebles, cobijas, todo. :(

6. Tu comida, bueno, tampoco es totalmente tuya.

Típico que te distraes un segundo y, cuando reaccionas, tu gato ya está desayunando como un humano.
Twitter: @detroise

Típico que te distraes un segundo y, cuando reaccionas, tu gato ya está desayunando como un humano.

7. Has dejado de hacer muchas cosas porque el gato se sentó en ti y sientes feo moverlo.

Ni modo, ahí te quedarás hasta que el señorito decida quitarse.
Twitter: @samshimii

Ni modo, ahí te quedarás hasta que el señorito decida quitarse.

8. Tuviste que deshacerte de varias amistades porque no les gustaban los gatos.

Nickelodeon

La verdad, también de varios ligues.

9. Dejas que tu gato te bese en la boca, a pesar de que lo has visto lamiéndose los genitales.

No te atreves a decirle que no, ¿qué tal que se ofende? Eso es inadmisible.
Twitter: @loffmee

No te atreves a decirle que no, ¿qué tal que se ofende? Eso es inadmisible.

10. Tu gato decide todos los horarios, incluso los de su comida.

¿Ves cómo los perros tienen un horario para comer, que sus dueños decidieron? Eso no significa nada para los gatos; ellos te pueden despertar a las 3:00 AM sólo porque quieren una botanita.
Twitter: @DarilosFuenla_

¿Ves cómo los perros tienen un horario para comer, que sus dueños decidieron? Eso no significa nada para los gatos; ellos te pueden despertar a las 3:00 AM sólo porque quieren una botanita.

11. Tiene más juguetes que tú cuando eras chiquito.

Tiene ropa, juguetes, peluches, varios tipos de comida, accesorios. Todo lo que no tuviste tú, vaya.
Twitter: @Cute_and_Food

Tiene ropa, juguetes, peluches, varios tipos de comida, accesorios. Todo lo que no tuviste tú, vaya.

12. Si alguna vez compras comida que no le gusta, ni modo, vas a tener que volver a la tienda por otra bolsa.

No importa qué hagas, si no le gusta, NO SE LA VA A COMER.
Twitter: @elpopular_pe

No importa qué hagas, si no le gusta, NO SE LA VA A COMER.

13. Tiene el poder de destruir lo que quiera y nunca enfrentar las consecuencias.

Al final, es su casa y él manda. Así que, vamos, sirviente, limpia su desmadre.
Twitter: @migatodinamita

Al final, es su casa y él manda. Así que, vamos, sirviente, limpia su desmadre.

14. Tu gato es tan jefazo que, si tienes perro, también a él le manda.

¿Cómo lo hace si es tres veces más pequeño que él? La ciencia aún no es capaz de descubrirlo.
Twitter: @willjames061

¿Cómo lo hace si es tres veces más pequeño que él? La ciencia aún no es capaz de descubrirlo.

15. Para él no existe el concepto de privacidad.

¿Te acuerdas cuándo fue la última vez que fuiste al baño y no estaba tu gato? No, ¿verdad?
hiveminer.com

¿Te acuerdas cuándo fue la última vez que fuiste al baño y no estaba tu gato? No, ¿verdad?

16. Si te atreves a llegar a casa oliendo a otro gato, se te va a armar.

Tu gato es tu dueño, así que, según él, no tienes permitido ver a otras mascotas.
Twitter: @lilxssues

Tu gato es tu dueño, así que, según él, no tienes permitido ver a otras mascotas.

17. Nunca sabes si quiere estar contigo o ignorarte, pero tienes que aceptar lo que él elige.

Un día puede querer agarrarte a besos y otro día, ni siquiera mirarte. u__u
Twitter: @lilxssues

Un día puede querer agarrarte a besos y otro día, ni siquiera mirarte. u__u

18. Pero, un simple gesto suyo puede hacer que olvides sus berrinches y destrozos.

giphy.com

La verdad, es que ya te resignaste a ser un invitado más en su casa.