back to top

21 Situaciones que reconocerás si tenías Twitter en 2010

Poetuitear y dar #FollowFriday.

publicado

1. Avisar que teníamos hambre.

Desayuno, comida y cena, claro. Parecía un mensaje muy importante para comunicar a nuestros... 27 seguidores.
Warner Bros. Pictures

Desayuno, comida y cena, claro. Parecía un mensaje muy importante para comunicar a nuestros... 27 seguidores.

2. Avisar, también, cuando llegábamos a nuestra casa.

Logo TV

Esto tiene una explicación: en ese tiempo, casi nadie tenía teléfono con Internet, así que si alguien estaba tuiteando, a fuerza era desde casita. Bueno, algunos tenían su Blackberry y era lo máximo, jiji.

3. Conocernos entre todos.

Eso era posible porque sólo había como cien personas en Twitter. De hecho, todos se llevaban y era como un club.
Universal Pictures

Eso era posible porque sólo había como cien personas en Twitter. De hecho, todos se llevaban y era como un club.

4. No existía la publicidad.

Lo mejor: tampoco los tuits pagados. Todo lo que alguien escribía, lo hacía sin un peso de por medio. OMG.
NHK

Lo mejor: tampoco los tuits pagados. Todo lo que alguien escribía, lo hacía sin un peso de por medio. OMG.

5. Una ballena nos avisaba cuando "se caía" Twitter.

Todos enloquecíamos, e íbamos a Facebook a decir "Ay, no, ahora que no hay Twitter, vamos a tener que convivir aquí". De oso.
twitter.com

Todos enloquecíamos, e íbamos a Facebook a decir "Ay, no, ahora que no hay Twitter, vamos a tener que convivir aquí". De oso.

6. Chatuitear.

O sea, platicar en público con alguien. Nunca faltaba otro que les dijera "CONSÍGANSE UN CUARTO".
Netflix

O sea, platicar en público con alguien. Nunca faltaba otro que les dijera "CONSÍGANSE UN CUARTO".

7. Poetuitear y sextuitear.

New Line Cinema

El primero era escribir TO-DO como si fuera un poema. El segundo era tuitear cosas sexuales subiditas de tono. Algunos maestros del Twitter lograban hacerlo todo en uno.

8. Borrar las menciones.

Como si limpiáramos nuestro cuarto porque, qué pena que los demás vieran que estábamos platicando públicamente con alguien. Osazo.
Sadeugra / Getty Images

Como si limpiáramos nuestro cuarto porque, qué pena que los demás vieran que estábamos platicando públicamente con alguien. Osazo.

9. Los mensajes directos eran limitados y sin fotos.

O sea que el sexting se daba con el poder de la palabra (ay, wey) y apoyándonos en otras redes sociales o, incluso, el mail. Sí, eran tiempos oscuros.
Lolostock / Getty Images

O sea que el sexting se daba con el poder de la palabra (ay, wey) y apoyándonos en otras redes sociales o, incluso, el mail. Sí, eran tiempos oscuros.

10. Los "favs" eran una cosa importante.

De hecho, era común recibir mensajes de nuestros amiguitos de Twitter pidiéndonos un fav para llegar a los 20. Todo mal.
Favstar

De hecho, era común recibir mensajes de nuestros amiguitos de Twitter pidiéndonos un fav para llegar a los 20. Todo mal.

11. Hacer jueguitos con hashtags.

Como #mashupbands, que se trataba de mezclar nombres de bandas (la neta sí estaba divertido).
Twitter: @SirManolo

Como #mashupbands, que se trataba de mezclar nombres de bandas (la neta sí estaba divertido).

12. Llegar a mil seguidores era el evento del siglo.

NBC

Lo presumíamos y nos sentíamos muy populares. El nivel de oso de esto va en aumento.

13. El #FollowFriday.

Una bella (no) tradición que se trataba de recomendar a tus tuiteros favoritos para que los demás los siguieran. También era una forma de tirarle la onda a alguien.
Twitter: @AmberTheBest

Una bella (no) tradición que se trataba de recomendar a tus tuiteros favoritos para que los demás los siguieran. También era una forma de tirarle la onda a alguien.

14. Usar Twitter para presumir lo que estábamos escuchando.

Con el clásico "Now playing" o con "Fulanito acaba de marcar como favorito tal video en YouTube". Esta costumbre la traíamos desde el MSN, la verdad.
Fox

Con el clásico "Now playing" o con "Fulanito acaba de marcar como favorito tal video en YouTube". Esta costumbre la traíamos desde el MSN, la verdad.

15. Ser "gomiseados".

O sea, que Héctor Suárez Gomís nos recomendara o nos retuiteara para lanzarnos al estrellato.
Twitter: @Pakeii

O sea, que Héctor Suárez Gomís nos recomendara o nos retuiteara para lanzarnos al estrellato.

16. No poder darnos RT a nosotros mismos.

Qué horrible momento para el ego, pues no había manera de recordar nuestras valiosas joyas literarias y debíamos dejarlas ir en el olvido.
20th Century Fox

Qué horrible momento para el ego, pues no había manera de recordar nuestras valiosas joyas literarias y debíamos dejarlas ir en el olvido.

17. De hecho, el retweet manual.

Que era simplemente una cita del tuit, con el nombre del autor, por lo tanto podías editarlo y hacer "maldades", jeje.
NBC

Que era simplemente una cita del tuit, con el nombre del autor, por lo tanto podías editarlo y hacer "maldades", jeje.

18. Poner "Twitter Off" en la noche para avisar que ya nos íbamos a dormir.

¿Qué tal que alguien nos necesitaba a media madrugada para contarnos que, no sé, tiene hambre y nosotros no avisamos que íbamos a dormir? Imposible.
Darak77 / Getty Images

¿Qué tal que alguien nos necesitaba a media madrugada para contarnos que, no sé, tiene hambre y nosotros no avisamos que íbamos a dormir? Imposible.

19. Los palíndromos.

Warner Bros. Pictures

Tal vez no llegaron exactamente en 2007, sino un par de años más tarde, pero lo único cierto es que es muy triste que haya sucedido.

20. Viajar a otro estado de la República para conocer a tu crush tuitero.

Y descubrir que no se parecía a las fotos. o____O
Fox Searchlight Pictures

Y descubrir que no se parecía a las fotos. o____O

21. Ir a reuniones tuiteras.

ABC / Via ABC

Sí, esto sucedió. Tuiteros de todos los estados de la república viajaban para conocerse en persona en fiestas donde se hacían amigos y, claro, ligaban. Moraleja: ya estamos rucos.

Mireya Hernández es redactora de BuzzFeed México y vive en la Ciudad de México

Contact Mireya González at mireya.gonzalez.hernandez@buzzfeed.com.

Got a confidential tip? Submit it here.