Ir directo al contenido

    37 Cosas que deberías saber antes de tener tu primer hijo

    No es un trabajo sencillo, pero vale mucho la pena.

    1. El ser padre es mucho más difícil de lo que pensaste que sería.

    2. Las cabezas de los niños están atraídas magnéticamente a las paredes.

    3. A las 3 a.m. no importa lo lindo que sea el mameluco ni cuántos cierres tiene.

    4. Tu hijo gastará muchas más curitas de las que son necesarias.

    5. Cuando tu bebé/infante está portándose mal en público, la gente no te juzga tanto como tú crees.

    6. Siempre deberías — SIEMPRE— llevar a tu hijo al baño antes de salir.

    7. Al menos el 50% de los seguros en las sillas de comer de los restaurantes están rotos (o al menos así se sienten).

    8. Si hay algo malo con tu hijo, usualmente tratarán de decírtelo — aún antes de que puedan hablar.

    9. Tu hijo te observa cada día en busca de claves de cómo ser una persona.

    10. Nunca le des a tu hijo un vaso de agua antes de dormir a menos que quieras llevarlo al baño a las 3 am.

    11. Si no haces un drama cuando tus hijos se caen puede que ellos no lo hagan tampoco.

    12. Mantenerse en forma se hace mucho más difícil.

    13. Tendrás que encontrar el balance entre hallar tiempo para dormir y tiempo personal.

    14. A los niños pequeños les gusta hablar de cosas aburridas, pero hablar con ellos es una gran parte de su desarrollo.

    15. Los niños no pueden guardar secretos.

    16. No hay forma más fácil de asegurarse de que tu hijo escuche que pelear con tu pareja.

    17. Gritarle a un niño durante una pataleta sólo la hará peor.

    18. Los niños pedirán muchos más juguetes de los que necesitan.

    19. Nunca puedes sacar demasiadas fotos — y especialmente videos — de tu hijo.

    20. Si tu hijo tiene una frazada o juguete del que no se separa, es inteligente el ordenar en línea uno de repuesto.

    21. Si tu hijo está de mal humor, mételo en agua.

    22. Los niños tienen una memoria asombrosa.

    23. La mayoría de los días intentas ser el mejor padre que puedes, pero los otros sólo tratas de mantener a tu hijo con vida.

    24. Desarrollarás un severo síndrome de no me importa en lo absoluto.

    25. Los niños pequeños gritarán cuando los coloques en la silla alta, pero por lo general se relajarán una vez que los hayas asegurado a ella.

    26. La distracción es una de las mejores armas de un padre.

    27. Tu tolerancia por las cosas asquerosas crecerá exponencialmente.

    28. Aprendes a poner a tus hijos de primeros en la fila.

    29. Si tu hijo llora cuando lo dejas, por lo general dejan de llorar unos minutos después.

    30. Lidiar con otros padres puede sentirse como volver a la preparatoria de nuevo.

    31. Los niños comen mucha menos comida de la que piensas.

    32. Nunca actúes con superioridad si tu hijo no está sufriendo de los terribles dos, porque podrían desarrollar un caso de tresadolescente.

    33. Ver a tu hijo interactuar con otras personas cuando no sabe que lo estás viendo es bastante impresionante.

    34. Si el entrenamiento para ir al baño no está funcionando probablemente sea porque tu hijo no está listo y NO porque lo estés haciendo mal.

    35. Una de las cosas más importantes en las que puedes trabajar es en la paciencia.

    36. Hay muy pocas — tal vez ninguna — cosas en la vida que pueden darte más orgullo y sentido de respeto propio que saber que tu hijo se siente seguro y amado.

    37. Los besos, abrazos y apapachos de tu hijo están en la punta de las mejores cosas de la vida.