back to top

37 Cosas que deberías saber antes de tener tu primer hijo

No es un trabajo sencillo, pero vale mucho la pena.

publicado

1. El ser padre es mucho más difícil de lo que pensaste que sería.

tranasphere.tumblr.com

Antes de que tuvieses hijos pesaban que hacer que tus hijos se fuesen a dormir a tiempo y que comiesen sus vegetales sería sencillo. LOL, qué inocente eras.

2. Las cabezas de los niños están atraídas magnéticamente a las paredes.

Flickr: kellysue / Via Creative Commons

O al menos así parece ser, así que debes ser extra cuidadoso cuando llevas al bebé a otro cuarto.

Publicidad

3. A las 3 a.m. no importa lo lindo que sea el mameluco ni cuántos cierres tiene.

Disney Baby / Via buzzfeed.com

Cuando se trata de mamelucos mientras menos cierres, mejor. Y definitivamente deberías evitar los que son de botones.

4. Tu hijo gastará muchas más curitas de las que son necesarias.

jnj.com|mkwid|sE0NEk4jz_dc|pcrid|53649326654

¿Si tu hijo se rasguña aunque sea un poquito? Necesitan una curita. ¿Si están aburridos? Necesitan una curita. Si compraste las curitas con el estampado de los Muppets? Necesitan una curita. Finalmente, aprendes a esconder la caja para cuando en realidad necesiten una.

5. Cuando tu bebé/infante está portándose mal en público, la gente no te juzga tanto como tú crees.

Bravo

A la mayoría de las personas no les importa o son padres también y entienden. Claro, algunos estarán molestos ¿pero todos? De ninguna manera. Saber esto definitivamente te ayuda a bajar los niveles de estrés.

6. Siempre deberías — SIEMPRE— llevar a tu hijo al baño antes de salir.

Warner Bros.

Y no puedes preguntarle sólo una vez. Es una buena regla hacer que el niño diga que no quiere ir al baño al menos cinco veces antes de entrar al auto.

7. Al menos el 50% de los seguros en las sillas de comer de los restaurantes están rotos (o al menos así se sienten).

Flickr: tompagenet / Via Creative Commons

Rápidamente aprendes a revisar los seguros antes de que el mesero se aleje.

Publicidad

8. Si hay algo malo con tu hijo, usualmente tratarán de decírtelo — aún antes de que puedan hablar.

Warner Bros.

Si tu bebé llora posiblemente esté mojado, hambriento o cansado. Y aunque los niños muy pequeños no son muy elocuentes, si realmente les prestas atención frecuentemente encontrarás que están balbuceando alguna palabra que comunica cuál es el problema.

9. Tu hijo te observa cada día en busca de claves de cómo ser una persona.

NBC

Básicamente, necesitas ser la persona que quieres que sea tu hijo. Y si eso quiere decir que tienes que hacer algunas mejoras, bueno, eso no es algo tan malo.

11. Si no haces un drama cuando tus hijos se caen puede que ellos no lo hagan tampoco.

reddit.com

Descubriste que actuar como si tus hijos hicieron algo genial — en vez de perder la cabeza — también funciona. "¡Bien hecho, amigo!"

12. Mantenerse en forma se hace mucho más difícil.

Paramount

Es fácil convencerse de que correr tras tu hijo es ejercicio, pero en realidad no cuenta como actividad aeróbica. Mantenerse en forma esposible, por supuesto, pero debes hacerlo una prioridad.

Publicidad

13. Tendrás que encontrar el balance entre hallar tiempo para dormir y tiempo personal.

NBC

Tras un largo día con los niños es fácil olvidar dormir — aunque estés cansado — y ver una película, leer un libro o socializar. pero necesitas tanto sueño como tiempo personal. Es un balance.

14. A los niños pequeños les gusta hablar de cosas aburridas, pero hablar con ellos es una gran parte de su desarrollo.

Universal Pictures

Comenzar un debate con tu hijo (sobre Caillou, por ejemplo) le enseña a cómo expresarse y que su voz tiene valor.

15. Los niños no pueden guardar secretos.

Flickr: dottiemae / Via Creative Commons

Nunca debes decirle a tu hijo algo que no estás preparado le repita a tu pareja, maestro o a una mujer en la línea del supermercado.

16. No hay forma más fácil de asegurarse de que tu hijo escuche que pelear con tu pareja.

NBC

No te escuchan cuando les dices que se quiten los zapatos, pero tienen un oído canino cada vez que las cosas se ponen algo tensas entre tú y tu pareja.

17. Gritarle a un niño durante una pataleta sólo la hará peor.

Warner Bros.

Frecuentemente, la mejor manera de calmar a un niño es mantener la calma. Sin embargo, a veces nada funciona aparte de dejar que el niño se revuelque hasta que se canse.

Publicidad

18. Los niños pedirán muchos más juguetes de los que necesitan.

Mike Spohr / BuzzFeed

En vez de comprar juguetes nuevos, toma algunos de los juguetes en los que tu hijo ha perdido el interés y colócalos en una caja en el clóset. Después, cuando tu hijo esté aburrido, puedes sacar la caja y dejar que tu hijo "vaya de compras".

19. Nunca puedes sacar demasiadas fotos — y especialmente videos — de tu hijo.

Mike Spohr / BuzzFeed

Antes de tener hijos pensabas, "¿Qué tanta diferencia puede haber entre un niño de cinco años y otro de tres?" Pero ahora que eres padre sabes la respuesta — mucho. Conservar video de cada una de estas etapas no tiene precio.

20. Si tu hijo tiene una frazada o juguete del que no se separa, es inteligente el ordenar en línea uno de repuesto.

Universal Feature Syndicate

De esta forma, si la querida frazada de tu hijo se extravía, puedes sacar la de repuesto antes de que el niño enloquezca.

22. Los niños tienen una memoria asombrosa.

Paulaphoto / Getty Images

Cuando tu hijo tenga cuatro o cinco años te sorprenderá lo que puede recordar. Esto tiene sentido — sus cerebros son computadoras nuevas que aún no han sido llenadas con cantidades interminables de data como las nuestras.

Publicidad

23. La mayoría de los días intentas ser el mejor padre que puedes, pero los otros sólo tratas de mantener a tu hijo con vida.

25. Los niños pequeños gritarán cuando los coloques en la silla alta, pero por lo general se relajarán una vez que los hayas asegurado a ella.

Flickr: ambernectar / Via Creatie Commons

Este no siempre es el caso, por supuesto. Cuando lo es necesitas saber: ↓

26. La distracción es una de las mejores armas de un padre.

threadbombing.com

¿Tu hijo aún está aterrorizado de estar en la silla alta? ¡Muéstrale algo brillante! ¿Hacen una pregunta que preferirías no contestar? ¡Señala al perro que está en la cera del frente!

27. Tu tolerancia por las cosas asquerosas crecerá exponencialmente.

MTV

Antes de tener hijos la idea de cambiar un pañal te daba náuseas, pero ahora es sólo un día más en la oficina. Hasta le limpiarás la nariz a tu hijo con tus propias manos.

28. Aprendes a poner a tus hijos de primeros en la fila.

Flickr: quinnanya / Via Creative Commons

Antes de tener hijos (en su gran mayoría) sólo tenías que preocuparte de satisfacer tus propias necesidades, pero una vez que eres padre tienes que cuidar de las de tu hijo también y por lo general, antes que las tuyas.

29. Si tu hijo llora cuando lo dejas, por lo general dejan de llorar unos minutos después.

Flickr: icanchangethisright / Via Creative Commons

Es fácil sentirse horrible al imaginar a tu hijo llorando todo el día en tu ausencia, pero por lo general lo superan bastante rápido. ¿No lo crees? Pídele a la persona que cuida de tu hijo que te mande una foto de tu hijo cinco minutos después de que te has ido.

30. Lidiar con otros padres puede sentirse como volver a la preparatoria de nuevo.

Paramount

Se supone que los padres son adultos maduros, pero algunos pueden ser criticones y chismosos. Es importante encontrar un grupo de padres que pueda apoyarte y esté de tu lado.

31. Los niños comen mucha menos comida de la que piensas.

Flickr: phalinn / Via Creative Commons

Finalmente descubres el tamaño adecuado de porción para tu hijo para que tu refrigerador no esté lleno de restos de comidas.

33. Ver a tu hijo interactuar con otras personas cuando no sabe que lo estás viendo es bastante impresionante.

Columbia Pictures

Si puedes, llega al preescolar temprano y asómate por la ventana. Es increíble ver a tu hijo operando como un ser humano autónomo con sus pares.

35. Una de las cosas más importantes en las que puedes trabajar es en la paciencia.

20th Century Fox

Necesitas paciencia cuando intentas llevar a tu hijo a la cama, paciencia cuando lo enseñas a ir al baño, paciencia cuando tu hijo te está llevando al límite y paciencia en un millar d e otros escenarios. Mientras más paciencia tengas, mejor padre serás.

36. Hay muy pocas — tal vez ninguna — cosas en la vida que pueden darte más orgullo y sentido de respeto propio que saber que tu hijo se siente seguro y amado.

37. Los besos, abrazos y apapachos de tu hijo están en la punta de las mejores cosas de la vida.

Flickr: thenationalguard / Via Creative Commons

Te has dado cuenta de lo importante que es disfrutar de estos momentos— y no sólo porque las personas mayores nunca olvidan decirte que lo disfrutes mientras puedes.

Every. Tasty. Video. EVER. The new Tasty app is here!

Dismiss