25 cosas para recordarles a tus hijos cuando sean mayores

Les guste o no, ellos llegarán a apreciarte.

publicado

3. La manera en que tuviste que cambiar tu carro deportivo de marca por un automóvil familiar

The CW / Via vampirediaries.wikia.com

Cada vez que pases frente a un carro deportivo en el futuro, deberías recordarle a tus hijos el sacrificio que hiciste.

4. Todos los desvelos que te costaron

Paramount Pictures / Via survivingcollege.com

Siempre que tu hijo diga que está cansado, le puedes responder, "¡Te garantizo que ni siquiera estás cerca de lo cansado que yo estuve cuando eras un bebé!"

7. Cómo estuviste sentado hasta que terminó la función en vivo de Plaza Sésamo

youtube.com

La gente que fue a la guerra suele pasar el resto de sus vidas hablando del trauma que vivieron. No estoy diciendo que esto sea exactamente lo mismo, pero...

8. Cada uno de los regalos que les diste

i.ytimg.com

Cuando tus hijos sean mayores sabrán sin duda que Santa Claus realmente no les trajo todos esos regalos, pero de todas maneras deberás explicárselos claramente. Esto vale el doble para esa muñeca de Frozen. Esa cosa era imposible de encontrar.

9. Todo el tiempo que pasaste manejando

Flickr: jory / Via Creative Commons

Los llevaste al colegio, entrenamientos, juegos, recitales, fiestas —literalmente miles de horas en el carro. Si piensan que lo vas a dejar pasar sin mencionarlo, están extremadamente equivocados.

10. Cada una de las veces que los llevaste a Chuck E. Cheese's

Flickr: spablab / Via Creative Commons

Comiste pizza pegajosa en una sala ruidosa con un roedor gigante merodeando por todas partes. ¡Puedes apostar que tus hijos van a escuchar sobre esas aventuras!

11. La manera en que tu relación de pareja cambió debido a ellos

Columbia Records

Dentro de treinta años, después de haber bebido un poco de más en un día de Acción de Gracias, podrán perdonarte si dices: "Solíamos hacer el amor en el sala cuando éramos recién casados, pero eso se terminó después de que ustedes llegaron chicos".

12. Las veces que se orinaron en los pantalones cuando estaban en la calle

Universal Pictures

¿Se recuerdan cómo te convertiste en su salvador cuando los limpiaste, les conseguiste ropa limpia y los salvaste de pasar aún más vergüenza? Eso te hizo merecedor de su reconocimiento ad infinitum.

14. Los acontecimientos que te perdiste por causa de ellos

vibe.com

Puedes decir: "Pude haber ido a la reunión de OutKast en Coachella de no haber sido por tu partido de la liga menor". Es decir, probablemente no hubieras ido aunque no hubiese habido partido, ¡pero habrías podido ir y eso es lo que cuenta!

16. Sus vergonzosos enamoramientos

CBS/Paramount

Tus hijos hicieron que los escucharas hablando constantemente de los chicos y chicas con los que se ilusionaban, ¿y qué obtuviste a cambio? Nada. Nada... hasta que tengan edad suficiente para molestarlos y reírte un rato con ellos.

17. Las cosas adorables que solían decir acerca de ti

Flickr: photosavvy / Via Creative Commons

Cuando tus hijos actúen como si fueras un grano en el culo, puedes recordarles que solían decir: "¡Eres la mejor mamá/el mejor papá del mundo entero!"

18. Los cuentos que les leías antes de dormir

Flickr: seandreilinger / Via Creative Commons

Los mismos cuentos noche tras noche. Puedes que eso no te haga merecedor de una medalla, ¿pero quizás sí te ganaste el derecho de contarle a todos sus amigos de la universidad cuando vienen a casa? Puedes apostar que lo harás.

19. Cualquier mala influencia de la que los apartaste

Paramount Pictures / Via gifsfromgod.tumblr.com

De repente dirás cosas como: "¿Recuerdas a Tommy Stevens? Te dije que no era nada bueno, ¡y gracias a Dios que escuchaste! ¡Su sentencia puede ser desde 20 años hasta cadena perpetua! "

20. Todos sus dramas de adolescente

Walt Disney Pictures

Cómo que si no vas a recordarles a tus hijos las veces que gritaron "¡Te odio!" y cerraron la puerta con un golpe tan fuerte que las bisagras se cayeron. ¡Por supuesto que sí!

21. Todo lo que te preocupaste por ellos

FremantleMedia

Tus hijos te hicieron vivir un infierno cuando no te llamaban ni te escribían durante horas. Ahora es tu turno para sacarlo a relucir una y otra vez.

22. Cada berrinche ridículo que hicieron en público

Paramount Pictures

Lo que pocos saben: La razón por la que la gente deja de hacer berrinches es porque sus padres constantemente sacan a relucir los que hacían cuando eran niños.

23. Todas las fiestas de té

Flickr: tomburre / Via Creative Commons

En un par de décadas deberías preguntarle a tu hijo de repente si quieren tener una fiesta imaginaria de té durante cuarenta y cinco minutos. Cuando digan: "¿Por qué?" Tú podrás responder: "¡Qué gracioso! En ese entonces, yo nunca te hice esa pregunta".

24. Lo enfurruñados que se ponían en los viajes, lo cual en retrospectiva, sin duda era formidable.

Flickr: yourdon / Via Creative Commons

Ellos prácticamente arruinaron tu viaje a Londres por sus constantes rabietas, por lo que es justo que te burles de ellos por el resto de tu vida cada vez que se menciona "Londres".

¿Realmente necesitarás recordarle a tus hijos todas estas cosas? ¡No! Pero hay algo de lo que querrás asegurarte que ellos sepan: