19 cosas que la gente jura no hacer hasta que tienen hijos

Todo es muy fácil antes de tener uno.

1. Usar una correa con mis hijos.

¡Nop! Nunca las usarás incluso si a tu hijo le “encanta correr”, tiene necesidades especiales o tiene un miedo mortal a las multitudes. ¡No tú!

2. Quejarme de estar cansado.

¡Bah! ¡Cómo se quejan los padres de estar cansados! Tú no harás eso. ¡Después de seis meses de dormir no más que un par de horas cada vez, no escucharemos ni un pío tuyo porque sabes lo molesto que es!

3. Ganar unos cuantos “kilos de padres” extra.

A diferencia de la mayoría de los padres perezosos, tú te vas a levantar temprano (después de levantarte cada dos horas durante la noche) e irás al gimnasio. Bien por ti. ¡No puedo esperar a verlo!

4. Llegar tarde.

Cuando tengas hijos sabrás que a nadie le importa si tienes que alistarte tú y a tus hijos, que pasas media hora buscando un zapato perdido y cargando a todos dentro del auto. Lo único que les interesa es si llegas a tiempo. Y tú si llegarás a tiempo, ¡carajo!

5. Llevar a mis hijos conmigo a eventos sociales.

Touchstone / Via youtube.com

¿Qué tan difícil podría ser programar un horario y pagarle a una niñera cada una de las veces que sales? ¿Estoy en lo correcto?

6. Dejar que mis hijos miren televisión.

A diferencia de los padres perezosos que dejan a sus hijos enfrente de la televisión, tú mantendrás a tus hijos ocupados jugando juegos educacionales, visitando museos y enseñándoles a hablar cantonés. ¡Qué impresionante! ¡Así se hace, futuro tú!

7. Dejar que mis hijos usen un iPad o iPhone.

No sería grandioso que cuando tus hijos vean a todos sus amigos con iPads digan, “Me siento complacido que no tengo uno de esos, papá. Eso solo pudriría nuestros cerebros”.

8. Ir en avión con un bebé o niño pequeño.

No hay nada peor que un bebé llorón en un avión, así que tú no llevarás en avión a tu hijo hasta que tenga cuatro o cinco. ¡Esperemos que tu papi de 91 años en Minnesota no muera, mientras tanto!

9. Publicar fotos de mis hijos en Facebook.

Algunos podrían decir que esto es una mentira, basados en todas las fotos que publicas de tus almuerzos, ¡pero no yo! ¡Yo tengo fe en ti!

10. Dejar de salir tanto.

Universal Pictures / Via thecheekypeach.tumblr.com

Padres que se largan de la casa de sus amigos porque sus hijos son muy irritantes. Tú nunca harás eso. ¡Tú simplemente te tomarás un Red Bull y contratarás una niñera! Otra niñera.

11. Dejar que mi casa esté un poco desordenada.

A&E / Via kateburning.com

Te gusta tu casa impecable, entonces después de un largo día de perseguir a los niños vas a pasar un par de horas antes de ir a la cama limpiando. ¡Qué disciplina!

12. No saber qué está pasando en la cultura del pop.

¡Los padres son tan vergonzosos cuando no pueden llamar por su nombre a la nueva modelo con quien Leonardo Dicaprio está saliendo! Tú, por otro lado, pasarás un par de horas investigando estas cosas después de pasar un par de horas limpiando. Eso hará que tu hora de dormir sea más o menos a las 3 de la mañana, pero valdrá la pena. Solo recuerda… ¡no te quejes de estar cansado!

13. Usar disciplina “cruel”.

Los padres son muy malos con sus hijos, ¡pero tú no lo serás! Tú vas a apelar al sentido de la lógica de tus hijos. Por ejemplo, si tu hijo hace berrinche porque quiere un cereal azucarado, tú le explicarás que el cereal no es saludable y ¡que lo mejor para ellos es comer hojuelas de salvado en lugar de eso!

14. Dejar que mis hijos se pongan como locos en público.

Esto nunca te pasará a ti, porque en el momento que tu hijo se empieza a poner furioso ¡tú le darás un montón de razones lógicas!

15. Dejar que mis hijos coman comida poco saludable.

Tu hijo amará comer vegetales y no vegetales con queso, ¡sino crudos! También vas a incluir todos los grupos de alimentos en cada comida y les servirás alimentos orgánicos y variados. ¡No puedo esperar a ver cómo funcionará esto para ti!

16. Comer fuera con mis hijos.

En contraposición a los padres maleducados que obligan a las personas a estar en presencia de sus hijos en los restaurantes, tú vas a conseguir una niñera cuando quieras comer fuera. Eso es correcto. Otro. ¿Cómo exactamente piensas planificar tu presupuesto para niñeras?

17. Dejar que el hecho de ser padre afecte mi trabajo.

¿Entonces qué importa si estás cansado todos los días y no puedes trabajar tan tarde como solías? ¡Seguirás siendo el mismo animal que siempre has sido!

18. Estar muy preocupado por el horario.

¿No odias cuando un padre tiene que irse temprano para ir a acostar a su hijo en el horario establecido? Bueno, tú nunca harás eso. Tú la pasarás bien otra hora y ¡simplemente te las arreglarás el día siguiente cuando tu hijo sea un imbécil, emberrinchado y malhumorado!

19. Salir de casa en pants.

No importa si solamente irás a dejar a tu hijo a la escuela a las siete de la mañana para un período de clase cero. ¡Irás vestido a la última!

Check out more articles on BuzzFeed.com!

Parents editor, father of three, Diet Coke enthusiast.
 
  Tu reacción
 

Reacciones

Buzzing ahora