back to top

Te presentamos al primer modelo transexual en portada de "Men's Health Alemania"

"Estoy muy agradecido y espero poder abrir las puertas a otros chicos transexuales".

publicado

Cuando Benjamin Melzer, de 29 años, el primer hombre transexual en aparecer en una portada de Men’s Health Alemania, se pasó por BuzzFeed Noticias para charlar, trajo consigo a su madre, Margret. De voz suave y tranquila, Melzer no llama la atención, hasta que se pone frente a una cámara, donde se siente de algún modo como en casa

“Posar, estar frente a una cámara, es realmente lo mío. No me parece que sea trabajo. Me encanta”, dijo Melzer. “No me importa que sean jornadas larga y agotadoras o si me estoy muriendo de frío, lo adoro. Me parece bien”.

Melzer creció cerca de Colonia, Alemania, sabiendo desde muy temprana edad que se sentía chico. “Desde que era pequeño admiraba a los modelos de portada, como los que salían en Men's Health o GQ, los veía como hombres muy masculinos, con buenos cuerpos, con buen físico”. Sin embargo, también sentía que lo que representaban esos hombres ideales estaba fuera de su alcance, hasta que comenzó su cambio de sexo médico a la edad de 24 años. Tras tiempo de duro trabajo en el gimnasio descubrió que su cuerpo se parecía al de aquellos hombres y, con el tiempo, empezó a hacer algunos trabajos como modelo amateur.

“La primera vez que estuve frente a una cámara tuve la sensación de que estaba donde me correspondía, de que eso era para lo que había nacido y que era lo que debía hacer”.

Así que cuando se enteró de que Aydian Dowling había sido finalista en un concurso para aparecer en la portada de Men’s Health en Estados Unidos el año pasado decidió participar en el mismo certamen en Alemania. Ganó la votación de la web para ser uno de los chicos candidatos para la portada y pasó un casting final en el que coincidió con otros 19 tíos que aspiraban a lo mismo. Finalmente, fue seleccionado para ser uno de los cinco chicos que aparecerían en la portada de la edición de coleccionista de la publicación.

Publicidad

Melzer se muestra muy satisfecho por aparecer como uno más de entre un grupo de chicos. “Eso es lo que quiero ser [siendo transexual], solo normal. No tenemos elección, simplemente es así, y podemos aprovecharlo al máximo”, dijo.

Crecer en una familia que no le obligaba a vestir de forma femenina permitió que Melzer viviera su transexualidad sin demasiada confusión. Pudo presentarse como niño en el colegio y acabó saliendo con una mujer que conocía de la facultad, tras reencontrarse con ella hace cinco años, un mes después de su primera dosis de testosterona.

“Pero para ella, yo siempre me mostraba y actuaba como un chico”, dijo Melzer. “Solo se trataba del cuerpo y estaba en camino de solucionarlo”. Su novia, que se identifica como heterosexual y que solo había salido con hombres cisgénero antes de conocer a Melzer, le dijo que no tenía por qué pasar por todo el proceso y someterse a cirugía de cambio de sexo, pero fue decisión de Melzer seguir adelante. Es una operación para la que el gobierno alemán exige la cobertura de un seguro de salud privado.

Publicidad

Melzer mantiene una actitud abierta acerca de su transexualidad, tanto en su carrera como con la gente que ve en su día a día. “Hay una monitora en mi gimnasio, una entrenadora. Nos vemos allí y siempre hablamos, nos llevamos bien. Ella me dijo algo así como "¡Eh!, ¿qué te ha pasado en el brazo?’”. Melzer tiene una gran cicatriz rectangular en su antebrazo, de donde se extrajo un injerto de piel para su cirugía. “A veces le decía ‘No es asunto tuyo’ pero una vez me sentía tan yo que realmente quería contárselo. Así que eso hice y su reacción fue: ‘¿Qué? ¿En serio? ¿Me estás tomando el pelo?’ Y se mostró tan interesada en el tema y le pareció tan curioso, que ahora se siente muy orgullosa de conocerme”.

Al mismo tiempo, Melzer también es consciente de que no todo el mundo tiene el privilegio de poder elegir cuándo presentarse ante la gente como transexual, o de tener un cuerpo al que se le rinda culto en revistas masculinas . “No todo el mundo tiene que parecerse a mí”, comenta. “Creo que todos por dentro tenemos nuestro tipo de belleza. Al final eso es lo que importa”. Melzer también intenta motivar y dar consejos a otros hombres transexuales a través de sus canales de redes sociales.

“Muchas personas me dicen eres mi héroe, te admiro, pero al final del día tienes que mirarte en el espejo y ver que el héroe es el que está justo delante de ti”, dijo.

El objetivo de Melzer es llegar a ser modelo masculino a tiempo completo y tiene en mente un trabajo en particular: “Mi meta en la vida sería aparecer en un anuncio de Calvin Klein, sin llevar nada más que unos boxers o slips”, dijo. Melzer se aproximó a ese objetivo durante su viaje a Nueva York, donde fue retratado por el fotógrafo Mark Saliger para un próximo proyecto. “Ha tenido prácticamente a todo el mundo frente a su cámara. Charlize Theron, una de las mujeres más hermosas del mundo. Brad Pitt, me encanta Brad Pitt. ¡Quiero ser Brad Pitt!”.

“Estoy muy agradecido”, dijo, “y espero poder abrir las puertas a otros chicos transexuales a los que les gustaría trabajar en el negocio de la moda”.

Publicidad

Every. Tasty. Video. EVER. The new Tasty app is here!

Dismiss