back to top

Conoce al primer modelo de portada transgénero para "Men's Health" de Alemania

"Me siento muy agradecido y espero que sea algo que abra puertas para otros hombres trans".

publicado


Cuando Benjamin Melzer, de 29 años, el primer hombre transgénero en posar para la portada de Men’s Health Alemania, se detuvo a conversar con BuzzFeed News, lo hizo en la compañía de su madre, Margret. De voz suave y bajo perfil, Melzer no demanda atención — hasta que se la da la cámara, frente a la cual se siento de alguna manera como en casa.

“Modelar, pararme frente a una cámara es definitivamente lo mío. No se siente como un trabajo. Me encanta", dice Melzer. No me importa si es todo el día ni si es agotador o si me estoy congelando, sencillamente me encanta. Se siente como lo correcto para mí.”

Melzer creció cerca de Colonia, Alemania, sabiendo desde muy temprano que se sentía como un chico. "Desde que era pequeño admiraba a los modelos de portadas, como los de Men's Health o GQ, hombres masculinos con buenos cuerpos, un buen físico". Aún así sentía que el ideal que esos hombres representaban estaba fuera de su alcance, hasta que comenzó el proceso médico de transición a los 24. Por medio de trabajo duro en el gimnasio, logró que su cuerpo comenzara a asemejarse al de aquellos hombres. Y finalmente, comenzó a modelar de manera amateur.

“La primera vez que estuve frente a una cámara tuve la sensación de que era ahí donde pertenecía, para esto fue que naciste, esto es lo que debes hacer. ”

Así que cuando escuchó que Aydian Dowling resultó finalista en la competición de Men’s Health Estados Unidos el año pasado, decidió formar parte de la misma competencia en Alemania. Gracias a los votos de la audiencia ganó el derecho a ser uno de los chicos considerados para la portada y pasó a un casting final en el cual pudo conocer a los otros 19 hombres que se presentaron para el mismo puesto. Finalmente, fue elegido como uno de los cinco hombres en aparecer en la portada de la edición para coleccionistas de la revista.

Publicidad

Melzer expresó gran satisfacción por ser mostrado como sólo uno más dentro del grupo de chicos. "Eso es lo que quiero [siendo trans], ser solamente normal. No tenemos opción y es la forma en la que son las cosas, tratamos de hacer lo mejor que podemos con eso", expresó.

Al crecer en una familia que no lo obligó a vestirse de manera femenina, Melzer pudo aceptar ser trans en sus propios términos sin mucha dificultad. Fue capaz de presentarse de manera masculina en su escuela y mantuvo un noviazgo con una mujer que conoció hace cinco años, en la universidad, un mes después de su primera inyección de T.

“Pero para ella, yo siempre actué y me vestí como un hombre", dice Melzer. "Sólo era el cuerpo. Y ya estaba comenzando a corregir eso". Su novia, quien se identifica como heterosexual y sólo ha salido con hombres cisgénero antes de salir con Melzer, le dijo que no tenía que pasar por todo el proceso y operarse en su región sur, pero la elección de proceder fue de Melzer. Es una operación para la que el gobierno alemán solicita cobertura a las compañías de seguros médicos.

Publicidad

Aún al transicionar a una cara y un cuerpo que pocas personas podrían distinguir del de un hombre cisgénero, Melzer mantiene una postura abierta respecto a su transexualidad, tanto en su carrera como con las personas de su día a día. "Hay una entrenadora en el gimnasio que siempre está hablando conmigo, nos la llevamos bien. Ella pregunta "¿Qué le pasó a tu brazo?" Melzer tiene una gran cicatriz rectangular en el antebrazo de donde se extrajo piel para su cirugía. “A veces digo 'No es tu problema' ero esta vez, me sentí tan yo mismo que quise decirle. Así que lo hice y su reacción fue '¿En serio? ¿Me estás tomando el pelo?' Y mostró mucho interés en el tema, tiene una gran curiosidad y ahora está orgullosa de conocerme”.

Al mismo tiempo, Melzer es consciente de que no todos tienen el privilegio de poder decidir cuándo declararse públicamente como trans o un cuerpo celebrado en las portadas de las revistas masculinas. "no todo el mundo luce como yo" dice. "Creo que todos somos bellos internamente. Eso es lo que cuenta al final del día". Melzer también intenta motivar y dar consejos a otros hombres trans a través de los canales en sus redes sociales.

“Mucha gente dice, eres mi héroe, te admiro, pero al final del día tienes que poder verte en el espejo porque quien verás frente a tí, ése es el héroe", dijo.

El objetivo de Melzer es ser modelo masculino de tiempo completo y tiene un trabajo de fantasía concreto en mente. "Mi objetivo de vida sería aparecer en un comercial de Calvin Klein, sin nada más puesto que unos boxers", dijo. Melzer se acercó más a este objetivo durante su viaje a Nueva York, donde fue fotografiado por el célebre fotógrafo Mark Saliger para un próximo proyecto. "Ha tenido a casi todo el mundo frente a su lente. Estoy hablando de gente como Charlize Theron, una de las mujeres más bellas del mundo. Brad Pitt. ¡Quiero ser Brad Pitt!”

“Me siento tan agradecido” Melzer concluyó, “y espero que pueda abrir puertas para otros hombres trans a los que les encantaría trabajar en el mundo del modelaje”.

Publicidad

Patrocinado