back to top

Ella no sabía que estaba embarazada y ahora está sentenciada a 16 años de prisión

Los abogados de la joven consideran que fue sentenciada con base en estereotipos de género sobre las "buenas madres".

publicado

Mi nombre es Dafne Tanibeth, mi edad es 28 años, soy hija única. En febrero de 2014 me hicieron estudios y me diagnosticaron posible hipertiroidismo, yo sufría de vértigos, aumento de peso y periodo irregular.*

El 17 de febrero de 2015, como a las 5:30, regresaba de comer a la empresa donde trabajaba. Tenía unos dolores tipo cólicos menstruales ligeros, así que marqué a la enfermera, la cual nunca contestó.

En cuestión de minutos, sentí como si se rompiera algo en el tronco de mi cuerpo y me dieron ganas de defecar, así que fui al baño. Sólo había uno desocupado, me metí, cerré la puerta, me bajé las medias y sentí que cayó algo.

Vi un bebé que sangraba.

Así comienza una carta que Dafne Tanibeth escribió desde el interior del Centro de Reinserción Social Femenil (Cereso) de San Juan del Río, Querétaro, donde se encuentra acusada de cometer el delito de homicidio calificado contra una recién nacida.

El 17 de febrero tuvo un parto fortuito en el baño de la tienda Liverpool en la que trabajaba. Instantes después, fue atendida por una enfermera de la tienda, un guardia de seguridad y paramédicos.

Ella asegura que no sabía que estaba embarazada al momento de tener el parto fortuito, pero un fiscal de Querétaro pidió a un juez que le dictara más de 40 años de cárcel y durante la audiencia comparó a la joven con una perra.

Con base en estereotipos de género, como el prejuicio de las "malas madres", el juez finalmente la sentenció a cumplir una pena de hasta 16 años de prisión.

Durante el parto, me mareé, perdí el conocimiento, perdí la noción del tiempo. Estaba aterrada. Sólo me repetía "yo no sabía, yo no sabía, tengo miedo, no le digan a mi mamá". Después ya no supe de mí hasta que sentí a la enfermera moviéndome la cabeza. Perdí el conocimiento en dos ocasiones.

Dafne padecía problemas relacionados con la tiroides diagnosticados meses antes. Aumentó de peso, tenía ciclos menstruales irregulares, vértigo, sensación de falta de aire, vómitos y dolor abdominal. En el juicio, los abogados de la joven ofrecieron como prueba tres notas médicas del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS).

Durante una de sus audiencias, la joven dijo que antes del parto fortuito estuvo en tratamiento psiquiátrico: no dormía bien y padecía crisis en la calle. Incluso comentó que su madre tuvo que acudir a buscarla en algunas ocasiones por esta razón.

Los fiscales de San Juan del Río la acusan de asesinar con dolo a la recién nacida porque –aseguran– testigos escucharon que bajó la palanca del baño en repetidas ocasiones y no permitió la entrada a personal de salud al cubículo del sanitario para ser atendida.

Después de que pasó lo de mi bebé, no dormía, sólo lloraba y no podía dejar de revivir ese momento. Ir al baño me daba terror. Estaba como muerta en vida. No concebía la idea de haberla tenido y perdido.

En agosto de 2015, comencé a trabajar como asesora académica para mantenerme distraída. El día 2 de septiembre, saliendo del trabajo, llegaron dos agentes a detenerme y me ingresaron a este Cereso.

Tras casi un año de permanecer en prisión, Dafne Tanibeth recibió sentencia de 16 años de prisión el 13 de octubre de 2016 por parte de un juez, quien rechazó la petición de los fiscales de darle 41 años.

La defensa de la joven argumenta que ésta se encontraba en un estado de depresión agudo al momento de dar a luz en el baño público de Liverpool.

Asimismo, sus abogados tramitaron un amparo (del que BuzzFeed News México posee una copia) contra la sentencia de 16 años emitida por el juez, en el que se asegura que fue juzgada con base en estereotipos de género que corresponden al rol de las mujeres como "buena" o "mala" madre.

El argumento de la defensa afirma que es erróneo que los fiscales de Querétaro quieran acusarla de cometer un homicidio premeditado por no sobreponerse a las circunstancias extraordinarias que la rodearon y dar todo por la hija recién nacida.

Uno de los puntos del argumento de la defensa de Dafne es que el fiscal Gustavo Dolores Acosta utilizó razonamientos como este en la audiencia:

"El instinto de una madre no sólo debe darse en una mujer, se da en cualquier ser vivo".

Y añadió durante la audiencia:

"Lo lógico de cualquier madre por instinto es que hubiera sacado de esa taza del baño a esa niña, pero contrario a eso no lo hizo. Porque, repito, si ella vio que nació, lo hubiera hecho. Es más, yo creo que ni un perro hace eso, una perra".

Por ello, los abogados de Dafne denunciaron que los magistrados del Tribunal Superior de Querétaro no razonaron con base en pruebas, sino en "estereotipos que responden a su condición particular de mujer".

Durante las audiencias, la fiscalía se ensañó conmigo y en una ocasión se refirió con una comparación de mi persona y una perra. Quiero decir que si fuera culpable me hubiera escondido, pero no, al contrario, me quedé porque yo no le hice nada.

BuzzFeed News México habló con el equipo legal de Dafne, encabezado por la abogada Karla Micheel Salas, el cual considera que los comentarios del fiscal Gustavo Dolores Acosta provocaron sentimientos de culpa y angustia en la joven.

Las esperanzas de Dafne y su familia están depositadas en un amparo que emprendió su defensa y que –en el mejor de los escenarios– puede desembocar en dos caminos: que sea liberada de prisión o que un juez ordene que se repita el proceso desde el principio.

*BuzzFeed News México tuvo acceso a una carta escrita por la joven desde la prisión.

ACTUALIZACIÓN:

La defensa de Dafne lanzó una petición de Change.org para que integrantes del Poder Judicial de Querétaro ordenen la liberación de la joven y la absuelvan del delito.


Contact Maurizio Montes de Oca at maurizio.mdo@buzzfeed.com.

Got a confidential tip? Submit it here.