Ir directo al contenido
    Updated on 26 jul. 2018. Posted on 26 jul. 2018

    Así es como se preparan unas crepes perfectas según una persona francesa

    He cocinado crepes desde que tengo uso de razón. Esto es lo que he aprendido a lo largo de todos estos años.

    ¡Hola! Soy Marie, escritora culinaria, y soy francesa. Para demostrar esto último, ahí va una fotografía mía rebosante de francesidad:

    Marie Telling

    Ahora que ya he demostrado quién soy, dejadme hablar de crepes. Las crepes son sagradas en Francia y deben ser tratadas con RESPETO.

    Alexpro9500 / Getty Images

    He vivido en Estados Unidos los últimos seis años y me he dado cuenta de la infinidad de crímenes que se cometen contra las crepes.

    Getty Images

    Ehm... ¿¿¿POR QUÉ???

    Así que por el Día de la Bastilla decidí hacer para mis amigos americanos un tutorial paso a paso en mi Instagram.

    Marie Telling / Instagram: @marietelling

    En realidad no lo llamamos el Día de la Bastilla, sino simplemente 'le 14 juillet' (el 14 de julio) o 'la fête nationale' (la fiesta nacional).

    Como a la gente le gustó, he pensado que sería una buena idea compartir mis consejos aquí. Encontrarás todos ellos a continuación. La receta al completo la recojo al final de la publicación.

    Mi receta es una mezcla entre receta familiar, esta receta francesa que encontré en internet y los diferentes descubrimientos que he ido haciendo a lo largo de los años gracias al ensayo y error.

    Pero primero, una advertencia.

    Instagram: @marietelling

    Algunos de mis compatriotas pueden sostener ideas dispares en lo relativo a hacer crepes; lo que aquí recojo es lo que mejores resultados me ha dado a mí.

    Ah, y otra advertencia más: las crepes tardan en hacerse (así que no creas que te vas a encontrar un plato para tener listo en cinco minutos). Pero créeme, merece la pena.

    1. Aquí está lo que necesita para la mezcla:

    Marie Telling / Instagram: @marietelling

    Necesitarás: harina, mantequilla, sal, azúcar, vainilla, huevos, un poco de agua y leche.

    2. Esta receta sirve para hacer bastantes crepes (unas 25). Lo mejor es que puedes congelar la mezcla para usarla en el futuro.

    Marie Telling / Instagram: @marietelling

    Podrías reducir las cantidades a la mitad, pero es una molestia innecesaria. Además, eso de tener algo de mezcla guardada para otra ocasión está genial. Normalmente comienzo a hacer las crepes y cuando siento que ya tengo suficientes (o que estoy cansada o que sé que no voy a ser capaz de comer tantas) pongo la mezcla sobrante en algún recipiente hermético y la meto en el congelador. Para descongelarla solo tengo que poner el recipiente en la nevera la noche anterior a hacer crepes y en la misma mañana ya está en condiciones de utilizarse.

    3. ¡La mezcla! Primero debes tamizar la harina.

    Marie Telling

    Ya sé que es un rollo pero ayuda a evitar grumos. Si eres demasiado vago para ello o no tienes un colador de malla fina, puedes saltarte este paso... ¡Tampoco es el fin del mundo!

    4. Tras ello, añade el azúcar y la sal.

    Marie Telling / BuzzFeed

    Si quieres hacer crepes con un toque salado puedes saltarte lo del azúcar. Sin embargo, si haces esto tus crepes no tendrán ese toque dorado que le da el azúcar. Decidas lo que decidas, no te olvides de la sal o tus crepes serán totalmente insulsas.

    5. Bien, después de esto añade todos los huevos a un tiempo y revuélvelos con una cuchara de madera.

    Marie Telling / Instagram: @marietelling

    Recomiendo romper los huevos en otro bol antes de añadirlos a la harina para evitar que la mezcla contenga cáscaras. ¿Por qué la cuchara? Vas a tener que revolver con mucho ahínco para batir los huevos y lograr que se junte todo. Por otro lado, la mezcla es tan espesa en este punto que recurrir a una batidora sería un infierno.

    6. Agrega un poquito de leche para desespesar la mezcla.

    Marie Telling / Instagram: @marietelling

    Un cuarto de vaso debería de ser suficiente. Revuelve fuertemente con la cuchara hasta que la mezcla sea mucho menos espesa y toda la harina se haya adherido.

    7. A continuación añade la mantequilla derretida enfriada

    Marie Telling / Instagram: @marietelling

    Encontré este consejo en una receta francesa hace tiempo y la verdad es que cambió mi forma de relacionarme con las crepes. Si añades la mantequilla al final no se adhiere al completo como aquí. Cuando eches la mantequilla la mezcla se engrasará, pero no te preocupes, es normal. Y aunque parezca mucha mantequilla, esto es la clave para conseguir crepes geniales. Al fin y al cabo son un capricho irresistible, así que mejor hazlo así.

    8. Empieza a añadir la leche poco a poco y agarra la batidora.

    Marie Telling / Instagram: @marietelling

    Ve echando la leche lentamente mientras remueves al mismo tiempo. Este momento es clave a la hora de conservar o deshacer los grumos. Si viertes toda la leche de golpe terminarás con una masa grumosa. Incorpórala poco a poco al principio. Una vez que la mezcla esté más diluida ya puedes echar la leche en cantidades mayores.

    9. Antes de que termines de añadir la leche, echa un poco de vainilla, ron o cualquier cosa que creas que le pueda dar un toque extra de sabor a la mezcla.

    Marie Telling / Instagram: @marietelling

    10. Hacia el final del proceso suelo cambiar la leche por algo de agua para obtener una mezcla más ligera.

    Marie Telling / Instagram: @marietelling

    Otro gran sustituto de la leche es la cerveza. Puedes añadir un cuarto de la misma hacia el final. Puede sonar extraño pero conseguirás crepes más ligeras. También le dará un toque a levadura. Por ello, asegúrate de que es un sabor que quieres introducir en tus crepes antes de lanzarte sin más.

    11. Hacia el final, la mezcla o masa debería verse así:

    Marie Telling / Instagram: @marietelling

    12. Déjala reposar a temperatura ambiente al menos una hora (2 sería mejor).

    Marie Telling / Instagram: @marietelling

    Ya, sí, es horrible tener que esperar un par de horas para poder comerse las crepes. Para ser sincera, se pueden conseguir crepes decentes sin este paso extra. Pero si tu objetivo es la excelencia y hacer las crepes más suaves y deliciosas del mundo, tienes que dejar que el gluten haga lo suyo un rato. La mejor forma de lograrlo es cubrir la mezcla y dejarla reposar a temperatura ambiente durante un rato.

    13. Bien, es el momento de que hagas tus crepes. Después de dejarla reposar, la mezcla volverá a estar un poco más espesa, así que puedes suavizarla con un poco de agua.

    Marie Telling / Instagram: @marietelling

    Normalmente yo añado un poco de agua de vez en cuando y durante todo el proceso para asegurarme siempre de que la mezcla se mantiene ligera. Ese es uno de los secretos de las supercrepes finísimas.

    Este es el punto ideal:

    Marie Telling

    14. Antes de empezar a cocinar necesitas saber cuáles son los utensilios recomendados.

    Marie Telling / Instagram: @marietelling

    Hay sartenes especiales para crepes en caso de que seas todo experto, pero la realidad es que cualquier sartén antiadherente resulta perfecta para hacerlas.

    15. Pon el fuego medio-alto.

    Marie Telling / Instagram: @marietelling

    Si el fuego es muy bajo las crepes saldrán muy crujientes y no creo que quieras que estén así. Por el contrario, si el fuego es demasiado alto, puede que las quemes. Medio-alto es el equilibrio perfecto.

    16. Y usa alguna buena mantequilla (preferiblemente francesa).

    Marie Telling / Instagram: @marietelling

    Algunas personas cocinan las crepes con aceite. Están equivocadas y deberían hacérselo mirar.

    17. El problema con la mantequilla es que se quema fácilmente. Para que esto no sea un problema, derrite la mantequilla en la sartén y luego elimina cualquier exceso con papel de cocina.

    Marie Telling / Instagram: @marietelling

    Si tienes una buena sartén antiadherente solo necesitarás untar la superficie de la misma con mantequilla cada tres crepes, pero pruébalas a medida que vayas haciéndolas para ver si está bien así.

    18. La cantidad de mezcla que uses para cada crepe dependerá del tamaño de tu sartén y por lo general se necesitan hacer un par de crepes para conseguir la proporción perfecta.

    Marie Telling / Instagram: @marietelling

    19. Vierte la masa y extiéndela en círculos para repartirla de manera uniforme. La cantidad correcta de mezcla debería cubrir la superficie de la sartén con una fina capa.

    Finwal / Getty Images

    20. Al final, tus crepes deberían ser así de finas si buscas algo ideal.

    Marie Telling / Instagram: @marietelling

    Esto se consigue con la práctica y debes darte tiempo para lograrlo. Cada vez que hago crepes, la primera no me sale muy bien, la segunda mejor y al final ya conecto con la tercera.

    21. Para saber si la crepe está lista para voltearse, trata de levantar el borde y comprobar si es fácil levantarla así como si está dorada.

    Marie Telling / Instagram: @marietelling

    Yo uso una espátula de goma para levantar el borde. Luego lo sujeto con mis dedos para comprobar la parte inferior (¡ten cuidado de no quemarte!).

    22. Para darle la vuelta, puedes hacerlo de forma segura o lanzarte a la aventura:

    Marie Telling / Instagram: @marietelling

    23. Para mantener las crepes calientes mientras hace las demás, llena una olla con agua hirviendo (pero no enciendas el fuego por debajo). Luego coloca el plato de crepes encima y cúbrelo con un paño de cocina limpio.

    Marie Telling / Instagram: @marietelling

    24. ¡Y eso es todo! Todo lo que queda ahora es disfrutar y volverse loco con los rellenos.

    Marie Telling / Instagram: @marietelling

    Algunas opciones clásicas:

    - Nutella

    - Cualquier tipo de mermelada

    - Zumo de limón y azúcar (suena raro, ¡pero está buenísimo!)

    - Crema de castañas

    - Nutella y plátano

    - Caramelo o helado

    - ¡O cualquier otra cosa!

    Por ejemplo, una vez cociné algunos melocotones con un toque de azúcar y agua para hacer un almíbar. Luego lo serví con un poco de helado. Fue increíble.

    Marie Telling / Instagram: @marietelling

    CREPES FRANCESAS

    Para 25-30 crepes

    INGREDIENTES

    3 tazas de harina común

    1/2 cucharadita de sal

    2 cucharaditas de azúcar

    6 huevos

    3 ¾ vasos de leche entera

    6 cucharaditas de mantequilla derretida

    2 cucharaditas de vainilla

    ¼ de vaso de agua

    PREPARACIÓN

    Tamiza la harina en un bol grande. Añade la sal y el azúcar y revuelve con una batidora.

    Haz hueco en la harina y añadir los huevos. Con una cuchara de madera, revuelve enérgicamente hasta que los huevos se incorporen a la mezcla.

    Añade ¼-½ de leche y revuelve hasta que la mezcla se vuelva más ligera y la harina se adhiera al completo.

    Añade la mantequilla y revuelve. En este punto la masa debe de estar suave y con un toque grasiento.

    Añade aproximadamente 1 ½ vaso de leche poco a poco y revuelve con una batidora al mismo tiempo. Asegúrate de que no quedan grumos antes de continuar añadiendo lentamente el resto de la leche.

    Añade vainilla, revuelve. Añade agua y revuelve.

    Cubre la mezcla con un paño de cocina limpio y déjala reposar durante al menos una hora.

    Cuando la mezcla haya reposado estará un poco más espesa que antes. Suavízala añadiendo un ¼ de vaso de agua.

    Llena una olla con agua hirviendo pero no enciendas el fuego. Coloca un plato grande encima de la olla.

    Derrite una porción de mantequilla en una sartén antiadherente a fuego medio-alto. Con un cucharón, vierte la mezcla en la sartén (entre ¼ y ⅓ de taza de mezcla para una sartén de 20 centímetros). Viértela en círculos para cubrir toda la sartén.

    Tras 2 o 3 minutos, levanta el borde de la crepe con una espátula para liberarla y comprobar que la parte inferior está dorada. Con una espátula, dale la vuelta a la crepe.

    Cocina el otro lado durante un minuto aproximadamente. Coloca la crepe en el plato situado encima de la olla. Cúbrelo con un paño de cocina limpio mientras haces el resto de las crepes.

    Sírvelas con el relleno que más te guste. ¡Disfruta!

    Este artículo ha sido traducido del inglés.