back to top

16 Películas LGBT de los 90 que todo millennial debería ver

Las películas educan. ¡Y también te hacen más fabuloso!

publicado

1. Velvet Goldmine.

Channel Four Films.

Todd Haynes estrenó en 1998 este cuento de hadas glam rock que al principio iba a ser una biopic de David Bowie. Uno de los protagonistas es Christian Bale... ¡y hay besos entre Ewan McGregor y Jonathan Rhys Meyers!

2. Mi vida en rosa (Ma vie en rose).

Sony Pictures Classic / Via youtube.com

Dirigida por Alain Berliner y estrenada en 1997, la película cuenta la entrañable historia de un pequeño que sueña con ser niña, a pesar de la reprobación de sus padres y de su entorno. No está en Netflix, pero se la puede encontrar online.

3. El juego de las lágrimas (The Crying Game).

Channel Four Films.

Un terrorista irlandés se enamora de la novia del soldado británico al que secuestró. Pero ella tiene un inquietante secreto que tendrán que descubrir viendo la película. La canción principal la hicieron Boy George con Pet Shop Boys.

4. Las aventuras de Priscilla (The Adventures of Priscilla, Queen of the Desert).

PolyGram Filmed Entertainment

Tres drag queens deben atravesar el desierto a bordo de un bus refaccionado para ir a buscar al pequeño hijo de una de ellas al otro lado de Australia. La homofobia está a la orden del día, pero ellas le ponen onda y glamour a las malas caras. A propósito: el protagonista es Hugo Weaving, más conocido como el Agente Smith de "The Matrix" y Elrond en "El Señor de los anillos".

Publicidad

5. Reyes o reinas (To Wong Foo, Thanks for Everything. Julie Newmar).

Universal Pictures

La respuesta hollywoodense a "Las aventuras de Priscilla" no tenía un argumento muy original. Pero ver a Patrick Swayze, Wesley Snipes y John Leguizamo haciendo de drags, vale la pena.

6. Entrevista con el vampiro (Interview with the Vampire).

Geffen Pictures.

Tom Cruise es un vampiro que convierte al apuesto y sufrido Brad Pitt en un ser de la oscuridad. Luego adoptan una niña (Kirsten Dunst). ¿Puede haber una historia más gay?

7. Mi mundo privado (My Own Private Idaho)

New Line Cinema.

Gus Van Sant dirigió esta obra de arte queer en la que Keanu Reeves y el fallecido River Phoenix interpretan a dos prostitutos. Uno de ellos busca a la madre que nunca conoció. El otro intenta molestar a su adinerado padre con su conducta licenciosa. Pero la profunda amistad entre ambos tendrá un desenlace agridulce.

8. Paris is Burning.

Miramax

Ningún fan de "Rupaul's Drag Race" puede perderse este documental que registra los bailes drag en los que las "reinas" competían por ver quien tenía el mejor look y en donde surgió el vogue que Madonna popularizó mundialmente con su canción de 1990.

Publicidad

9. But I'm a Cheerleader.

Una joven porrista sospechada por padres y amigos de tener inclinaciones lésbicas es enviada a un campamento para "curar" su homosexualidad. Aunque allí, terminará decubriendo el verdadero amor. Perlita: RuPaul hace del coach homofóbico del campamento y la protagonista es Natasha Lyonne, quien interpreta a la reclusa bisexual Nicky Nichols en "Orange is the New Black".

11. Los muchachos no lloran (Boys Don't Cry).

20th Century Fox

Basada en hechos reales, la película cuenta la historia de Brandon Teena, un joven transexual que fue violado y asesinado en 1993 por sus amigos cuando ellos descubrieron que no era biológicamente un varón. Hilary Swank ganó el Oscar a mejor actriz por su interpretación como Brandon.

Publicidad

15. Criaturas Celestiales (Heavenly Creatures).

Miramax

También basada en un hecho real, la cinta sigue la intensa e imaginativa relación entre dos adolescentes neocelandesas de los años 50 que termina en tragedia cuando los padres de una de ellas deciden separarlas. Fue el debut cinematográfico de Kate Winslet.

16. Bonus track: Hedwig & The Angry Inch

New Line Cinema

Esta película se estrenó en 2001, pero merece un lugar en esta lista porque llevó al cine el musical del mismo nombre creado y protagonizado por John Cameron Mitchell. La historia sigue a un chico gay de Alemania Oriental que para poder escapar de su país se somete a una operación de cambio de sexo -que sale terriblemente mal- y se casa con un militar estadounidense. Pero un año después, el mismo día de la caída del Muro de Berlín, su marido lo abandonará por un muchacho. Así, ella comenzará una carrera como cantante punk y se enamorará de un adolescente que le robará sus canciones.