back to top

15 Cosas que extrañamos de la TV Argentina de los 90

La televisión que no olvidamos. ¡Queremos que vuelva!

publicado

1. Juana y sus hermanas.

Vea este vídeo en Youtube

youtube.com

Nunca perdonaremos a Juana Molina por no haber seguido su carrera como actriz de comedia. ¡Gordo, no hay drama, lo hacemos de vuelta!

2. Las comedias blancas de Telefe.

Telefe

“¡Grande Pa!”, “Mi cuñado”, “Un hermano es un hermano”, “Naranja y media” y tantas otras mezclaron tramas livianas con grandes actores. En ese momento no nos parecían gran cosa, pero ahora podemos darnos cuenta de que estaban muy bien hechas.

3. Los institucionales de Canal 9.

Vea este vídeo en Youtube

youtube.com

Es una verdadera catástrofe que los canales ya no hagan comerciales de Navidad como este.

4. Amigos son los amigos.

Vea este vídeo en Youtube

youtube.com

El mejor Carlín Calvo, una máquina de tirar frases célebres. ¡Pendex, vos fumá!

Publicidad

5. Gasalla en la tele.

Vea este vídeo en Youtube

Via youtube.com

¿Se acuerdan de cuando Antonio Gasalla hacía un programa de sketchs con sus personajes? Lamentablemente, la televisión de ahora no tiene espacio para este tipo de humor y Gasalla se refugió en la actividad teatral.

6. El Rayo.

Cuatro Cabezas

Nadie puede negar que este ciclo de Cuatro Cabezas marcó un antes y después en la TV argentina. ¡Todos se copiaron de su estética y su vertiginosa edición! Además, pocas veces hubo en pantalla una presentadora con tanta onda como Deborah de Corral.

7. Sin condena.

Vea este vídeo en Youtube

Via youtube.com

El programa intentaba recrear desde la ficción electrizantes casos de la vida real: La muerte de una fan de Guns N’ Roses que se suicidó porque no la dejaron ir a un recital, la vida del Che Guevara, los avatares del cantante punk Luca Prodan… No era muy bueno el resultado, pero era imperdible si se miraba en plan de consumo irónico.

8. Jugate conmigo.

Vea este vídeo en Youtube

youtube.com

¡Esos juegos eran una locura! Y ni hablar de los looks de Cris Morena y sus bailarines.

Publicidad

9. Montaña Rusa.

Vea este vídeo en Youtube

youtube.com

Antes de que Cris Morena impusiera los seriales sobre adolescentes rebeldes –o con vínculos sobrenaturales- que cantan y bailan; había shows sobre amoríos de jóvenes más o menos comunes. Y a pesar de que las parejas se armaban y desarmaban a ritmo escandaloso, “Montaña rusa” marcó una época y sirvió de semillero de figuras como Nancy Dupláa, Gastón Pauls y Malena Solda.

10. La banda del Golden Rocket.

Vea este vídeo en Youtube

youtube.com

¿Quién puede olvidarse del romance entre Pato y Adrián? A propósito: ¡Qué mala era la villana que interpretaba Carolina Fal!

11. El Mario Pergolini transgresor.

Vea este vídeo en Youtube

youtube.com

Antes de ser empresario, fundar Cuatro Cabezas, venderla y crear Vorterix; Mario Pergolini era una figura transgresora de la televisión. Con “La TV Ataca” y “Hacelo por mi” se erigió en contrafigura del animador familiar por excelencia, Marcelo Tinelli, con ciclos alejados de los cánones más complacientes de la TV. Y con “Caiga quien caiga” inauguró una forma irreverente de hacer periodismo.

12. Siglo XX Cambalache.

Vea este vídeo en Youtube

youtube.com

Teté Coustarot y Fernando Bravo. Presentando informes sobre hechos históricos del siglo XX con mucho material de archivo. Educativo y entretenido. Lo extrañamos.

Publicidad

13. “El show de Xuxa”, “El agujerito sin fin” y “Cablín”.

Vea este vídeo en Youtube

Via youtube.com

Marcaron el final de una época dorada de programas para chicos muy imaginativos, con conductores que les hablaban en su mismo idioma.

14. Kanal K.

Vea este vídeo en Youtube

youtube.com

Fue un show de marionetas con parodias a figuras de la política, al mejor estilo del británico “Spitting Image”. Pero tuvo un triste final cuando un incendio en Canal 13 destruyo a los muñecos y el ciclo tuvo que dejar de salir al aire. Tiempo después, volvió por Telefe, aunque ya no fue lo mismo.

15. Menos chimentos, más ficción.

Telefe

En los 90 ya existían los programas de chimentos, pero eran pocos y estaban relegados a una franja marginal de la programación. Las ficciones les ganaban por muchos cuerpos la supremacía de la grilla. Hoy, lamentablemente, es exactamente al revés.