back to top

Ir al gimnasio ya era un drama en la Edad Media y te lo explicamos con cuadros

El press de banca ya era el infierno en la tierra en el siglo XII.

publicado

1. Cuando te apuntas al gimnasio y el recepcionista te intenta colar una permanencia de dos años.

Y todos los que van detrás de ti saben que vas a tragar como un pardillo.
Via Wikicommons

Y todos los que van detrás de ti saben que vas a tragar como un pardillo.

2. Cuando te queda una serie por hacer en la máquina de espalda pero ya hay un pesado intentando que te quites para ponerse él.

Via Wikicommons

3. Cuando llegas y está todo lleno de tíos buenos y no sabes ya a dónde mirar.

Via Wikicommons

Pero buenos nivel QUE TE QUEDAS BIZCO.

Via Wikicommons

4. Cuando llegas al vestuario y ves que todo el mundo está ocupado mirándose al espejo y haciéndose selfies...

Via Wikicommons

5. ... menos el típico que se pasea en pelotas sin importarle ir con todo al aire, tan contento.

Via Wikicommons

6. Cuando tu amiga y tú compartís tabla de ejercicios.

Via Wikicommons

7. "Oye, ¿has acabado con esa mancuerna?"

Via Wikicommons

8. Cuando sale el tema de la dieta en el vestuario y os dais cuenta de que estáis todos pasando más hambre que Carpanta.

Via Wikicommons

9. ... pero bueno, por lo menos al final se os queda tipín.

Via Wikicommons

"Ese cuerpo, tener potencia, ser feliz".

Y todo sale de verdad del deporte.
Via Wikicommons

Y todo sale de verdad del deporte.

10. El típico que se ha puesto tan fuerte que tiene un cuerpazo pero en comparación la cabeza se le ha quedado pequeñiiiiita, pero que se cree que está muy bueno y te mira en plan "eh, nena".

Via Wikicommons

11. "¿Pero y no prefieres ir a clases en vez de a tu bola? Así conoces gente"

Via Wikicommons

12. "¿En serio? ¿Ni siquiera a zumba?"

Via Wikicommons

13. Cuando al final sí te apuntas a clase de zumba.

Y te flipa las tulipas.
Via Wikicommons

Y te flipa las tulipas.

14. Cuando te has venido arribísima subiendo la velocidad en la cinta de correr y te tienen que sacar en brazos después del sopapo que te has dado.

Via Wikicommons

15. Cuando tu entrenador te pincha para que hagas una serie más, venga, QUE TÚ PUEDES.

Via Wikicommons

16. Cuando te haces la picha un lío en clase de body pump.

Via Wikicommons

17. Cuando descubres que tu tabla de ejercicios es una mierda porque has conseguido unas piernas supermusculosas pero el tren superior, la verdad, flojito, y dices "mira, paso".

Via Wikicommons

18. Cuando intentas que tu amiga te acompañe al gimnasio y ella se pone en plan "uuuuuh, NI DE COÑA, paso total".

Via Wikicommons

19. Cuando celebráis que has llegado a tu peso ideal.

Via Wikicommons

20. Cuando ves que el monitor de spinning que te pone un poco perra habla DEMASIADO RATO con otra chica de clase.

No te vamos a preguntar por qué te has llevado a tu bebé a spinning. Tú misma.
Via Wikicommons

No te vamos a preguntar por qué te has llevado a tu bebé a spinning. Tú misma.

21. Tu primera clase de pilates.

Via Wikicommons

22. Cuando ves a un novato levantar más peso del que debería y sabes que se va a desgraciar.

Via Wikicommons

23. Cuando piensas que el gimnasio te está costando un dineral y hace dos meses que no vas.

Via Wikicommons

24. Cuando vas a que el fisio te de un masaje en las cervicales y te quedas más pallá que pacá.

Via Wikicommons

25. Cuando el 2 de enero el gimnasio está hasta arriba porque todo el mundo se ha vuelto loco con los propósitos de Año Nuevo...

Via Wikicommons

26. ... y el gimnasio en agosto.

Via Wikicommons

27. Cuando sales de clase de zumba con tanta hambre que te comerías cualquier cosa...

Via Wikicommons

28. ... y nada más salir te compras un kebab y JUSTO te pilla tu monitor comiendo a dos carrillos.

Via Wikicommons

29. Cuando te has gastado un dineral en ropa y zapatillas para el gimnasio, más el brazalete para el iPhone, una banda para la cabeza y toda la parafernalia, y llegas y te quedas en la puerta del vestuario en plan "flipad con todo lo que llevo puesto".

Via Wikicommons

30. Tu primera clase de body combat.

Via Wikicommons

31. Cuando te convencen para que pruebes los batidos de proteínas.

Via Wikicommons

32. Y cuando te estás muriendo de las agujetas y dices "A TOMAR POR CULO EL GIMNASIO, QUE ALGUIEN ME SUBA UNA PIZZA" pero tu compañero de piso pasa y se va a su bola tras restregarte por la cara que se está comiendo una brocheta de movidas porque él puede, que tiene tipín.

Via Wikicommons