back to top

16 razones por las que Halloween y Navidad básicamente son la misma fiesta

Ambas celebraciones me causan mucha ansiedad, y me acabo de dar cuenta que se debe a las mismas razones.

publicado

1. Ambas son excepcionalmente siniestras...

Halloween: Zombis, monstruos, demonios, la paranoia existencial de que nadie es realmente quien parece ser y que eventualmente la muerte viene por todos y cada uno de nosotros...

Navidad: Un supuesto viejo extranjero gordo y barbudo, a quien le encanta que los niños se sienten en su regazo, entra a tu casa sin que te des cuenta, se come tus refrigerios, te deja un montón de cosas bonitas que en realidad no sabes si son robadas, se va sin dejar rastro y te deja con la paranoia de que te ve mientras duermes y sabe cuándo estás despierto. Por Dios.

Publicidad

4. Ambas celebraciones están basadas en amenazas sutiles...

Halloween: Compórtate de acuerdo a la ocasión o los niños te jugarán bromas pesadas.

Navidad: Compórtate de acuerdo a la ocasión o Santa entrará a tu casa y te dejará carbón, el cual igual ni te servirá porque la chimenea está a menos de un pie de donde te lo dejó y literalmente está repleta de esa basura.

5. Ambas fiestas muestran como algo glamoroso el hecho de "molestar a los vecinos"...

Navidad: Los cantores de villancicos cantan ♪ Navidad, Navidad, Batman apesta / El Batimóvil se quedó sin timón y el Guasón es mi papá ♫

Halloween: Los niños cantan ♫ 'Trick o treat', Halloween/ queremos dulces o dinero/ Si no me lo das, le contaré a papá ♪

6. La gente se emociona DEMASIADO cuando decora sus casas para ambas celebraciones...

Halloween: Cráneos de plástico, calabazas iluminadas, máquinas para hacer neblina, lápidas de espuma de poliestireno y luces de mal gusto...

Navidad: Santas de plástico, árboles iluminados, máquinas para hacer nieve, muñecos de nieve de espuma de poliestireno y luces de mal gusto...

7. ... Y a nadie realmente le da ganas de quitar la decoración...

Halloween: "Al diablo, mejor voy a decir que ahora mi casa está inspirada en la Familia Addams".

Navidad: "Tal vez si desconecto las luces, ¡éstas se volverán invisibles y nadie se dará cuenta de que todavía decoran mi casa, las ventanas y los arbustos!" *Estamos en abril*

Publicidad

8. Ambas celebraciones están extrañamente sexualizadas (especialmente para las mujeres)...

Halloween: Cuando encuentras un disfraz que se llama "Tocino sexy" en la tienda, te das cuenta de que las cosas se han salido de control.

Navidad: Todavía estás esperando que esos juegos de lencería de "Santa sexy" incluyan barbas.

Publicidad

13. Estás en serios problemas si decides esperar al último minuto para preparar todo para estas celebraciones...

Halloween: Si esperas demasiado tiempo, no tendrás de otra más que ponerte un disfraz, y necesitarás explicar continuamente por qué consideras que es un buen disfraz.

Navidad: Si esperas demasiado, no tendrás de otra más que regalar algo y tendrás que explicar continuamente por qué consideras que es un buen regalo.

16. ... Excepto cuando salen perdiendo...

Halloween: Te regalan pasas y cepillos de dientes, tus padres te hacen usar una chaqueta que ARRUINA tu disfraz, tu panza te duele por tanto dulce...

Navidad: Todos nos recordamos de esa Navidad de nuestra niñez en la cual nos decepcionamos horriblemente por los regalos que recibimos (o no recibimos). La mía fue la Navidad de 1998. No me regalaron un Furby. Todavía no lo supero.