go to content

17 Datos sobre las uñas de los pies que te harán decir "¡Qué asco!"

Advertencia: a continuación se presentan imágenes GIF asquerosas.

publicado

Hablamos con el Institute for Preventive Foothealth (IPFH, por sus siglas en inglés) y le pedimos tanto a su director ejecutivo Robert Thompson como al director de investigación Rick Mende algo de información esencial sobre las uñas de nuestros pies. ¡Qué lo disfrutes!

1. Las uñas de los pies son básicamente garras humanas.

Algunos mamíferos tienen pezuñas o garras; nosotros tenemos uñas de los pies. Se cree que cuando los pies se utilizaban para algo más que las actividades relacionadas con la movilidad, nuestras uñas de los pies nos ayudaban a recoger cosas (de la forma en que aún lo hacen hoy en día las uñas de nuestros dedos).

2. Algunas investigaciones sugieren que las uñas de los pies nos ayudan a estar en equilibrio.

Instagram: @livinonsweettea

Las uñas de los pies ayudan en la propiocepción, lo cual es un nombre complicado para el mecanismo sensorial que nos ayuda a interpretar nuestro entorno y a mantener nuestro equilibrio.

3. Los hongos y las bacterias acechan entre nuestras uñas de los pies y la piel debajo de éstas.

Hay 125.000 glándulas sudorípadas en cada pie, lo que significa que básicamente nuestros pies se encuentran envueltos en entornos muy húmedos, y calientes todos los días. Esto hace que sea una atmósfera propicia para hongos y bacterias (lo que puede resultar en infecciones y, como mínimo, en pies malolientes).

5. Podrías pensar que las uñas de tus pies se ven súper limpias pero no lo están (¡lo siento!).

Instagram: @plasma84

"Incluso si piensas que las uñas de tus pies se ven limpias, se encuentran microscópicamente sucias todo el tiempo," explicaron Mende y Thompson.

El IPFH recomienda que te laves los pies (incluyendo las uñas) al menos una vez al día en agua tibia con un jabón suave, secando todo muy bien, especialmente la zona entre los dedos.

6. Las uñas de los pies están hechas del mismo tejido cutáneo que las uñas de las manos pero son dos o tres veces más gruesas.

Nickelodeon

Las uñas de los pies son bastante gruesas debido a la fricción y a los hongos. En general también experimentan dificultades teniendo que soportar calcetines lanudos, zapatos apretados y pisotones.

7. ¿Alguna vez tuviste un uñero? En esencia, son pedacitos de la cutícula que se secan y se quiebran y se separan de la piel.

Instagram: @ami

Los uñeros son el resultado de una serie de cosas: exposición a productos químicos agresivos (productos de limpieza), deficiencias nutricionales, y tratamientos de pedicura deficientes.

Hidratar el uñero en sí con vaselina incluso con bálsamo para los labios puede ayudar. Cortarlo en su punto de unión con la piel con un par limpio de tijeras para cutículas es probablemente la solución más rápida y fácil, sin embargo es importante no romper la piel y arriesgarse a una posible infección.

8. Después están esas bastardas malvadas: las uñas de los pies encarnadas.

Instagram: @pretty_ewok

Estas chicas malas DUELEN y ésta es la razón: Cuando una uña del pie se corta demasiado o se recorta demasiado en las esquinas, el borde afilado de la uña se mete dentro de la piel. A medida que la uña continúa creciendo, el borde afilado se mete más profundo, se curva hacia abajo y crea una dolorosa recesión en el costado del dedo del pie.

Si tu uña encarnada no recibe ningún tipo de tratamiento, la piel deformada intenta autoprotegerse provocando una inflamación. La inflamación puede convertirse en una infección, lo que puede dar lugar a un dolor bastante intenso. Ay.

9. Sin embargo, PUEDES arreglarlas.

Instagram: @sevenyearstitch

Thompson y Mende recomiendan cortar las uñas de los pies de forma recta sobre los bordes y NO de forma curva. Refinar los bordes con una lima de uñas para disminuir las partes filosas en los extremos de las uñas es mejor que cortarlos con tijeras. Otra opción es levantar suavemente los extremos de la uña y colocar una pequeña bola de algodón debajo para ayudar a que la uña permanezca plana y evitar que se curve hacia abajo. Para más información puedes ver aquí.

10. La onicomicosis es la infección fúngica de las uñas más frecuente, y cuanto más grande seas, más probabilidades tienes de contraerla.

Instagram: @malirz_ewa

Debido a la disminución de la circulación sanguínea, a una exposición más prolongada a los hongos, y a un crecimiento más lento de las uñas, tienes más probabilidades de contraer onicomicosis una vez que llegues a la tercera edad.

11. Además, los hombres son más propensos a contraer infecciones fúngicas de las uñas.

NBC

La infección micótica de la uña tiende a afectar a los hombres más a menudo que a las mujeres. Existen otros factores de riesgo, por supuesto: utilizar zapatos y calcetines que sean demasiado apretados, caminar descalzo por lugares húmedos como piscinas y gimnasios, un sistema inmunológico debilitado, y diabetes, por dar algunos ejemplos.

12. La razón más común por la caída de las uñas de los pies se debe a una infección fúngica contagiosa.

tenor.co

La infección fúngica es causada por varios tipos de dermatófitos, que son hongos que se alimentan de la queratina que se encuentra en la piel y las uñas. Los dermatófitos también pueden afectar la piel, dando como resultado el pie de atleta.

13. La segunda razón más común por la caída de las uñas de los pies son las heridas.

Instagram: @taymonsterr

Si te lastimaste mucho el pie es posible que se te caiga la uña, lo que puede ser realmente muy doloroso. Es importante que durante el proceso de curación se impida que la raíz de la uña (la matriz) se infecte o, de lo contrario, se puede dañar de forma permanente.

14. Cuando la uña se cae vuelve a crecer generalmente dentro de tres a seis meses.

Instagram: @candie1023

La uña debe volver a crecer de forma natural, pero si está deformada o presenta dolor, es posible que sea necesario extirpar de forma quirúrgica la uña y su raíz.

15. Además existe una enfermedad llamada síndrome de las uñas amarillas.

No se conoce la causa de esto, pero se sospecha una predisposición genética. Las personas con sistemas linfáticos débiles (como bronquiectasias, sinusitis, artritis reumatoide y cáncer) tienen más probabilidades de desarrollar este síndrome.

16. Algunas veces, las uñas de los pies se vuelven negras.

Instagram: @wendelstix

La sangre debajo de una uña que resulta de una herida puede hacer que la uña del pie se vuelva negra. Las uñas rojizas, púrpuras, amarronadas pueden ser el resultado de un hongo que está creciendo entre la uña y la piel debajo de la uña.

Una herida en un dedo del pie, una acción atlética traumática repetitiva, y los zapatos mal ajustados que no calzan bien pueden hacer que las uñas de los pies se vuelvan negras. Más raramente, pero importante para tener en cuenta, es que un melanoma (cáncer de piel) debajo de la uña del pie puede hacer que la uña se vuelva negra.

17. Y por último, el esmalte de uñas puede decolorar las uñas.

theodysseyonline.com

Técnicamente cubrir las uñas de los pies con esmalte está bien; la uña está "muerta" así que no necesita respirar. Sin embargo, la uña absorbe humedad y por lo tanto puede adquirir algunos de los químicos que se utilizan en el esmalte de uñas. Esto podría secar la uña y hacer que se manche (usualmente con un tono amarillo o azul) si se deja el esmalte mucho tiempo. Una manera de evitar esta decoloración es utilizar una capa de base sobre las uñas para sellarlas antes de aplicar el esmalte.

Este post fue traducido del inglés.

Every. Tasty. Video. EVER. The new Tasty app is here!

Dismiss