back to top

22 Cosas que necesitas saber sobre la emetofobia

Advertencia: Los síntomas de emetofobia —un miedo extremo a los vómitos— varían de persona a persona. Escuchar las experiencias de otros podría desencadenarla.

publicado

1. Quienes viven con emetofobia sienten un miedo extremo a vomitar o ver/oír a otras personas vomitar.

El Dr. David Veale, un psiquiatra consultor en terapia de comportamiento cognitivo en el sur de Londres y en el Maudsley NHS Trust y el Hospital Priory en el norte de Londres, declaró a BuzzFeed: «El miedo a vomitar es bastante común en aproximadamente el 7% de la población, pero una fobia específica hacia los vómitos donde hay una aflicción significativa y evitación es menos común, de alrededor de un 0,5% de la población, y está presente principalmente en las mujeres». Esa cifra del 7% proviene de un estudio que se realizó en los Países Bajos, pero Veale dice que las cifras «son probablemente similares en todo el mundo».
evalamberty.tumblr.com

El Dr. David Veale, un psiquiatra consultor en terapia de comportamiento cognitivo en el sur de Londres y en el Maudsley NHS Trust y el Hospital Priory en el norte de Londres, declaró a BuzzFeed: «El miedo a vomitar es bastante común en aproximadamente el 7% de la población, pero una fobia específica hacia los vómitos donde hay una aflicción significativa y evitación es menos común, de alrededor de un 0,5% de la población, y está presente principalmente en las mujeres». Esa cifra del 7% proviene de un estudio que se realizó en los Países Bajos, pero Veale dice que las cifras «son probablemente similares en todo el mundo».

2. Vivir con emetofobia puede ser extremadamente debilitante.

Los síntomas de la emetofobia pueden ser mentales, emocionales y físicos. La ansiedad y el miedo asociados a la fobia pueden variar desde leves sensaciones de aprehensión hasta ataques de pánico.
itsjayrad.tumblr.com

Los síntomas de la emetofobia pueden ser mentales, emocionales y físicos. La ansiedad y el miedo asociados a la fobia pueden variar desde leves sensaciones de aprehensión hasta ataques de pánico.

3. La emetofobia a menudo deja a la gente en un estado constante de preocupación.

Un emetofóbico que quiso mantenerse en el anonimato le dijo a BuzzFeed: «Siento preocupación por cualquier persona que esté relativamente cerca de mí que luzca pálida o con algún malestar. Si lo están, eso es de todo lo que me preocuparé durante el resto del día y la noche. Esto causa una grave ansiedad y a veces depresión».
unsplash.com

Un emetofóbico que quiso mantenerse en el anonimato le dijo a BuzzFeed: «Siento preocupación por cualquier persona que esté relativamente cerca de mí que luzca pálida o con algún malestar. Si lo están, eso es de todo lo que me preocuparé durante el resto del día y la noche. Esto causa una grave ansiedad y a veces depresión».

4. Incluso una broma sobre el vómito puede desencadenar en alguien un inminente ataque de pánico.

5. Una película, un programa de TV o un videojuego donde los personajes están enfermos puede resultar ser una absoluta pesadilla.

oceansongs.tumblr.com

Así es cómo surgió Phobias at the Movies (cuyo nombre significa «fobias en el cine»). Es un sitio que sin pretender adelantar información sobre ninguna película les otorga a los usuarios la información que necesitan para ver películas sin miedo o ansiedad.

6. Hablar de la emetofobia es muy difícil porque mucha gente nunca ha oído acerca de ella antes.

También conlleva sentimientos de vergüenza y bochorno. «Me gustaría que la gente fuera consciente de que es un miedo paralizante, no algo para burlarse», declaró un emetofóbico anónimo a BuzzFeed.
Flickr: demibrooke

También conlleva sentimientos de vergüenza y bochorno. «Me gustaría que la gente fuera consciente de que es un miedo paralizante, no algo para burlarse», declaró un emetofóbico anónimo a BuzzFeed.

7. Algunas personas minimizan la fobia o dicen cosas como: «Bueno, a nadie le gustan vómitos, ¿no?».

thedailydoodles.com

Ellie, quien ha vivido con emetofobia desde sus ocho años, le dijo a BuzzFeed: «Me gustaría que la gente supiera que decir "a nadie le gusta estar enfermo" es el mayor insulto que podrían proferirte. Te hacen sentir como si tus reacciones fueran exageradas o que de alguna manera tu ansiedad es irrelevante. Aunque mucha gente no tiene malas intenciones, al decir esto nos envían a una espiral de terror, ansiedad y culpa».

8. La emetofobia puede percibirse como totalmente ineludible: quienes la sufren esencialmente le temen a su propio cuerpo.

La emetofobia ha demostrado estar conectada a la sensibilidad hacia los estímulos corporales tales como el dolor de estómago, el dolor de cabeza o los mareos. Incluso un indicio de malestar digestivo puede desencadenar ataques de pánico.
unsplash.com

La emetofobia ha demostrado estar conectada a la sensibilidad hacia los estímulos corporales tales como el dolor de estómago, el dolor de cabeza o los mareos. Incluso un indicio de malestar digestivo puede desencadenar ataques de pánico.

9. Los emetofóbicos a menudo sienten como si tuvieran que «hacer de tripas corazón» y ser valientes.

biumutmasali.tumblr.com

Aunque «estar "enfermo" siempre se halla presente en mi mente como una constante», declaró otro emetofóbico anónimo a BuzzFeed.

10. Algunas personas han sufrido de emetofobia desde que tienen memoria mientras que a otras su condición se las ha provocado un evento en específico.

Flo Perry
Flo Perry

La emetofobia es a veces causada por una experiencia traumática, como un virus estomacal, intoxicación alimentaria o ver a otra persona enfermarse. El Dr. David Veale añade: «Sus experiencias con los vómitos también pueden haber ocurrido antes de tener recuerdos claros».

11. Para una gran cantidad de emetofóbicos su miedo al vómito está relacionado con el miedo a perder el control.

kimmiesgifgallery.tumblr.com

«No me gusta sentir que no puedo controlar las cosas, sobre todo mi cuerpo», compartió con BuzzFeed un emetofóbico anónimo. También existe el temor de que el «vómito continúe para siempre», agregó Veale.

12. Rara vez salen de casa sin su equipo de seguridad, que a menudo incluye: antiácidos, pastillas de menta, bolsas para el mareo y audífonos (para evitar oír a cualquier otra persona que esté enferma).

Disney

13. Algunas personas solo beben alcohol en pequeñas cantidades o lo evitan por completo.

14. La comida puede ser algo complicado debido a que algunas texturas de alimentos provocan náuseas.

Hay rituales y restricciones alimenticias que muchos emetofóbicos imponen sobre sí mismos para evitar ese riesgo de vomitar. Algunos emetofóbicos no pueden comer nada que esté crudo o tienen que inspeccionar cuidadosamente cada alimento antes de ingerirlo.
reactiongif.org

Hay rituales y restricciones alimenticias que muchos emetofóbicos imponen sobre sí mismos para evitar ese riesgo de vomitar. Algunos emetofóbicos no pueden comer nada que esté crudo o tienen que inspeccionar cuidadosamente cada alimento antes de ingerirlo.

15. Por esto es que a muchos emetofóbicos se les diagnostica erróneamente con un trastorno de la alimentación.

Mark Sykes y sus colegas señalan cómo las personas con emetofobia a menudo se diagnostican erróneamente debido a que los comportamientos asociados con su fobia imitan los síntomas del trastorno obsesivo-compulsivo, el trastorno de pánico, el trastorno de pánico con agorafobia, el trastorno de ansiedad generalizada y otras condiciones.Veale agrega: «A veces, si un paciente está muy, muy bajo peso y evita comer para no sentir deseos de vomitar, la fobia se presenta como anorexia».
Instagram: @stitch184

Mark Sykes y sus colegas señalan cómo las personas con emetofobia a menudo se diagnostican erróneamente debido a que los comportamientos asociados con su fobia imitan los síntomas del trastorno obsesivo-compulsivo, el trastorno de pánico, el trastorno de pánico con agorafobia, el trastorno de ansiedad generalizada y otras condiciones.

Veale agrega: «A veces, si un paciente está muy, muy bajo peso y evita comer para no sentir deseos de vomitar, la fobia se presenta como anorexia».

16. Los emetofóbicos también pueden evitar aventurarse a salir al exterior debido al temor a contraer un virus estomacal.

Scott Stossel escribe en My Age of Anxiety («mi época de ansiedad» en inglés): «Guardo un mapa mental detallado de las incidencias registradas de norovirus (la cepa más común del virus estomacal) y otras formas de gastroenteritis, y uso Internet para rastrear brotes en Estados Unidos y en todo el mundo».
unsplash.com

Scott Stossel escribe en My Age of Anxiety («mi época de ansiedad» en inglés): «Guardo un mapa mental detallado de las incidencias registradas de norovirus (la cepa más común del virus estomacal) y otras formas de gastroenteritis, y uso Internet para rastrear brotes en Estados Unidos y en todo el mundo».

17. La emetofobia puede hacer que sea difícil socializar.

En un estudio de caso descrito en Cognitive and Behavioral Practice, la emetofóbica en cuestión compartió su aprehensión por comer fuera y ella «declinó compromisos sociales con los amigos debido a su temor a vomitar en público y también por su preocupación por la limpieza de los restaurantes y la preparación de su comida».
Cartoon Network

En un estudio de caso descrito en Cognitive and Behavioral Practice, la emetofóbica en cuestión compartió su aprehensión por comer fuera y ella «declinó compromisos sociales con los amigos debido a su temor a vomitar en público y también por su preocupación por la limpieza de los restaurantes y la preparación de su comida».

18. Algunos evitarán decir o pensar en la palabra «vómito» mientras que otros la abrazarán con la esperanza de que esto derribe sus miedos.

HBO

19. Algunos emetofóbicos evitarán viajar.

Viajar a menudo conlleva el miedo de náuseas causadas por el movimiento, y es por eso que muchos emetofóbicos lo evitan absolutamente. Otros emetofóbicos evitan viajar demasiado lejos porque tienen que correr constantemente de regreso a casa en caso de que se vayan a sentir enfermos.
instagram.com

Viajar a menudo conlleva el miedo de náuseas causadas por el movimiento, y es por eso que muchos emetofóbicos lo evitan absolutamente. Otros emetofóbicos evitan viajar demasiado lejos porque tienen que correr constantemente de regreso a casa en caso de que se vayan a sentir enfermos.

20. Cuando un ser querido de un emetofóbico tiene gripe puede resultarles muy difícil cuidar de ellos.

Comedy Central

Los emetofóbicos pueden sentir una necesidad compulsiva de ponerse en cuarentena a sí mismos lejos de aquella persona.

21. Sin embargo, para algunos el cuidar de un ser querido o el convertirse en padre realmente los ha ayudado a aliviar su condición.

Un mensajero anónimo le dijo a BuzzFeed: «Tener hijos me ha ayudado. Si realmente te importa alguien y esta persona vomita mucho, no tienes otra opción».
unsplash.com

Un mensajero anónimo le dijo a BuzzFeed: «Tener hijos me ha ayudado. Si realmente te importa alguien y esta persona vomita mucho, no tienes otra opción».

22. Quienes viven con emetofobia no tienen que vivir con el trastorno para siempre.

Channel 4 / Via mymadfatdiarymusic.tumblr.com

El tratamiento varía. Para algunas personas la terapia cognitivo-conductual (TCC) ha tenido éxito; otros han pasado por la terapia de exposición y algunos atribuyen a los medicamentos la reducción de ataques de pánico.

Veale añade: «No hay nada que perder y nada de lo que avergonzarse» cuando se busca ayuda para la emetofobia. Para más información, hay un capítulo en el libro de Veale Overcoming Health Anxiety específicamente sobre la emetofobia.

Aunque esta lista representa solo un puñado de experiencias, esperamos que encuentres algo de consuelo al saber que otros podrían estar pasando por lo mismo que tú.

Los síntomas de los trastornos de ansiedad y las fobias varían de persona a persona, pero habla con tu médico de cabecera si tu emetofobia está afectando tu día a día.

Para más información recurre a Anxiety UK o Emetophobia Help (en inglés).