back to top

23 Secretos que los empleados de funerarias nunca te dirán

Ni muerto te imaginarás las cosas que suceden.

publicado

1. "A veces puedes confundirte de cadáver"

giphy.com

Como si recorrer morgues, pasillos de hospitales y asilos no fuese lo suficientemente creepy, tienes que enfrentarte a situaciones que pueden dejarte más muerto del susto a ti que al propio cadaver.

"Una vez fuimos a buscar un cuerpo a una casa de ancianos. Como era una habitación compartida, en una cama estaba el fallecido pero en la otra había alguien durmiendo. Llegamos tan rápido que cuando estoy para pasar el cuerpo a nuestra camilla para trasladarlo, comienza a toser", cuenta uno de los empleados que trasladan cuerpos hacia la funeraria.

2. "Las bromas más crueles se dan entre los empleados de funerarias"

giphy.com

Como un bautismo de fuego, hay que asustar al nuevo.

La mayoría de los entrevistados coincidió en el clásico: esconderse dentro de un cajón del depósito, pedirle que vayan a buscar algo y salir a todo grito en el momento indicado... ¡MARCHEN UNOS NUEVOS CALZONES PARA EL NUEVO!

3. "Algunos se quedan con pertenencias del fallecido"

giphy.com

Un empleado nos cuenta que una vez cuando estaban por cerrar un ataúd encontraron dos pases de metro en los bolsillos del cuerpo. Se los quedó y luego tuvo tanta culpa que cada vez que lo usaba rezaba un padrenuestro y dos ave marías para el muerto. "Es que imaginaba que podían ser como las monedas que se dejaban en la antigüedad para Caronte", explica.

4. "Usamos pegamento para la sellar boca y los párpados de los cuerpos"

giphy.com

Se usa pegamento para pegar los párpados y la boca de los cuerpos así no quedan abiertos durante el velorio.

La peor situación: "una vez no habíamos pegado la boca y de repente por ahí asomaron unas antenitas. La familia nos vino a decir que dentro del cuerpo había una cucaracha". Entonces esto de pegarlos no es solo por estética, es para evitar estas situaciones también.

5. "Las frases que dice la gente durante los velorios son pequeñas joyas"

giphy.com

En un velorio muy triste, escuché como un allegado de la familia le decía a la recientemente viuda: "felicidades".

Es que vamos... nunca sabemos qué decir en ese momento.

6. "Si el cuerpo es demasiado grande a veces hay que quebrar sus huesos"

giphy.com

Así es, a veces hay cuerpos que no entran así que se les debe quebrar algún hueso (omóplatos por ejemplo). O cuando las manos quedan duras se quiebran los dedos para luego posarlos cruzados encima del abdomen, esto sucede porque al fallecer se da el rigor mortis.

Si esto te suena escalofriante, no querrás oír cómo suena cuando lo hacen.

7. "No siempre los maquillamos"

giphy.com

No en todas las funerarias se hace ese trabajo. A veces simplemente se emprolija un poco, se pega y se viste.

"Una vez a una señora de 90 años la querían velar con el vestido de novia que había usado A SUS 20. En esos casos se corta la ropa y se la apoya sobre el cuerpo, a lo sumo se calzan las mangas y da la fantasía de estar vistiéndolo".

Spoiler alert: ver como visten a cuerpo inerte es una de las cosas más incómodas que puedan imaginar.

10. "Con el tiempo te acostumbras a los 'suspiros' de los cadáveres"

youtube.com

Ya sea por descomposición u otros factores se crean crean gases en el cuerpo y al salir sucede este fenómeno. Para muchos es el alma abandonando el cuerpo, los 21 gramos.

Ni hablar del susto que te puedes llevar la primera vez que un muerto "respira". Y ni que explicarte si en vez de por la terraza decide irse por el sótano.

11. "Cada espacio elige como hacer la "limpieza" del lugar (sí, hablamos de las presencias que puedan quedar)"

giphy.com

Las funerarias pueden quedar tan cargadas de sentimientos, almas y lo que cada uno crea, que cada tanto conviene "limpiar".

Los ritos de limpieza van de los más clásicos como prender maderas de palo santo, están quienes ponen vasos de agua para absorber energías, quienes contratan especialistas y religiosos, etc.

"Nos recomendaron no llevar ni mascotas ni a los más pequeños de la familia a las salas velatorias porque perciben más cosas que nosotros", explica una de las empleadas. Cuenta que a veces el perro de la familia iba y ladraba a la nada. Bueno, a lo que al menos nosotros no podemos ver.

12. "Crecer en una funeraria fue lo más normal del mundo... para mí, no para mis amigos"

giphy.com

Si bien para algunas personas es una locura pensar en un trabajo así, hay quienes nacen rodeados de ese entorno, del negocio que hace años se maneja en la familia.

"Una vez llamaron del jardín de infantes a una de las empleadas de la casa fúnebre para preguntarle porqué sus hijos mientras jugaban hacían que hablaban por teléfono y decían cosas como: "¿dónde se retira el cuerpo? ¿es con intervención policial?' Es que bueno, ese era el cotidiano de las criaturas".

13. "Hay gente que nos pregunta si es el cuerpo correcto o si el cajón no está lleno de otra cosa"

Vea este vídeo en Youtube

youtube.com

"A veces cuando el cajón está cerrado entran las dudas de qué o quién está ahí dentro. Pero antes de cerrar el ataúd algún familiar 'reconoce' el cuerpo, entonces sería poco probable que eso pase, aunque... si son cenizas..."

14. "¿No pensarás que en los crematorios te dan las cenizas 100% de tu finado? ¿cierto?"

giphy.com

De quienes las tiran al mar pero con el viento en contra, del cliente que le pidió a los empleados de la funeraria que revisen las cenizas a ver si la dentadura postiza de la madre se había quemado correctamente, de eso hay historias de sobra...

15. "Los velorios alegres son los mejores"

giphy.com

"Una vez una señora pidió que en su despedida hubiera mariachis. Y cuando se cumplió su deseo fue una sorpresa para los empleados y claro, para los parientes y conocidos de la persona que estaban velando en la sala contigua. Canta y no llores".

16. "A algunas personas les da ataques de risa"

giphy.com

"Todos la abrazaban para contenerla, pero ella no lloraba, se estaba riendo. Una amiga de la fallecida no podía parar de reírse, lloraba pero de tanto reír. Cuando se le pasó un poco explicó que al acercarse al cajón vio que su amiga tenía un ojo semiabierto. 'Parecía que me estaba guiñando el ojo y me decía que no estaba muerta, que era todo una farsa para molestar a los demás'", cuenta la que no dejaba de reírse.

17. "No es nada barato morirse"

giphy.com

"Alguien va a llorar por esto, seguro.

Cuando te enteres lo que salen las flores, palmas, coronas, el ataúd, traslado,los trámites, el espacio en cementerio, la cremación, los avisos en el diario, etc".

Nadie dijo que saldría barato morirse. Lo bueno es que si el deceso es tuyo, no tendrás que pagarlo.

18. "Hay más gente preocupada por la comida que repartimos que por cómo se siente la familia del fallecido"

youtube.com

Por más que haya tristeza, o no, los velorios son ideales para crear momentos. Y nadie se pierde la oportunidad de criticar. Qué si los sanguchitos que reparten son malísimos, que quién vino, quién no, ¿de qué murió?, y los que van pero en vida ni una vez aparecieron, etc.

20. "La última moda para despedirse con estilo son los ataúdes personalizados"

¿Eres de los que llevará el escudo de su equipo hasta la última morada?, bueno, hay empresas que preparan modelos especiales.

¿De qué sería el tuyo?

22. "A veces nos da miedo quedarnos pegados al cuerpo cuando usamos el pegamento"

giphy.com

Entre los miedos más recurrentes de los empleados están:

- qué el cuerpo se mueva

- que se les "rompa"

- equivocarse de cuerpo

- quedarse pegados al muerto cuando usan pegamento

- ubicarlo mal y que se caiga en medio del velatorio

Y a vos... ¿qué te daría miedo si trabajases en una funeraria?

Every. Tasty. Video. EVER. The new Tasty app is here!

Dismiss