back to top

Se inaugura en Buenos Aires el primer café temático sobre Julio Cortázar

Vida y obra del escritor se encuentran en un bar que propone actividades y espacios para compartir la vida de Cortázar, con una deliciosa propuesta gastronómica.

publicado
Damián Liviche/Café Cortázar

Las paredes cubiertas con tapas de sus libros, citas y frases, fotos de su vida parisína y porteña. Sus mujeres, sus mascotas (Teodoro y Flanelle), una rayuela a color y pronta a inaugurar, una biblioteca con todos sus libros para poder leer mientras degustamos la carta. Así es Café Cortázar.

Espacio para cronopios.

Damian Liviciche/Café Cortázar

Como en su biografía, acá conviven los guiños franceses con los argentinos. Algunas son mesas con tapa de fórmica, bien porteñas, otras son con disco de mármol, parisinas. En todos lados que observemos estará Julio.

Damian Liviciche/Café Cortázar

A cualquier hora podemos tomar un vermú acompañado de ingredientes. Con ese aire de los cafés típicos de antaño, en platitos de metal nos servirán estos acompañamientos.

Publicidad
Sara Facio

Julio Cortázar (1914-1984), nació en Bélgica, nacionalizado argentino y francés, fue uno de los autores más originales de su tiempo. Maestro del relato corto, prosa poética y la narración breve en general, habitó y deconstruyo estilos al gusto propio. Un intelectual que aprendió la literatura con erudición y la supo compartir e interpretar lúdica, irreverente y magistralmente.

Creador de estilos y palabras propias, de universos 'cortazarianos', armó construcciones e historias que son clásicos de la literatura mundial. Por nombrar algunos: Rayuela, Historia de Cronopios y de Famas, Un tal Lucas, La autopista del sur, y tantos más que valen la pena ser leídos.

Sabor a Maga.

Damian Liviciche/Café Cortázar

Las ensaladas son otra gran especialidad del lugar. "La Maga" trae rúcula, espinaca, croutones, salmón ahumado, parmesano y nueces. Y claro, un agregado: ese dejo en la nostalgia del personaje de 'Rayuela', Lucía, la compañera de historias de Oliveira.

Publicidad
Damian Liviciche/Café Cortazar

Una máquina de escribir igual a la que supo concretar las ideas de Cortázar, espera al lado de un café a que alguien vuelva a poseerla. Detrás vemos uno de los dos murales creados por Ricardo Villar. En ellos los gestos y rasgos de su cuerpo y su creación quedan plasmados. Villar falleció antes de terminar el segundo mural, y tal como lo dejó, nos espera en la esquina del barrio de Almagro.

Damian Liviciche/Café Cortázar.

Picadas, cerveza y panes artesanales. Los porteños tenemos esa costumbre de "salvar al mundo" desde la mesa de un café. Horas sentados en soledad, con libros o amigos, y desde ahí planear todas las soluciones.

Las picadas de Café Cortázar son abundantes y visitan sus textos. Una buena picada Bestiario, o quizás una Deshoras, todo siempre con el aire a nueva narración y encuentro.

Esquina cronopia, espacio literario y refugio musical.

Facebook.com

En el Café Cortazar suceden artes, siempre girando en torno al legado del escritor. Así es que el día de la inauguración oficial, 16/12, el dúo 'Swing Mamas' interpretó alguno de los jazz preferidos de Julio. Y además de los clásicos de Thelonius Monk, tocaron el tema que la cantante Guadalupe Rivero compuso para Cortázar: "Out of time/El Perseguidor", inspirado en este cuento.

Publicidad

'Siempre empezó a llover', muestra de fotos tomadas en el cuarto donde supo vivir Cortázar.

bernardocornejo.com

Además de las fotos e ilustraciones fijas en el bar, hasta el mes de marzo se exhibirá este trabajo del fotógrafo Bernardo Cornejo Maltz.

Tomadas en el año de su centenario (2014), en el propio barrio Rawson (Agronomía) y particularmente en el departamento que habitara Julio antes de su partida a París. Cornejo Maltz vivió toda su infancia cerca de esa casa sin saber a quién pertenecia, al regreso de un viaje, se muda a esa misma habiatación y comienza su ensayo fotográfico. La casa actualmente es propiedad de la socióloga Nelly Schmalko, quién le cedió el espacio para retratar lo que los ojos de Julio veían.

El lugar elegido.

Damian Liviciche/Café Cortázar.

Este edificio de 1898 que fue vivienda y almacén de ramos generales, carnicería, bar, hoy es el primer café temático en cuanto a vida y obra de Julio Cortázar.

Damian Liviciche/Café Cortázar

Entre las fotos, frases e ilustraciones, se distingue el cuadro de René Heisecke.

Café Cortázar es un espacio para 'cortazarianos', un lugar de encuentro cultural con actividades y una carta elaborada.

Publicidad

Amanecer buscando caras conocidas.

Damian Liviciche/Café Cortazar

Dan ganas de pensar que en la mesa de al lado nuestro estará un personaje salido de esas letras que recorren todas las paredes y el ambiente del café.

" Toco tu boca, con un dedo toco el borde de tu boca, voy dibujándola como si saliera de mi mano, como si por primera vez tu boca se entreabriera, y me basta cerrar los ojos para deshacerlo todo y recomenzar..." Capítulo 7, Rayuela.

¡Síguenos en las redes!

Every. Tasty. Video. EVER. The new Tasty app is here!

Dismiss