back to top

16 Cosas que aprendí cuando fui a una playa nudista por primera vez

Más difícil que quitarse la ropa, fue quitarse los complejos.

publicado

1. El lento streaptease de ropa y prejuicios.

giphy.com

Podés ser el más arrojado o el más tímido del mundo, si es tu primera vez, empezás muuuuuuuy lentamente a quitarte: primero lo de arriba, al rato un poco más, y así...

¡Bravo! ya estás desnudo (una pena que para esta hora ya no haya ni gente ni sol, la próxima, hazlo más rápido).

Publicidad

2. Pensamiento cruel número 1: "si esa persona pudo hacerlo, yo también".

giphy.com

Sí, porque en las redes sociales todos somos militantes de la libertad de cuerpos y demás, pero la playa nudista revela la Miranda Priestly que todos llevamos dentro. Somos mala gente.

6. Al principio puede resultar algo raro que sea familiar.

gifsoup.com

La idea de estar ahí con tanta infancia junta al principio parece extraña. Pero luego uno reflexiona lo bueno que hubiese sido crecer en un ambiente donde la desnudez y el apreciar su propio cuerpo son cuestiones cotidianas, y se alegra de que esas y esos pequeños aprendan a crecer sin tabú.

Publicidad

7. Recuerdas que debes respetar a tus mayores porque ellos son más cool que vos.

giphy.com

Si el primer impulso fue reírse o criticar al cuerpo mayor de edad, de repente te encontrás con señoras desnudas con sus pelos teñidos de colores (sísí, todos sus pelos) y te sentís un tonto. Primero por haberte reído de alguien que te lleva años de ventaja y mucha más actitud, y por otro lado los mirás pensando: "ojalá yo llegue así de radiante y cool".

BTW: las señoras nudistas y teñidas se rieron de mí porque estaba en la playa nudista con un libro. Y juro que estaba leyendo y no solamente tapándome las partes.

8. El vello y el bestia.

giphy.com

Sí, una nueva preocupación: tener el vello púbico a la moda.

Me sentí el más desprolijo. Todos tenían meticulosos cortes de diseño ahí debajo y yo parecía el indicador de humedad de una nación costera.

9. Cuando se queman las zonas que no conocían el sol.

giphy.com

Vamos... ¿cómo me iba a imaginar que debía ponerme protector justo ahí?

La primera noche dormí boca abajo porque tenía el trasero rojo de darle la espalda al sol.

10. Encuentras arena en partes de tu cuerpo que jamás imaginaste.

giphy.com

Pasó más de una semana que dejé la playa nudista y sigo teniendo arena en lugares que jamás habían tocado TAN directamente este material.

Y si eso les preocupa, les diré una sola ecuación:

arena + caminar 20 cuadras de regreso al hostal = fricción.

11. Un nuevo concepto: posturéo.

giphy.com

Porque así como estamos quienes no tenemos idea de nada, están quienes van a la playa a "posturear".

Esta palabra define a quienes van a impostar una postura y una imagen de superioridad y perfección que empequeñece a todos a su alrededor. Suelen ser cuerpos esculturales que se tiran sobre sus reposeras con poses dignas de un videoclip de Lady Gaga mientras nosotros luchamos para que nuestra toalla y nuestra dignidad no se vayan con el viento.

Nosotros le decimos NO al posturéo y SÍ al pasarla bien.

Publicidad

12. Se ha perdido todo lo artesanal.

grindr.com

Ya no hay juego de miradas, no hay sutileza ni romance. No hay un "perdoná, ¿te pregunto la hora?"... nono, acá, abrir aplicaciones de contactos, analizar perfiles y distancia y listo.

Así conocí a dos chicos: un italiano que se volvía a su país esa misma noche y un argentino viviendo en España que me dijo que no era su tipo pero que podíamos tomar unas cervezas.

Por favor, piensen en quienes no llevamos el móvil o quienes no tenemos WiFi en la playa...

13. El temor:

giphy.com

Cuando alguna parte de nuestro cuerpo toma autonomía y nos pone en evidencia es MUY incómodo.

Imaginen saludar a alguien como para entablar una conversación y de repente notar que una parte de tu propio cuerpo sobresale al punto tal de que parece un reloj solar y en la arena marcan que es hora de desaparecer de la faz de la tierra.

Bueno... le sucedió al amigo de un amigo...

14. Creo que salí desnudo en las selfies de mucha gente.

giphy.com

Cada vez que me tomaba una selfie tenía que moverme mucho o tapar estratégicamente con mi hombro o cabeza las partes de la gente tirada al sol que estaban detrás mío... claro... pero... ¿y si los demás no pensaron como yo y ahora mi culito blanco está en los muros de algún alemán o una rusa?

SHAME SHAME SHAME

16. BASTA DE ESCONDER NUESTROS CUERPOS.

tumblr.com

Se nos educa para avergonzarnos y esconder nuestros cuerpos creando una "moral" impuesta que luego nos lleva a trastornos y muchos problemas, entonces, estar en una playa nudista me ayudó a amigarme con mi imagen.

No tengo el cuerpo del gay que verán en las publicidades, a lo sumo me usarán para las parodias y "lo divertido".

Así que encontrarme tranquilo, sin presiones ni una idea libidinosa en mi cuerpo al descubierto, fue muy liberador y sanador.

Patrocinado

Every. Tasty. Video. EVER. The new Tasty app is here!

Dismiss