back to top

11 Cosas que las personas que viven con rosácea quieren que sepas

No son solo mejillas sonrosadas.

publicado

Mi nombre es Lex Gillies. Soy una bloguera de belleza y tengo rosácea.

Lex Gillies

¿Pero qué diablos *es* la rosácea? Permíteme explicarlo. Hablé con la Dra. Anjali Mahto, dermatóloga especialista & vocera de la Fundación Británica de la Piel, para que ofreciera ambos puntos de vista, profesional y de primera persona, sobre la afección y cómo controlarla.

1. Ciertas personas son más propensas a tener rosácea.

Instagram: @thebeautygeekette

Desarrollé por primera vez la rosácea a los 21. Siempre había tenido mejillas rojas y me sonrojaba fácilmente, pero a medida que pasaba el tiempo el enrojecimiento se volvió más severo, especialmente en ciertos puntos: al beber alcohol, después de ejercitar, cuando estaba bajo mucho estrés. Mi piel se sentiría extremadamente caliente y con picazón, casi como un sarpullido por calor, y podría tardar horas o a veces días en calmarse.

Al parecer tal aparición temprana de la rosácea es rara, como la Dra. Anjalo Mahto me contó: "afecta comúnmente a individuos entre 30-60 años de edad. Generalmente es más común en mujeres y a menudo se presenta con enrojecimiento facial; esto usualmente es intermitente al principio, pero con el tiempo puede llegar a ser fija. La rosácea tiende a afectar a aquellos que tienen tez clara, ojos azules u origen celta".

Publicidad

2. Nadie sabe con seguridad qué la causa.

Instagram: @ausskinfacebody

Existen muchas teorías: vasos sanguíneos más débiles que se dilatan más fácilmente de lo que deberían; genética; diminutos ácaros que viven en tu cara... *escalofrío*. Pero por ahora, nadie sabe con seguridad qué causa la rosácea. Puedes leer más de las investigaciones actuales sobre las posibles causas AQUÍ.

Aunque la mayoría de las personas nunca han oído hablar de la rosácea, es realmente bastante común. Un vocero de la Fundación Británica de la Piel explicó, "el Servicio Nacional de Salud estima aproximadamente que 1 de cada 600 personas son diagnosticadas con rosácea cada año en el Reino Unido".

3. Actualmente no hay cura.

Instagram: @talontedlex

Ser diagnosticada con una afección cutánea en el rostro es bastante aterrador, pero descubrir que no hay cura la hace más difícil de lidiar. Por suerte, existen formas de controlar la enfermedad y limitar sus efectos.

Tengo muchos consejos en mi blog el que puedes encontrar AQUÍ, que incluye consejos sobre los cambios que puedes hacer a tu cuidado de la piel, estilo de vida, dieta y mentalidad que verdaderamente ayudan. Algunos son más difíciles que otros (reducir el consumo de alcohol y lácteos fue traumático...) pero los resultados hacen que esas elecciones sean mucho más fáciles de manejar.

4. No es lo mismo que el acné.

Instagram: @talontedlex

Aunque las pústulas pueden parecerse al acné, las causas y por consiguiente, tratamiento, son completamente distintas. La Dra. Anjali Mahto explicó la diferencia: "Entre los síntomas de la rosácea se incluye sensibilidad de la piel del rostro, enrojecimiento, ruborización o una sensación de calor y pequeñas protuberancias rojas conocidas como pápulas. Algunas personas podrían desarrollar notorios pequeños vasos sanguíneos dilatados conocidos como telangiectasia. Otros problemas potenciales incluyen hinchazón facial, ojos arenosos, y aumento y enrojecimiento de la nariz (rinofima). [Mientras que] el acné es una afección común en la piel que es una combinación de comedones (puntos negros y granos) y puntos llenos de pus (pústulas), y por lo general comienza alrededor del momento de la pubertad".

Los tratamientos para el acné son típicamente demasiado severos y con desprendimientos para la piel sensible con rosácea, así que es interesante saber la diferencia.

5. No es una afección "bonita".

Katrin Davis/ BuzzFeed

Si tuviera un centavo por cada vez que alguien dijo "pero las mejillas rosas son tan tiernas" o usaron las palabras "brillo saludable" en lo que respecta a las rosáceas, tendría suficiente dinero para un transplante facial. El rubor está bien – un púrpura vívido, y que te pique y duela la cara no.

6. Es afectada por muchas cosas, tanto física como psicológicamente.

Instagram: @talontedlex

Los desencadenantes de la rosácea varían de persona en persona y puede cambiar con el tiempo conforme progresa la condición pero los desencadenantes más comunes son: estrés, alcohol, temperaturas extremas, bebidas calientes, comida picante y ejercicio. Puedes encontrar una lista de desencadenantes comunes AQUÍ, de una investigación conducida por la Sociedad Rosácea Nacional.

Yo tengo un truco ingenioso que funciona si algo agrava mi rosácea: Me pregunto a mí misma si es divertido, y si lo es mi piel usualmente se va a flipar. ¿Champán? Lo odia. ¿Una linda tarde de verano en una cervecería al aire libre? No. ¿Un baño de vapor caliente cuando está enfermo? En qué diablos estabas pensando.

Publicidad

7. Mantente al tanto de tus desencadenantes.

instagram.com

La mejor cosa que hice cuando estaba aprendiendo a manejar mi rosácea fue mantener un diario de mis síntomas. No necesita ser complicado, sólo escribes una descripción del rebrote y haces una nota de cualquier factor que pudiera haber contribuido.

Algunos desencadenantes son más fáciles de evitar que otros. Por ejemplo, ya no bebo vino blanco ya que un sorbito significa que mi cara púrpura podría probablemente verse desde el espacio exterior. Sin embargo, algunos desencadenantes son imposibles de evitar y simplemente tienen que ser aceptados. Por supuesto es más fácil decirlo que hacerlo: un doctor una vez me dijo que simplemente "evitara el estrés", como si no se me hubiera ocurrido. Oigan chicos, resulta que para no estar estresados, ¡simplemente lo evitamos! ¡¿Quién lo sabía?!

8. SPF es tu nuevo mejor amigo.

Instagram: @larocheposay

Yo uso SPF factor 50 cada día que salgo de casa, lo cuallo cual podría sonar como una molestia pero confía en mí – tu piel te lo agradecerá. Si no me crees, la Fundación Británica de la Piel es un gran defensor del SPF también: "Es extremadamente importante usar protector solar a diario para ayudar a manejar tu rosácea ya que la radiación UV es uno de los desencadenantes comunes. Idealmente se debería usar un SPF de 50 que provee un amplio espectro, protección UVA y UVB".

9. La gente es aún ignorante de la aparición de la rosácea.

imgur.com

Es un hecho triste que todos juzguen la apariencia, incluso si no se dan cuenta de que lo están haciendo. He tenido muchos comentarios hirientes en los pasados 10 años de aquellos que no entienden por qué mi rostro luce como luce.

He tenido comentarios que la gente quizá no le diría a alguien con una condición más conocida (por ejemplo acné o eczema): cada verano alguien dice "¡Parece que a alguien le dió el sol el fin de semana!". Las personas me han dicho "¡Estás sonrojanda, ¿él te gusta?!" Otros han cuestionado mi competencia en el trabajo porque lucía "nerviosa". Me han dicho que utilizo demasiado maquillaje.

Las chicas en los baños de los bares me han mirado como si tuviera un colapso porque estoy presionando mi cara hirviendo caliente contra los azulejos de la pared fría en un intento desesperado de refrescarme. Aún estoy aprendiendo o bien a ignorar, o a tratar de educar a la gente respecto a sus comentarios pero se hace más fácil.

10. Tendrás días en que no quieres salir de casa.

Instagram: @ladyrosacea

Aunque he tenido rosácea por más de 10 años, aún tiene la habilidad de devastarme. Algunos días me miro en el espejo y sólo quiero esconderme en mi departamento. Cualquier condición que afecte tu cara está destinada a tener un impacto en tu confianza porque no puedes escapar a ello. Para la mayoría de personas, es imposible seguir con su vida cotidiana sin cubrirse la cara y cuando su piel está fuera de control es fácil sentirse perdida y abrumada. Cuando tu piel se siente como si se estuviera incendiando, no puedes hacer de la vista gorda porque la rosácea te hace super consciente de tu rostro en todo momento, lo cual puede ser agotador.

En una investigación conducida por la Sociedad Rosácea Nacional se ha descubierto que muchas personas que sufren de rosácea encuentran que la condición tiene un impacto negativo en su confianza y vida social, con muchos teniendo problemas para establecer nuevas relaciones y encontrándose con que cancelan planes por cómo lucen y se sienten.

11. Visita tu GP.

Instagram: @talontedlex

No hay un test para la rosácea pero tu doctor podrá examinarte y decirte allí mismo si la tienes. Aunque un diagnóstico puede ser perturbador, yo sentí un tremendo alivio de saber qué es lo que me pasaba ya que significaba que podía comenzar a tratar y manejarla.

Así como cambios en tu estilo de vida, cuidado de la piel y dieta, tu doctor o dermatólogo puede asesorarte sobre una amplia gama de tratamientos. El Dr.Anjali Mahto enumeró algunas de las opciones disponibles la cuales incluyen "antibióticos orales, tratamientos tópicos, medicación anti-enrojecimiento y terapias láser para tratar la rosácea". Puedes leer más respecto a cómo manejo mi rosácea aquí y cómo abordo el cuidado de la piel aquí.

Sea que decidas ir tú solo(a), o conseguir la ayuda de tu doctor, sólo recuerda que esta condición no te define. Por cursi que suene, aprender a aceptar mi cara, grande y roja como es, ha sido el paso más grande en el manejo de mi rosácea.

Every. Tasty. Video. EVER. The new Tasty app is here!

Dismiss