go to content

Este hombre fue embalsamado para que pareciera estar vivo en su propio funeral

"Queríamos recordarlo como era".

publicado
Marin Funeral Home

Una familia de luto a menudo muestra el dolor de manera sorprendente. Sin embargo, la familia de Fernando de Jesús Díaz Beato, un hombre de 26 años al que trágicamente dispararon y asesinaron en la puerta de su casa en San Juan, Puerto Rico, optó por honrarlo tal y como vivió.

La familia eligió honrar la vida de Beato a través de los servicios de la Funeraria Marín de San Juan, una empresa conocida por sus funerales no tradicionales.

La funeraria ha sido pionera en ofrecer servicios de muerto parado desde 2008. Ese año organizó su primer funeral no tradicional. A petición de la familia, se colocó el cuerpo de Ángel Luis "Pedrito" Pantojas, de 24 años, otra víctima de asesinato en Puerto Rico, en la sala de estar de la familia.

"Cuando murió, la familia nos dijo que les gustaría que estuviera de pie", dijo Damaris Marín, director de la funeraria, a BuzzFeed News. "Pensamos que era broma. Entonces su madre llegó a la funeraria y nos dimos cuenta de que era algo serio".

La funeraria ha organizado otros nueve funerales no tradicionales, dijo Marín.

Le gustaba jugar al baloncesto y trabajaba en un restaurante de una zona turística en Isla Verde.

"Todos sus vecinos lo querían" dijo. "Todos lo recordaban".

La familia quedó destrozada cuando Beato, como lo conocían sus amigos y vecinos, fue asesinado el 3 de marzo.

La policía le dijo a El Nuevo Día que todavía no han encontrado el motivo de su muerte.

Estaba sentado en una silla de la casa de su madre. Díaz Beato decía que su madre guardaba la silla cubierta en plástico y se negaba a que Beato se sentase en ella, a pesar de sus muchos intentos.

"Oh, dios mío" protestaba. "Solo podré utilizarla cuando muera".

Siempre se podía ver a Beato con un cigarro y una gorra negra. Sus pantalones caqui y zapatillas de tenis eran nuevas.

"Esa era su forma de ser", dijo Díaz Beato.

La funeraria le mantuvo los ojos abiertos como una sorpresa para la familia.

Marín dijo que ha sido objeto de críticas durante los funerales no tradicionales, pero contó que solo busca complacer a los familiares y ayudarles en su duelo.

(AP Photo/Ricardo Arduengo)

El cuerpo de Georgina Chervony Lloren, quien murió por causas naturales a los 80 años de edad, estuvo sentado en la funeraria de Marín en mayo de 2014.

"Algunas personas dicen que no se ve bien", dijo. "Prefieren algo más tradicional, pero si eso es algo que la familia quiere, ¿por qué no hacerlo?"

Instantáneamente pareció estar más feliz, dijo Díaz Beato, y exclamó lo mucho que se parecía al "hijo que era".

"Queríamos recordarlo como era", dijo Díaz Beato.

Contó que el funeral fue un apoyo a la familia en el duelo por su pérdida.

"No recuerdo nada triste", dijo. "Me sentí muy feliz".

Every. Tasty. Video. EVER. The new Tasty app is here!

Dismiss