back to top

45 Cosas asombrosas que las mujeres pueden hacer durante su período

Intenta llegar a nuestro nivel.

publicado

1. Realizar cirugía de corazón para salvar la vida de alguien mientras simultáneamente pierdes grandes cantidades de tu propia sangre.

2. Ir a trabajar y no faltar, a pesar de que tus calambres te están haciendo retorcerte del dolor.

3. Subir 5 pisos por la escalera cuando el ascensor se rompe en pleno verano, goteando sudor y sangre.

4. Enseñarle a un salón lleno de niños gritando cómo leer un libro mientras casi inundas la toalla.

5. Soportar un largo camino al trabajo mientras tu útero te está causando extremo dolor físico.

6. Quedarte hasta tarde en el trabajo por la tercera noche consecutiva a pesar de que has estado sangrando por tres días seguidos y apenas puedes mantener los ojos abiertos.

7. Pasar todo el día construyendo hogares mientras pierdes coágulos de sangre por la vagina.

8. Administrarle anestesia a alguien antes de una operación y no equivocarte, a pesar de que estás luchando con diarrea causada por tu período.

9. Entrenarte para las Olimpiadas aunque tu útero te esté dando una golpiza porque no estás embarazada.

10. Correr una maratón mientras tu espalda grita de dolor debido a tus ovarios.

11. Guerrear por tu país mientras tienes diarrea menstrual.

12. Participar en un evento deportivo mientras el tampón se satura y derrama.

13. Proteger y servir mientras usas una toalla improvisada de papel higiénico porque tu período llegó temprano.

14. Llevar una bandeja con cinco bebidas y no derramarlas, incluso mientras te sale sangre de la vagina.

15. Cantar una ópera ante una audiencia gigantesca, aunque las notas altas te hagan expulsar un poco más de sangre.

16. Decirle a la gente cual será el pronóstico mientras temes que tus calambres extremos te hagan hacer una mueca en vivo.

17. Cuidar a los hijos de otras personas durante el día mientras tu útero te hace doblarte de dolor por tu falta de hijos.

18. Limpiar el desorden de otros en los vestidores mientras sufres de constipación por causa del período.

19. Nadar en un océano sabiendo que puede haber tiburones y arriesgar tu vida porque tu período no sabe cuándo no aparecer.

Publicidad

20. Sacarle sangre a alguien mientras te preguntas dónde estará la cuerda de tu tampón.

21. Reparar una línea eléctrica mientras te preguntas si estás perdiendo suficiente sangre como para electrocutarte.

22. Presentar una declaración y luego ir al baño a orinar y olvidar que tenías un tampón y luego tener que tocar la cuerda llena de pis.

23. Calcular los impuestos de alguien mientras la toalla se te pega al vello púbico y arranca un poco cuando la quitas.

24. Estar en una larga reunión aburrida mientras sientes como si alguien te estuviera golpeando en la vagina.

25. Pasar todo el día codificando mientras sientes como si tus intestinos se estuvieran saliendo de tu cuerpo.

26. Escribir un ensayo sobre La guerra y la paz mientras vives la batalla de Gettysburg en tu útero.

27. Estar parada por horas en un metro ocupado mientras te sube sangre por la raya del trasero.

28. Pilotear un 757 mientras tu estómago está hinchado al 100%.

29. Soportar un vuelo de 15 horas mientras saturas tampones una vez por hora.

30. Negociar acciones mientras te das cuenta que tu flujo está especialmente fuerte y que estás lejos del baño.

31. Viajar a áreas remotas donde no hay retrete, y por lo tanto ningún lugar (privado) para cambiarte el tampón.

32. Rescatar a una familia de un edificio en llamas mientras sientes un dolor punzante desde tu estómago a la espalda baja.

33. Llevar un montón de cosas que acabas de comprar en Ikea a tu auto cuando tienes un tampón seco, porque tu período decidió no comenzar cuando se suponía.

34. Pasar horas escribiendo proyectos de ley después de haber usado un aplicador de cartón.

35. Idear nuevos diseños aeroespaciales mientras sientes que coágulos de sangre descienden hasta la toalla.

36. Moverte a paso de hombre en el tráfico de la hora pico, sintiendo que te vas a cagar ahí mismo.

37. Excavar una parcela para una nueva obra de construcción justo después de excavar un tampón, porque la cuerda se rompió.

38. Dar una presentación frente a un consejo de ejecutivos mientras se te escapa un pedo, y con él sale sangre.

39. Recoger a tus hijos de la escuela aun cuando sientes que ha estallado la Tercera Guerra Mundial en tu útero.

40. Ayudar a alguien a planear su jubilación mientras te das cuenta que el tampón se llenó y está a punto de chorrear en tu pierna.

41. Ayudar a tus hijos con sus tareas siendo que todo lo que quieres hacer es acostarte y desmayarte.

42. Cocinar la cena para tu familia mientras te preparas para tu próximo estornudo sangriento del período.

43. Sacar a tu perro para que vaya al baño después de sentarte en un inodoro durante 35 minutos perdiendo lo que parece ser litros de sangre.

44. Celebrar tu cumpleaños 50 y pensar que ya no tienes más períodos, cuando justo te aparece tu maldito período de nuevo. ¡¡Feliz cumpleaños para mí!!

45. Y finalmente, obligarte a salir de la cama una vez al mes mientras que tu maldito período hace fuerza para salir de ti.

Nota: Esta publicación pretende reflejar las experiencias de muchas mujeres cisgénero, aunque sabemos que también puede aplicar a personas trans y de género no binario.

h/t Madeleine Trebenski, McSweeney's

Este post fue traducido del inglés.

Patrocinado