back to top

El autor de "Thirteen Reasons Why" defiende las escenas de violación explícitas

"Es incómodo, pero está bien", le dijo Jay Asher a BuzzFeed News. "Así tiene que ser". ADVERTENCIA: esta publicación contiene spoilers.

publicado

Han pasado 10 años desde que la primera novela de Jay Asher, Thirteen Reasons Why, debutó. El libro se convirtió en un éxito de ventas y cuenta la historia de una estudiante de secundaria, llamada Hannah Baker, que se suicida y deja una caja con 13 casetes que describen las razones de su suicidio y menciona a las personas responsables del hecho.

Y al igual que la novela en la que se basa, la adaptación para televisión, que se estrenó en Netflix la semana pasada, no tiene miedo de representar el suicidio y la violación de manera cruda y gráfica.

"Es incómodo, pero está bien", le dijo Jay Asher a BuzzFeed News. "Así tiene que ser".

El tildar de zorra, el acoso y la agresión sexual son fundamentales para la historia de Asher, en particular para Hannah (Katherine Langford) y su examiga Jessica (Alisha Boe). En una escena, el novio de Jessica, Justin (Brandon Flynn), la deja en la cama durante una fiesta porque está demasiado borracha para tener sexo. Bryce (Justin Prentice), un atleta popular, entra antes de que Hannah salga de la habitación y sin querer termina involucrada en la situación. Se esconde en un armario, se congela y ve a través de las ranuras de la puerta cuando Bryce se desabrocha el cinturón, mueve el cuerpo medio consciente de Jessica al borde de la cama, le baja la ropa interior y empieza a penetrarla. A lo largo de 13 Reasons Why (también conocida como "Por trece razones"), aparecen algunas versiones de la escena desde la perspectiva de varios personajes.

En el episodio 12, Hannah termina accidentalmente en una fiesta en la casa de Bryce y más tarde queda sola en un jacuzzi con él. En una escena gráfica, se puede ver que Hannah trata de resistirse a Bryce a medida que este se le acerca. Él la sujeta contra el borde del jacuzzi, le baja la ropa interior y le empuja la cabeza contra el piso. La cámara enfoca la cara y las manos de Hannah mientras que su cuerpo se paraliza totalmente y sus ojos se ponen vidriosos mientras Bryce la viola.

"Sé que algunos de los que escuchan piensan que pude haber hecho más o que debí hacer más", dice Hannah en una de las cintas. "Pero perdí el control. Y en ese momento, sentí que... sentí que ya estaba muerta".

Asher piensa que "la mejor decisión" fue haber retratado las agresiones sexuales de 13 Reasons Why de la forma más auténtica posible.

"Algunas personas dijeron que era demasiado gráfico, pero se trata de algo gráfico", dijo Asher. "Es como si dijeran que no es apropiado mostrarlo. Pero decir que no es apropiado mostrarlo es como decir que es algo que se debe esconder.

"Si estamos haciendo esto, es porque es algo que no se puede ignorar o simplemente restarle importancia", continuó. "Te tienes que sentir incómodo cuando lo veas, de lo contrario, no entenderás lo que le pasa. En cierto modo, es irrespetuoso decir que sabemos que estas cosas suceden, pero no nos queremos sentir incómodos por eso".

Cuando Asher escribió originalmente la escena en que Bryce viola a Hannah, pensó específicamente en un público de chicos de secundaria.

"Quería que los chicos se sintieran incómodos cuando lo leyeran, y tanto el libro como la serie concordaron en mostrar que Hannah nunca dice no", dijo. "Porque eso es lo que siempre escuchamos, ¿verdad? Que cuando una chica dice no, es no. Pero hay muchas veces en que una chica tiene miedo de decir no por varias razones, y eso no quiere decir que si no dice no, entonces todo se vale. Hay que ser mejor persona que eso".

Asher dijo que estuvo de aquí para allá con su editorial, ya que les preocupaba que las escenas gráficas de la violación acarrearan una posible censura o el libro fuera prohibido, o no se permitiera en las escuelas y las bibliotecas.

"Creo que lo que mi editorial dijo fue: 'Si no te sientes incómodo al leer esa escena, entonces no entiendes lo que está sucediendo y no vas a estar obligado a confrontarla'", recordó.

En cuanto a las escenas que se rodaron para la serie de Netflix, Asher sigue pensando lo mismo: La intensidad de estos momentos que se enfocan en la víctima permite que muchos se sientan identificados con Hannah o se sientan apoyados.

"Muchas personas han dicho que se identifican con el personaje de Hannah y que se han visto reflejados en ella porque han pasado por lo mismo", dijo Asher. "Te quitas la tensión de encima cuando te das cuenta de que alguien entiende, y eso solo va a ocurrir si entiendes que la persona que escribe el libro o las personas que están interpretando estos personajes en el programa están haciendo su mejor esfuerzo para mostrar cómo suceden estas cosas en la vida real".

Este post fue traducido del inglés.


Publicidad

Every. Tasty. Video. EVER. The new Tasty app is here!

Dismiss